AVISO:

Esta es nuestra web antigua.
La hemos dejado aquí para que todo el mundo pueda consultar
los artículos escritos antes de Noviembre de 2014 que todavía
no hemos copiado a su ubicación definitiva.

Para ver todos los artículos escritos desde Diciembre de 2014 en adelante,
por favor visita nuestra nueva página web.

Concentración en el SAE de Huelva por el empleo y la dignidad

abril 30, 2014 por  
Publicado en: Noticias

Huelva 2Esta mañana, convocados por la Coordinadora Estatal de la Dignidad, miles de personas en todo el Estado han ocupado las delegaciones de los Servicios de Empleo Autonómicos/INEM. Esta acción, que ha sido sostenida por las distintas Coordinadoras Provinciales de la Dignidad, está enmarcada dentro de una estrategia que tuvo su pistoletazo de salida con la Marcha del 22-M. La próxima convocatoria será el 21 de junio, cuando cientos de miles de personas ocuparemos los distintos Parlamentos autonómicos.
La causa del problema que estamos atravesando va más allá del reaccionario gobierno del PP. Se trata de un problema de régimen, y esto quedará visibilizado en la convocatoria del día 21 de junio. La causa fundamental de nuestros problemas hay que buscarla dentro de España y no “tirar balones fuera”. El problema fundamental sigue siendo que todos los pueblos que componen España están controlados por una exigua oligarquía que usa el Estado como fortaleza contra los trabajadores.Huelva

Barcelona: Entrevista a trabajadores de FNAC en huelga

abril 25, 2014 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

FNACPor JCE (m-l) Barcelona |

Álvaro trabaja desde hace seis años en FNAC a jornada completa. No está afiliado a ningún sindicato, pero no se resigna. Frente a los ataques de la empresa, Álvaro no duda en defender sus derechos y se ha unido a la huelga convocada durante la jornada de Sant Jordi, el 23 de abril.

JCE(m-l): El 19 de abril hicisteis huelga, hoy también, ¿qué os ha llevado a esta situación?

Álvaro: Tenemos motivos de sobra. Se nos ha bajado por enésima vez el sueldo, para conservar el salario anterior se nos ofrece hacer unas 300 horas más al año, se ha eliminado el seguro médico, los domingos y festivos nos los quieren pagar como un día normal… y, bueno, hay un montón de razones. Ha habido un ERE escondido a base de mobbing (acoso laboral), con el que han conseguido que recientemente veinte personas hayan dejado la empresa. Conozco también el caso de una persona a la que despidieron simplemente por quejarse de que en el almacén hace frío. Esto no puede seguir así.

¿Qué situación sindical encontramos en FNAC?

En el comité de empresa hay dos sindicatos: por un lado está CGT, y por otro la UGT, que es el mayoritario y el que claramente da prioridad a los intereses de la empresa, votando a favor de las cosas más descabelladas. La convocatoria de huelga surge a iniciativa de CGT. En principio parecía que UGT se sumaba, pero finalmente se ha echado atrás. No sé ellos qué alegan (no estoy al tanto), pero motivos para hacer huelga hay de sobra.

En general, ¿están organizados los trabajadores?

A medias. Hay gente sindicada, otros que no, y algunos que por ser relativamente nuevos en la empresa ni saben que hay sindicato. Pero, en cualquier caso, predomina el miedo a las represalias: hay compañeros muy sometidos a los cargos superiores, que ni se plantean defender sus derechos. Imagínate, cada dos por tres te llaman para darte la charla en el despacho; y en momentos como en el que estamos este tipo de reuniones se producen a diario. Claro, ahora se están organizando asambleas abiertas con todos los trabajadores, sindicados o no, y la empresa responde con contundencia.

La precariedad a la que condenan los contratos temporales y de media jornada son motivo de sobra para luchar, pero quizás también para no querer hacer huelga, ya que la empresa puede sustituir fácilmente un puesto de trabajo así. ¿Cómo responde la plantilla al llamamiento de CGT? ¿existen divisiones entre fijos y temporales?

Muchos nos hemos animado a luchar, pero es verdad que cuesta movilizar a los compañeros. Es normal, con contratos temporales la gente tiene miedo a quedarse mañana sin trabajo. Yo llevo muchos años y estoy cansado de que nos tomen el pelo: al menos hay que defender lo que tenemos, porque si nos quedamos de brazos cruzados las cosas sólo van a ir a peor. Pero, claro, la mayoría de gente que entra en FNAC no dura más de tres meses.  Por aquí han pasado personas muy competentes, que han trabajo de una manera profesional y que, sin embargo, les han echado a la primera de cambio sin alegar ningún motivo, simplemente empleando las herramientas que les ofrece la reforma laboral. FNAC conoce la ley a pies juntillas y le está sacando mucho partido: de hecho, desde que entró en vigor la reforma ha habido muchas reuniones para modificar las condiciones laborales, dos de ellas con éxito gracias al apoyo de UGT.

¿cómo puede suceder algo así? si en el comité de empresa predominan los delegados de UGT es porque, en teoría, cuentan con el apoyo de la plantilla y, sin embargo, no parecen defender los intereses de los trabajadores

En realidad, en este FNAC gran parte de la afiliación de UGT son cargos altos y medios que se autovotan. Como la mitad de la plantilla es temporal y el personal va y viene, predomina la desinformación. Sólo los que llevan más tiempo se implican en las elecciones sindicales y estas cuestiones. Imagino, además, que la empresa se encarga de contentar a esos altos cargos para tenerlos de su parte.

Volviendo al tema de la huelga y lo difícil que resulta que muchos trabajadores la secunden, nos preguntamos si se han planteado otras formas de hacer frente a los ataques de la empresa

La huelga es la herramienta más útil. En un día tan señalado como hoy, en el que FNAC podría vender miles de libros, los trabajadores nos plantamos y decidimos bajar la persiana, por decirlo de alguna manera. Es cierto que, pese a ser una práctica ilegal, se ha contratado personal con el que sustituirnos durante Sant Jordi y poder mantener abierta la tienda; pero hemos conseguido tener la suficiente repercusión mediática como para que los escritores le den plantón a la FNAC y no vengan a firmar libros, por no hablar de todos los clientes que hoy harán sus compras en otros establecimientos.

No obstante, es cierto que con convocar huelga no basta y que hacen falta métodos que den opción de luchar a los que se encuentran en condiciones más precarias. Yo no tengo la fórmula, la verdad, pero hay que inventarla.

Carles trabaja desde hace ocho años en FNAC, también en jornada completa. Es delegado de CGT en el comité de empresa. Su sindicato ha convocado la huelga del 23 de abril, de la que hemos hablado con él.

JCE(m-l): Un compañero tuyo, al que acabamos de entrevistar, nos ha sido comentando los motivos que os traen a hacer huelga. Nos ha llamado la atención la cuestión de los “falsos EREs”, ¿nos puedes explicar un poco en qué consisten?

Acogiéndose a la reforma laboral, cada año hacen un expediente 41, que quiere decir que todo el mundo que quiera puede marcharse de la empresa con indemnización de veinte días por año trabajado. Con este sistema se sacan de encima a la gente quemada por el acoso laboral y la constante presión. Es una manera de hacer limpieza por cuatro duros, puesto que la plantilla se renueva constantemente y las indemnizaciones raramente son de empleados con más de un año en la empresa. Además, hay que tener en cuenta que más del 60% de los trabajadores están contratados a tiempo parcial, razón por la cual el despido les sale todavía más barato. FNAC no quiere trabajadores estables y con antigüedad, sino una plantilla que sea siempre de gente nueva y resignada a cobrar entre 400 y 500 euros. De hecho, los que tenemos contrato a tiempo completo es porque llevamos muchos años en la empresa.

Por eso decimos que nuestra protesta no es sólo por motivos salariales, sino por una cuestión de dignidad, porque no queremos trabajar bajo el miedo constante a las represalias, con presiones que nos obligan a hacer más y más socios y seguros, sin derecho a tener ni un fin de semana libre al mes, etc.

¿Hay margen para la negociación entre trabajadores y empresa?

Nosotros estamos abiertos a la negociación, de hecho es lo que buscamos, pero ellos están cerrados en banda y no quieren dialogar. Por eso no nos queda otra que tomar medidas como la huelga de hoy. Tienen la cara de decir que así nos perjudicamos a nosotros mismos, cuando precisamente los trabajadores lo que queremos es que la empresa vaya bien y que pueda dar puestos de trabajo dignos. Sinceramente, son unos cínicos que aprovechan el contexto de crisis para declararnos la guerra sin ninguna voluntad de llegar a acuerdos. Si hacemos huelga es porque no nos queda otra opción.

En el comité de empresa, además de vuestros delegados, hay otros de UGT. ¿Qué relación tenéis con ellos? ¿Qué papel juegan en el comité? ¿Sabes los motivos de por qué no están participando en esta huelga?

Lo siento pero no quiero perder el tiempo hablando de ellos, no vale la pena. No entiendo por qué se han echado atrás. Nos gustaría tenerlos de nuestro lado, pero no ha sido posible, así que no tengo nada más que decir sobre ellos.

Como has mencionado, la mayor parte de la plantilla se encuentra en condiciones muy precarias. Teniendo en cuenta las dificultades que tienen los trabajadores para hacer huelga, y el hecho de que este modelo se está generalizando en todas partes, ¿no tendríamos que plantearnos otras maneras de protestar? La huelga es nuestra mejor arma, pero tampoco tiene sentido limitarnos a organizar un tipo de lucha que no todo el mundo sigue.

Eso se está haciendo hoy. Aquí no sólo hay trabajadores haciendo huelga. Hemos conseguido una convocatoria que cuenta con el apoyo de la sociedad. En los piquetes participa gente como vosotros, otras organizaciones y diferentes movimientos sociales. La sociedad quiere un trabajo digno, por eso se solidariza y hace huelga de consumo. Por otro lado, hemos conseguido que los escritores no vengan a firmar libros.

El empeoramiento de las condiciones laborales no es un hecho exclusivo de los FNACs de Barcelona, sino que se da en toda España, ¿cómo se está organizando la lucha en otros territorios? ¿Os estáis coordinando de alguna manera?

La CGT sólo tiene presencia en los comités de los centros de trabajo de Barcelona. En el resto de España la situación depende mayoritariamente de UGT. Efectivamente, compañeros de Madrid u otros lugares estarán sufriendo situaciones parecidas, pero sus delegados no organizan ni siquiera concentraciones. Sus motivos tendrán, yo en eso no entro.

Pero en Murcia, por ejemplo, tenemos entendido que se estaba planteando la convocatoria de una huelga indefinida intermitente con la idea de sólo faltar al trabajo los sábados. Tenéis alguna noticia al respeto?

Creo que son acciones que no llevan a ninguna parte, precisamente por las condiciones laborales que mencionábamos. Es difícil que esta idea pueda tener éxito… ahora mismo, convocar huelga cuatro días al mes es poner al trabajador entre la espada y la pared. Se tiene que buscar algo diferente, hacer huelgas inteligentes como la de hoy, que puedan hacer daño a la patronal. A la vez, es obvio que tenemos que intentar golpear juntos en todo el estado, pero por desgracia esta posibilidad no depende de CGT.

Por último, teniendo en cuenta que lo pasa a la FNAC no es un hecho aislado y que la patronal sabe perfectamente que el pulso lo está haciendo a toda la clase trabajadora, es importante buscar la convergencia entre los diferentes sectores en lucha. En este sentido, ¿tenéis algún contacto con trabajadores otras empresas que también estén luchando?

Sí. Precisamente en este piquete cuentan con la presencia de trabajadores de Panrico. Son un ejemplo de dignidad, llevan seis meses de huelga indefinida y no se rinden. La lucha en la FNAC apenas acaba de empezar, pero esperamos reforzar los lazos de solidaridad con los compañeros de Panrico y de otros lugares.

1º de Mayo: Unidad de la izquierda para romper con el régimen

abril 20, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

20140501 Cartel 1MayopEl 1º de Mayo es un día de fiesta en el que la clase obrera expresa la conexión internacional de su lucha por la emancipación. Es también una jornada en la que debemos recapitular sobre los objetivos y necesidades políticas de nuestra clase, más aún cuando hacemos frente, desde hace años, a una ofensiva brutal del capital imperialista que amenaza nuestras conquistas y nos arrastra hacia la barbarie de la explotación en sus formas más cruentas.

En todo el mundo crecen las señales de peligro: las potencias imperialistas se enredan, y nos enredan, en continuos conflictos; las declaraciones belicistas se generalizan; azuzan a las fuerzas fascistas, que extienden su mensaje xenófobo, militarista y reaccionario. El capital imperialista habla de democracia, libertad y paz, al tiempo que niega derechos, recorta conquistas sociales y se prepara para la guerra.

En nuestro país, llevamos meses de constante y generalizada movilización que ha conseguido, es cierto, acercar a la lucha a los más amplios sectores populares y limitar alguno de los recortes más duros; pero no recuperar la iniciativa, que sigue en manos de la derecha envalentonada. Hace tiempo que empezamos un periodo político trascendental, en el que el régimen monárquico que nos impuso el franquismo, y que aceptó la izquierda institucional, se descompone a ojos vista, igual que las fuerzas políticas que lo han sustentado. Un periodo en el que es posible sentar las bases de un nuevo marco verdaderamente democrático y de progreso que dé perspectivas de victoria a la movilización social.

Sin embargo, tras dos años de un gobierno Rajoy que, presionado por la movilización popular, actúa cada vez más con formas tiránicas que bordean el fascismo, los dirigentes de los dos grandes sindicatos, Toxo y Méndez, se acaban de comprometer nuevamente, de forma irresponsable, en garantizar la paz social. Y lo han hecho cuatro días antes del 22M, en el que cientos de miles de trabajadores expresaron su disposición a la lucha, en una de las mayores manifestaciones de dignidad y rebeldía.

Por otra parte, cuando más rotundo es el clamor por la unidad y por la ruptura, la izquierda se presenta a la próxima cita electoral más dividida y dispersa. Unos, manteniendo los mismos dirigentes oportunistas que la han enlodado hasta ahora en la política de consenso y compromiso con el sistema; otros, poniendo en cuestión la necesidad prioritaria de luchar organizadamente y con claros objetivos de clase, y negando el carácter político de la lucha social.

En la Guerra entablada entre el proletariado y el capital imperialista no cabe esperar treguas. Por separado somos débiles. Necesitamos aunar con otros sectores nuestro esfuerzo en la defensa de las conquistas sociales y democráticas, frente al enemigo común: la minoría oligárquica que controla los resortes políticos, las instituciones y el régimen que le da cobertura. Pero la unidad no es “neutra”; debe darse para recuperar los objetivos políticos y de emancipación a los que renunció una parte de los dirigentes de izquierda, que se empeñan en mantener el control de las organizaciones.

De igual forma, no basta con defender un programa de medidas concretas, cuya aplicación sabemos que solo es posible si encaramos el problema desde su raíz: la ausencia de un verdadero marco democrático. Lucha sindical y política, reivindicación social y democrática, van indisolublemente juntas.

Los meses venideros van a ser trascendentales para los trabajadores. Es posible y necesario avanzar hacia la unidad de la izquierda por la ruptura; pero, si no se hace esto, también es posible que el ejemplo de movilización de estos años termine traduciéndose en frustración y reforzando, por lo tanto, a la derecha envalentonada.

No debemos desperdiciar más posibilidades, y para ello debemos abrir una lucha sin concesiones por la unidad y contra los dirigentes y las corrientes que se oponen a ella o pretenden limitarla. Esta es la principal conclusión que se plantea ante nuestra clase este Primero de Mayo.

¡¡¡POR LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA!!!

¡¡¡POR LA REPÚBLICA POPULAR Y FEDERATIVA!!!

¡¡¡POR EL SOCIALISMO!!!

¡¡¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!!!

MANIFESTACION NAVAL FERROL

abril 1, 2014 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

Otra vez en la calle los trabajadores de NAVANTIA  Ferrol  (antiguas Bazán y ASTANO) para exigir el cese de los despidos en la llamadas empresas auxiliares y que se contrate carga de trabajo; el jueves día 27 Marzo  salió en  manifestación  y en la jornada de trabajo toda la plantilla, y el Domingo 30 unas 10 000 Personas recorrieron las calles de la ciudad.  Esta vez el Comité de Empresa asumió y difundió la consigna de levantar el veto de la UE –aceptado y por los Gobiernos del PSOE y del PP- por el que se prohíbe a los astilleros de la antigua ASTANO la construcción de barcos civiles, veto que termina formalmente en Diciembre de 2014 y que ha significado la lenta agonía del sector naval en la ciudad y comarca, con el resultado de una tasa de  paro del 35% y 75000 trabajadores que no obran ya ni prestación ni subsidio por  desempleo.  Esta situación es más criminal si cabe si tenemos en cuenta que una parte de armadores y gobiernos que ha encargado buques a los astilleros noruegos por ejemplo –con mano de obra más cara que la española- manifestaron antes organismos de estudio y control de la construcción naval internacional que hubieran preferido construir en NAVANTIA, y no sólo para ahorrar costes sino por la calidad del trabajo.

El 22M debe abrir un nuevo ciclo de ruptura

marzo 23, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

20140322 FotoTras largos días de esfuerzos y muestras de solidaridad, las Marchas de la Dignidad han culminado su recorrido con un éxito apabullante, reuniendo a cientos de miles de personas llegadas de todos los rincones del país.

Por su parte, y como no podía ser de otra manera, el régimen heredero del franquismo ha vuelto a demostrar su verdadero rostro con el acostumbrado rosario de amenazas en los días previos, acusaciones disparatadas e identificaciones en las carreteras, tanto antes como durante el mismo día 22, dejando clara tanto su naturaleza de clase como su concepción de los derechos sociales y políticos.

Las marchas han retomado y revitalizado, así, el ciclo de grandes protestas iniciadas en 2010. Pero, además, han sido la expresión de múltiples luchas sociales (obreras, contra los desahucios, por los servicios públicos, por los derechos nacionales, por el derecho al aborto…), cuyos integrantes se han reconocido como defensores de una causa común y enfrentados a un mismo enemigo. La clase obrera, los pueblos de España, han demostrado contar aún con energías inagotables para hacer frente a las agresiones de la oligarquía y sus agentes en los diferentes gobiernos.

Sin embargo, con ser esto importante, lo realmente relevante, lo novedoso, lo constituye un tercer aspecto: los cientos de tricolores enarboladas por los manifestantes, el clamor unánime contra el Gobierno y la determinación de acabar con él partiendo de esta convocatoria; el convencimiento de que la lucha no es sólo por derechos sectoriales, sino contra todo un tinglado político y jurídico. Amplísimos sectores han superado así, con mucho, los objetivos y consignas que la izquierda más timorata, autoerigida en líder del movimiento, ha estado dispuesta a asumir desde el inicio de la preparación del 22M: si esa izquierda se resiste a romper con el régimen monárquico de los especuladores, el pueblo ha demostrado que quiere acabar con él.

De esta manera, y entre la desbordante satisfacción por el éxito de la convocatoria, se muestra al desnudo la profunda contradicción que aún atenaza y paraliza a la mayor parte de la izquierda, sea “institucional”, “radical” o “nueva”: la más completa sordera hacia el sentir de las masas trabajadoras y los objetivos políticos que, como mínimo, estas intuyen ya, y que pasan por la necesidad de romper abiertamente con un régimen caduco, opresor y corrupto. Unos objetivos que por el momento, y para mayor escarnio, ni siquiera cuentan a día de hoy con una opción que les dé expresión concreta en la primera contienda, la de las Europeas, del ciclo electoral que culminará con las Generales de 2015.

La izquierda en su conjunto debe tomar nota del avance cualitativo expresado hoy por sus bases, y actuar con la responsabilidad, la audacia y la contundencia que el momento requiere. Frente a un régimen en manifiesta descomposición, pero lo bastante fuerte aún para seguir asestando golpes a los derechos colectivos, nuestros pueblos están dispuestos a dar la batalla. Urge que quienes aspiran a representarlos se decidan a llevar esa firmeza al terreno político, apostando resueltamente por romper con el régimen monárquico; poniendo por delante los elementos que nos unen al conjunto de la izquierda y que permitan avanzar a las clases populares; y dando pasos efectivos hacia la unidad que dé expresión concreta a todo ello.

Nosotros, desde luego, no eludiremos esta responsabilidad y vamos a hacer cuanto sea necesario para llevarla a término.

Partido Comunista de España (marxista-leninista)

Secretariado del Comité Central

22M: Unificar la lucha social con una perspectiva política

marzo 21, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

22MEste fin de semana, miles de trabajadores convergerán en Madrid, procedentes de todos los rincones del país, para hacer visible la rebeldía de millones con­tra la miseria a la que nos está condenando el Gobierno Rajoy, fiel comparsa de los oligarcas españoles y europeos.

Las Marchas de la Dignidad deben ser un hito importante en la unificación de las diferentes luchas sociales, hoy dispersas tanto geográfica como sectorial y, sobre todo, políticamente. Deben servir para dar coherencia a las iniciativas por el derecho a la vivienda, por los servicios públicos, por los derechos laborales, etc., y también para acercar a los diferentes sectores en lucha. Deben servir para revitalizar la movilización popular, insuflándole nuevas energías y dándole continuidad en el tiempo y en el espacio a través de la constitución de comités o asambleas populares que dinamicen, estructuren y den coherencia a las luchas en los barrios y centros de trabajo. En este sentido, las Marchas y su preparación han potenciado la vinculación de la izquierda con los problemas sociales cotidianos y la recuperación, por tanto, de sus señas de identidad. Es un paso importante para avanzar en la construcción de la Unidad Popular.

Pero, sobre todo, el 22M debe servir para tomar conciencia de que es necesario ser audaces; de que, más allá de las rivalidades políticas, electorales o sindicales, la izquierda tiene que marcarse, como principal e ineludible tarea, el dotar al movimiento popular de objetivos políticos.

La exigencia de dimisión del gobierno Rajoy es un clamor desde hace meses en todas las manifestaciones. Diversas asambleas, en las que trabaja nuestro Partido, han asumido como consigna la necesidad de acabar con la caduca monarquía de especuladores y corruptos. El 22M ha sacado a las carreteras del país a cientos de esforzados activistas, y llenará las calles de la capital de miles de voces contra los recortes, la precariedad y la represión impuestas por el régimen. Hora es ya de ponernos manos a la obra para convertir ese torrente de protesta en una ola que acabe derribando la monarquía y abra el camino a una República que haga posibles mayores cotas de democracia y bienestar para nuestros pueblos.

¡Por nuestra dignidad! ¡Viva la lucha de los trabajadores!

¡Gobierno Dimisión! ¡Abajo el régimen!

¡Por la Tercera República!

Bera: Savera presenta un expediente para despedir a 56 de sus 137 empleados

julio 15, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

La empresa, dedicada a la fabricación y venta de componentes para ascensores, alega razones productivas para deshacerse del 40% de su plantilla. Hasta ahora, el Comité de Empresa (ELA) había negociado dos expedientes de suspensión temporal, desde abril del pasado año, para evitar las extinciones. Aunque la dirección lo niega, el comité teme que la empresa aproveche el momento para emprender una deslocalización de la actividad. El pasado enero, el grupo propietario de la empresa ya despidió a 47 personas de otra de sus firmas en la región, Funvera.

Entonces, los empleados de Savera emprendieron entonces acciones conjuntas con sus compañeros para rechazar el expediente. En la asamblea de trabajadores celebrada el día 11, el 79% de Savera votó a favor de iniciar una huelga indefinida a partir del 16. El comité ha señalado que, con ella, pretenden oponerse «a una deslocalización de libro como la que se pretende realizar en Savera», con la que se sustituiría «un producto altamente cualificado producido en Bera por otro de peor calidad importado de China».

Tortosa: Indo presenta un ERE para cerrar la planta.

mayo 25, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

La compañía de material óptico Indo notificó a los sindicatos que el próximo 20 de mayo presentará un ERE para el cierre de la planta de Tortosa (Baix Ebre). La fábrica está especializada en la producción de monturas de acetato para gafas y emplea a 31 trabajadores.

Los sindicatos UGT y CCOO mantuvieron ayer una reunión en la sede de los servicios territoriales del Departament de Treball en Tortosa, después de que la plantilla anunciara dos jornadas de huelga previstas para mediados de mayo. Los trabajadores señalan que «parece que es una política de empresa no querer producir gafas, sino sólo comprar y comercializar». Los sindicatos se mostraron contrarios a negociar indemnizaciones ya que consideran que la planta, que en los años noventa llegó a tener más de 250 trabajadores, tiene continuidad.

CASTILLA-LA MANCHA, Tarancón: DHL plantea una deslocalización territorial.

mayo 25, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

El comité de empresa del centro que la empresa DHL tiene en Tarancón pidió a la Junta de Comunidades que impida las pretensiones de la multinacional de llevar a cabo una deslocalización territorial, con el ERE de 104 puestos de trabajo de los 131 que tiene. El miembro del comité de empresa de CCOO advirtió que el ERE «puede ser una maniobra descarada de la multinacional para intentar derivar actividad a otras zonas de Castilla-La Mancha».

Los trabajadores afirman que «estamos en condiciones de demostrar que las intenciones de la empresa, con 61 centros de trabajo en España, es organizar movimientos para deslocalizar mercancía y generar centros de coste específico». También señalan que el ERE es una artimaña con la que la empresa «pretende que la administración le permita despedir trabajadores con una antigüedad media de 18 a 20 años».