AVISO:

Esta es nuestra web antigua.
La hemos dejado aquí para que todo el mundo pueda consultar
los artículos escritos antes de Noviembre de 2014 que todavía
no hemos copiado a su ubicación definitiva.

Para ver todos los artículos escritos desde Diciembre de 2014 en adelante,
por favor visita nuestra nueva página web.

Es imprescindible superar el actual marco político

noviembre 16, 2014 por  
Publicado en: Artículos

tricolorEditorial de Octubre, nº 77 (noviembre 2014)

La detección del primer caso de ébola en España ha puesto de manifiesto una vez más la ineptitud del gobierno en situaciones de emergencia. Negligencia, irresponsabilidad y mentiras han sido la tónica dominante del equipo de Rajoy y, como en ocasiones anteriores –Prestige, Yak 42-, se ha trasladado la culpa a las víctimas, en un ejercicio monumental de cinismo y desfachatez ética. Mientras cundía la alarma social, un nuevo caso de corrupción –las tarjetas opacas de Bankia– provocaba la indignación ciudadana y ponía al descubierto que los consejeros de esa entidad bancaria son una pandilla de ladrones que han saqueado y llevado a la quiebra a una institución fundada en el siglo XVIII.

Hay en nuestro país una sensación de desgobierno y un profundo deseo de cambio que no logra plasmarse políticamente. La izquierda sigue desunida y fuerzas como “Podemos” se mueven en la ambigüedad ideológica y difunden un discurso que favorece la desorganización de las clases populares e impide la toma de conciencia de clase. El resultado es que en amplios sectores sociales se ha instalado el fatalismo, la resignación y una especie de nihilismo que culpa a todos los políticos de ser los causantes de la corrupción y la crisis y criminaliza la política. Una situación muy peligrosa porque la desesperación social y la falta de una alternativa política dejan la puerta abierta al fascismo.

En este difícil panorama, nosotros, comunistas, tenemos que asumir en primer lugar un papel de clarificación política e ideológica, hacer pedagogía entre las masas. La situación actual, la catástrofe económica y social en que está sumido el pueblo español, no se soluciona con un cambio de gobierno o caras nuevas. Porque no estamos en presencia de una crisis de gobierno, sino que se trata de una crisis del sistema político, de una crisis del régimen. Es la monarquía impuesta por Franco, la Constitución de 1978 y el bipartidismo lo que está en quiebra. Es el sistema forjado durante los años de la Transición el que constituye el máximo obstáculo para superar los graves problemas que tiene nuestro país. La miseria y el paro no pueden solucionarse en el actual marco político, es imprescindible su superación. Necesitamos una verdadera ruptura democrática que se materialice en la proclamación de la III República.

El enemigo principal no es la “casta política”, como predican algunos, sino la oligarquía financiera y su expresión política: la monarquía borbónica. Ni todos los políticos ni todos los partidos son iguales. El bloque de poder oligárquico debe ser sustituido por un bloque popular capaz de llevar a cabo transformaciones estructurales en nuestro país. Este es el discurso que los comunistas debemos transmitir a la población. Y, simultáneamente, junto a esa labor pedagógica, tenemos que trabajar por la unidad de la izquierda para forjar un frente popular que haga realidad esa ruptura. La movilización sin objetivos políticos y sin dirección política es estéril, conduce al cansancio y, en consecuencia, a la inacción. La movilización en la calle debe servir para elevar la conciencia de la gente e incrementar su nivel de comprensión de la situación política. Marchas, manifestaciones y huelgas deben ser en las actuales circunstancias un instrumento para organizar la unidad popular.

Los comunistas debemos crear organización, combatiendo sin descanso la idea de que un difuso movimiento ciudadano es suficiente para cambiar la correlación de fuerzas. Nunca ha sido así históricamente. Los grandes cambios políticos, las revoluciones que han transformado el mundo, han tenido como base la organización. Las revueltas campesinas espontáneas sin dirección política y sin objetivos precisos siempre fueron aplastadas. Es, por tanto, una tarea prioritaria fortalecer organizativamente nuestro partido, tanto desde el punto de vista numérico como ideológico. Una sólida formación marxista-leninista nos permitirá combatir adecuadamente las desviaciones políticas e ideológicas que tanto daño nos han hecho.

Como dijo Lenin, un comunista es un propagandista, un agitador y un organizador. No lo olvidemos. No nos dejemos arrastrar por corrientes populistas y demagógicas maquilladas de izquierda. El PCE (m-l), con 50 años de combate al lado de los trabajadores, lucha por la República Popular y Federal, con el objetivo irrenunciable de la revolución socialista.

Firmado el acuerdo sindical que convoca a los trabajadores a la lucha.

mayo 19, 2010 por  
Publicado en: Noticias

Acuerdo 17-05-10

Ante la nueva agresión del régimen contra las clases populares, unidad y firmeza en la respuesta

mayo 15, 2010 por  
Publicado en: Comunicados

Zapatero acaba de hacer público su Plan de Medidas para acelerar la reducción del déficit. Se trata de un plan absolutamente inaceptable por reaccionario, y cuyo objetivo es defender los intereses de la oligarquía española, que se sigue enriqueciendo a manos llenas, a costa de inmensos sacrificios de la mayoría trabajadora.

Entre otras medidas, el Gobierno impone: la reducción del salario de los trabajadores del sector público, en un 5% de media a partir de junio, y su congelación en 2011; la suspensión de la revalorización de las pensiones; la aplicación inmediata de la exigencia del requisito de los 61 años y el cumplimiento del 25% de la jornada en la jubilación parcial; la eliminación de la prestación de 2.500 euros por nacimiento; una reducción de 6.045 millones de euros en la inversión pública estatal, entre 2010 y 2011, y la exigencia de un ahorro adicional de 1.200 millones en el gasto de Comunidades Autónomas y Entidades Locales. Ni una medida que afecte a las grandes rentas, a las entidades financieras, etc.

Todas ellas son medidas que, además de suponer en muchos casos nuevos sacrificios para los trabajadores, van a provocar una contracción de la actividad económica, como ha reconocido el propio Presidente del Gobierno. De esta forma, se agrava deliberadamente la crisis de la economía real, para asegurar los vergonzosos beneficios de una minoría de especuladores sin escrúpulos que son, por otra parte, los responsables de la crisis.

Tras dos largos años de crisis con unas consecuencias sociales demoledoras y atendiendo a las presiones de la clase política de la monarquía y de las instituciones imperialistas, el Gobierno social-liberal de Zapatero da un nuevo paso, que se suma a las medidas anunciadas en febrero: aumento de la edad de jubilación y del periodo de cálculo de las pensiones, recortes del gasto público en 50.000 millones de euros, amenaza de reformar por decreto la legislación laboral, aumento del IVA un 2%, etc.

Paso a paso, se conforma un férreo bloque contra los trabajadores y las clases populares que debemos romper. La economía política no es neutra; sólo caben dos opciones: aplicar medidas de protección de los derechos sociales y laborales y del empleo, reformar drásticamente la fiscalidad para acabar con el fraude de grandes empresarios y especuladores, que supera los 70.000 millones, recuperar el Impuesto de Patrimonio y de Sucesiones y Donaciones, establecer un impuesto a las grandes fortunas, imponer un control social y político de la economía controlando la actividad antisocial de los especuladores financieros a cuyo frente se sitúan los grandes bancos; o, por el contrario, aplicar sucesivos recortes, cada vez más duros contra los trabajadores, recortar las prestaciones y subsidios sociales, plegarse completamente a la voluntad de los «mercados», eufemismo con el que se encubren sinvergüenzas con nombre y apellidos perfectamente conocidos, que sientan en sus consejos de administración a representantes de la clase política del régimen y establecen sólidas alianzas entre sí.

El Gobierno ha tomado partido desde el principio por esta segunda opción. Quienes han arruinado la economía española, imponen ahora unas medidas que van a suponer la pérdida de conquistas que han costado mucho sufrimiento y dolor a generaciones enteras de trabajadores y luchadores.

El Gobierno debe pagar en términos políticos su traición y debe ser el proletariado español, las clases populares, quienes zanjen cuentas con él y con el régimen podrido que sustenta a los ladrones que la clase política oficial ampara. El PCE (m-l) llama, por ello, a los sindicatos a responder de inmediato a este nuevo ataque con toda la contundencia. La clase obrera española, la mayoría social trabajadora, no entenderían más el silencio de quienes deben dirigir sus luchas. No cabe plantear que una confrontación directa con el Gobierno pueda favorecer a la derecha tardofranquista: este Gobierno se ha situado deliberadamente enfrente de los intereses de la mayoría y con ello ha firmado su sentencia política; pero debe ser el pueblo trabajador quien lo arroje. Es preciso seguir el ejemplo del proletariado griego y responder con contundencia a las provocaciones de la oligarquía imperialista de la Unión Europea y sus servidores.

Llamamos a todas las fuerzas y gentes de izquierda y progresistas a redoblar los esfuerzos por responder de forma unitaria a estos ataques, reforzando las convocatorias sindicales, y a trabajar con responsabilidad y firmeza por alumbrar una alternativa que supere al régimen monárquico y sus pantomimas seudo democráticas: un marco republicano que permita poner en su sitio a la minoría empresarial y financiera que nos arruina.

¡Viva la lucha de la clase obrera!

Secretariado del Comité Central del PCE (m-l)

12 de mayo de 2010

20100512 Comunicado recortes ZP

EUSKADI: Miles de personas exigen en la calle un cambio de modelo económico

mayo 12, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

Casi 20.000 personas rechazaron el pasado 27 de marzo los recortes de derechos laborales y de pensiones que pretende llevar a cabo el Gobierno central. Con manifestaciones en Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Pamplona, bajo el lema «No más recortes en nuestros derechos sociales y laborales», los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e Hiru reclamaron la necesidad de un cambio de modelo que garantice un reparto de la riqueza, frente al «saqueo» de derechos que, con el apoyo de las instituciones, pretenden imponer la patronal y la banca. La movilización también denunciaba los ataques a las pensiones, los intentos de abaratar el despido y la ampliación del ámbito de trabajo de las ETT.

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, calificó a la patronal y a la banca como un «peligro social», mientras lamentaba el no contar con capacidad legislativa en materia laboral. La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, defendió la movilización en las calles ante el empeoramiento de las condiciones de los trabajadores.

CANARIAS: Los docentes desconfían de las intenciones del gobierno regional

mayo 12, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

Prosigue el conflicto por el nuevo decreto sobre la formación de bolsas de docentes interinos. De acuerdo con el STEC-IC, las asambleas de docentes de toda Canarias exigen al ejecutivo autonómico que el decreto sea retirado definitivamente y se empiece a negociar desde cero. El portavoz del sindicato ha manifestado que su organización defenderá frente al decretazo la posición que acuerden las diferentes asambleas de interinos y sustitutos, que han contado con una asistencia muy numerosa, «lo que da una muestra clara del nivel de concienciación y movilización que existe en torno a este problema». En todas las asambleas se ha mostrado el rechazo contundente al decretazo y se ha exigido a las centrales sindicales que se atengan a los acuerdos que emanen de ellas, y que se resumen en que las listas se mantengan como están en estos momentos. El STEC-IC afirma que no se fía del gobierno de Canarias, por lo que las huelgas y movilizaciones se van a suceder en tanto el decreto no sea retirado definitivamente.

Sevilla: Los maquinistas del AVE aprueban comenzar una huelga

mayo 12, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

La totalidad de los mandos intermedios maquinistas AVE-jefes de tren en Sevilla aprobó el día 8 en una asamblea mantener su convocatoria de huelga para el domingo 11, así como otros paros parciales de cuatro horas en total en los siguientes días. El sindicato CGT, mayoritario en este colectivo de trabajadores, precisó que aún debía celebrarse otra asamblea en Madrid. La CGT informa que en los últimos días no hubo ninguna negociación con la dirección de Renfe Operadora y que convocó esta huelga por haber roto la empresa «sus compromisos de acuerdo alcanzados con los trabajadores».

Jerez: Movilización en las empresas concesionarias

mayo 12, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero

Abril ha comenzado con las movilizaciones encabezadas por CCOO y UGT en defensa del empleo y el salario en las concesionarias municipales. Tras la manifestación realizada el día 5, ante los impagos del gobierno local (para entonces aún estaban sin cobrar cerca de 300 trabajadores de las concesionarias), el Ayuntamiento tuvo que comprometerse a abonar, en unos días, la nómina de marzo de las 210 trabajadoras de la concesionaria de la limpieza de las instalaciones municipales y colegios públicos (Limasa). Finalmente, el día 8 UGT y CCOO desconvocaron la huelga de 24 horas de las concesionarias del Ayuntamiento, prevista para el viernes 9, después de que cobrara la mayor parte de los trabajadores.

Los sindicatos han propuesto que sea el Consistorio de la localidad el que pague directamente a los empleados en caso de que las concesionarias incumplan los pagos, pues consideran que esta opción sería la mejor solución para acabar con el chantaje de las empresas hacia sus trabajadores.

Sobre las Últimas Movilizaciones

marzo 14, 2010 por  
Publicado en: Artículos

J.Romero

Dentro del sindicato, crecen las voces que reclaman más contundencia y menos dispersión de las movilizaciones. En efecto, la dirección de UGT se encuentra muy incómoda, forzada a ir en contra de sus mentores políticos; la mayoría de la dirección de CCOO, por su parte, está desorientada al ser consciente de su soledad política, del permanente sabotaje del sector fidalguista recalcitrante y de la falta de “tono” de muchos de sus cuadros sindicales, poco acostumbrados en los últimos años a fomentar la participación de los trabajadores y a realizar una actividad sindical constante en las empresas. Como consecuencia, la iniciativa política de los sindicatos de masas, es insuficiente, responden de forma esporádica y dispersa a las agresiones y provocaciones constantes de la derecha, el Gobierno y la patronal y falta, en definitiva, un plan sistemático de lucha. Pero, a pesar de estas limitaciones, es evidente que la movilización avanza, cosa imposible bajo el liderazgo del aventurero derechista JM Fidalgo: Entre el 23 de febrero y el 4 de marzo, de nuevo, centenares de miles de trabajadores se echaron a la calle en 57 ciudades de toda la geografía nacional, convocados por CCOO y UGT, contra los anunciados recortes en las pensiones. Centenares de miles de trabajadores unidos frente a la agresión en ciernes.

En plena crisis, la situación de paz social y entronización del consenso interclasista ha cambiado completamente.Las cartas están encima de la mesa y las distintas perspectivas de clase son cada vez más determinantes.

Esto lo tiene muy claro la oligarquía, que ha empezado a buscar con empeño el máximo grado de unidad entre las fuerzas que representan sus intereses (la mayoría del parlamento), para constituir frente a las clases populares un bloque unido, un frente oligárquico. Y el Gobierno de Zapatero que siempre ha buscado, más allá de su retórica de izquierda, el consenso con la derecha en los temas de Estado, ha pasado sin matices al campo del neo liberalismo puro y duro.

Zapatero ha decidido (si es que alguna vez tuvo, cosa dudosa, alguna veleidad social) no mover nada de lo esencial de su política económica centrada en ayudar a toda costa a los empresarios y financieros; y va a aplicar a rajatabla el programa de recortes que le dictan desde las instituciones imperialistas. Los elementos más reaccionarios de su partido y fuera de él : Solbes, Blanco, Almunia, Salgado, Mafo, González, etc, son sus asesores y representantes plenipotenciarios en materia económica.

Pasado el primer embite de la crisis en el que ha gastado la friolera de 190.000 millones de euros en apoyo al sector financiero, sin que éste haya hecho fluir el crédito, con el déficit público disparado y nula disposición a modificar en un sentido progresista la política fiscal, el Gobierno se dispone a cumplir los planes que quiere la oligarquía española y las instituciones de la Europa capitalista, recortando drásticamente el gasto público y aumentando los impuestos indirectos a partir de Julio, lo que va a agravar la situación económica y social en España. Consciente de que estas medias pueden radicalizar la movilización popular y, desde luego, van a tener un gran costo en términos políticos y electorales, necesita un pacto con la derecha neo franquista y nacionalista.

Hasta donde puede llegar ese acuerdo entre las fuerzas parlamentarias, está por ver: el pasado día 3 de marzo, José Blanco uno de los tres ultraliberales ministros designados por Zapatero para encabezar la delegación del Gobierno que negocia el “pacto de estado”, afirmaba que es más lo que les une con el PP, que lo que les separa. Parece claro, sin embargo, que , a pesar de los “guiños” continuos del Gobierno (pacto educativo, aval ministerial a la ley madrileña de área única sanitaria, etc), Rajoy no quiere un acuerdo global, sabedor como es, de que el tiempo es un arma de desgaste del Gobierno que juega a su favor. Es probable, pues, que, siguiendo la jerga de la Europa Capitalista, establezcan acuerdos de “varias velocidades”. Pero de lo que no cabe duda es de que todas ellas tendrán puesta la marcha atrás.

Y, para preparar el terreno para este pacto parlamentario, se está levantando un impresionante muro de la vergüenza, construido a base de mentiras, amenazas (veladas o no tanto), consejos “paternales” e interesados de todo tipo de “gurús” de medio pelo, expertos en casquería política y económica y , por encima de todo, perros siempre fieles a la voz de su amo. Y como argamasa, una insistente e insidiosa campaña de propaganda, vestida con ropajes de “información imparcial”, que utiliza las técnicas fascistas de manipulación de masas y aplica la máxima del nazi Goebbels: “una mentira repetida mil veces, se transforma en verdad”

Varían los matices: desde el insulto y el sarcasmo, a la recomendación “amigable”; pero la idea con la que se martillea la conciencia de las masas, es siempre la misma: las fuerzas políticas deben tomar con urgencia medidas necesarias, por muy dolorosas e impopulares que sean para todos (eso sí, cuando ellos utilizan el término “todos”, se refieren exclusivamente a la mayoría trabajadora).

Un aspecto central de esta campaña, es el ataque a los sindicatos de masas: conforme se recrudezca el clima social, va a aumentar la presión de la oligarquía y también el ataque contra ellos. En los años de bonanza económica, cuando la dirección de los sindicatos de masas era un puntal de las políticas de ajuste y “paz social”, la oligarquía alababa su “responsabilidad”; hoy, los oportunistas de derecha que dirigen los sindicatos, no pueden garantizar el consenso sin enajenarse el apoyo de los trabajadores y las organizaciones que dirigen, que se han convertido, frente a la atonía general de la izquierda política, en las únicas organizaciones capaces de encauzar eficazmente el movimiento obrero en esta batalla.

Como ya hemos advertido en otras ocasiones, no va a ser suficiente con estas masivas manifestaciones; probablemente tampoco, con la Huelga General que, sin embargo, se impone a corto plazo y que hay que empezar a preparar desde ya, respondiendo a la manipulación política con los datos implacables que prueban el latrocinio de la oligarquía española.

El problema que tiene planteado el proletariado español, es más político que sindical: en el Parlamento, dominan de forma abrumadora, las fuerzas de la derecha franquista o nacionalista y del social liberalismo. Y todas ellas, defiende los intereses de la oligarquía empresarial y financiera. Del puñado de diputados, formalmente de izquierda, todos han probado sobradamente su miedo a atacar (lo que resulta imprescindible) los cimientos del sistema monárquico surgido tras la transición. Todos están firmemente comprometidos con un sistema que ha hecho bandera del consenso interclasista.

Esta misma cuestión: la extrema debilidad de la izquierda política que abandonó el campo de la lucha de clases y el debilitamiento del sindicalismo reformista, se plantea en toda la UE. De hecho, la CES, que, con la única excepción, forzada por sus bases, de la CGT frances, se movilizó a favor de la reaccionaria Constitución de la Europa del Capital y de la Guerra, en 2.004 y 2.005, ha sido incapaz hasta el momento, de articular un programa de respuesta común del proletariado europeo, a las políticas neoliberales que se imponen en el viejo continente, planes de ajuste brutales, medidas “anticrisis” que recortan derechos sociales y laborales, directivas reaccionarias que unifican el ataque a los trabajadores europeos, etc. Y el resultado se ve: un ascenso del fascismo sin velos.

El escenario al que se encara el proletariado es duro, incluso podríamos decir que, desolador: sin izquierda digna de ese nombre en las instituciones, frente a un bloque común de la oligarquía y con la presión añadida de las instituciones de la Europa imperialista. Pero la clase obrera española ha soportado situaciones peores y en peores circunstancias, trabajando con perspectiva, unidad y objetivos claros. Se dirá que eran otros tiempos, pero se trata de recuperar aquél nivel de compromiso y las movilizaciones de éstos días pueden ser un paso más en ésa dirección.

Hoy se trata de pasar a la ofensiva en todos los órdenes, enfrentando al bloque de la oligarquía un frente popular, que una a todas las personas y organizaciones en las que se agrupa la mayoría social, en la pelea por un nuevo marco político y democrático que meta en cintura a la gran patronal empresarial y financiera y coloque en el eje de la acción de Gobierno los intereses colectivos de la mayoría. Como dice el viejo aforismo: esta batalla la podemos perder, pero si no la libramos,estamos perdidos.

Las movilizaciones de estos días prueban, a pesar del ocultamiento y la manipulación informativa, verdaderamente escandalosos, que el proletariado es fuerte y está dispuesto para la pelea. Por eso es preciso reforzar sus organizaciones sindicales y de masas y polítizar sus luchas. Las clases populares españolas, con el proletariado a la cabeza, se enfrentan a un enemigo de clase dispuesto a avanzar hasta donde sea necesario para frenar en seco su capacidad de movilización y cortar de raíz los derechos cuya conquista ha costado generaciones de permanente combate de clase. Solo queda, pues, prepararse para una lucha larga y difícil.

Vuelta al Siglo XIX

marzo 14, 2010 por  
Publicado en: Artículos

A. B.

En un contexto de agudización de la lucha de clases, debido a la crisis del sistema, y con una dura ofensiva del capital nacional e internacional contra la clase obrera a través de sus instituciones económicas, políticas y su aparato de propaganda, hete aquí que su abanderado español, la CEOE, redobla sus esfuerzos en esa dirección y plantea un contrato que en la práctica significaría echar una cadena sobre el cuello de nuestra juventud, esclavizarla.

Lo hace aprovechando el rebufo de la ofensiva del Gobierno del señor Zapatero contra los trabajadores que ha tenido su hito con la propuesta de disminuir el gasto público, hasta 2013, en 50.000 millones de €, llevar la edad de jubilación hasta los 67 años y la tentativa de ampliar el periodo de cómputo de las pensiones. Propuesta que el Banco de España, el FMI, la OCDE, la UE,…, es decir, la quintaesencia del capitalismo, aplaudieron (“dime quien te aplaude y te diré quien eres”, permítaseme la licencia) a la vez que decían al Ejecutivo que se había quedado corto, que había que profundizar esa política y abordar de una vez por todas su tan ansiada reforma laboral.

El contrato que propone la organización que preside el ejemplar Díaz Ferrán tendría una duración de 6 a 12 meses, sería para trabajadores menores de 30 años que cobrarían, “en el mejor de los casos”, el SMI (633.30 €/mes ) y sin derecho a indemnización ni seguro de paro. Todo ello aderezado con una cotización cero de las empresas a la Seguridad Social. ¿Puede ser más barata la fuerza de trabajo; menores los costes y mayores los beneficios empresariales; puede ser mayor la explotación? ¿No estamos ante una verdadera esclavización en pleno siglo XXI? ¡Toda una joya! Y se cargan de argumentos: “como en Francia”.

Estos son los verdaderos piratas. Unos parásitos. Son el auténtico cáncer de nuestra sociedad, a extirpar. Estos “salvadores de la patria”, “creadores de riqueza”, mientras intentan condenar al trabajador a la miseria y subyugarle obtienen, en plena crisis, beneficios escandalosos y reciben (¡sinvergüenzas!) retribuciones, indemnizaciones y pensiones multimillonarias (1).

La burguesía, con una verdadera conciencia de clase, consciente de la situación social, política y económica y conocedora de las fuerzas de su enemigo de clase, va a por todas. La debilidad de la izquierda le allana el camino. La principal fuerza que se le puede oponer, como hemos visto el 12 de diciembre y con las manifestaciones contra el “pensionazo” que están teniendo lugar estos días, son los sindicatos, y de ahí la campaña de descrédito contra los mismos que están llevando a cabo y que, seguramente, se intensificará. Quiere salir de la crisis fortalecida y con una derrota total del proletariado, derrota que nos llevaría a unas relaciones y condiciones laborales semejantes a las del siglo XIX y que podríamos arrastrar lustros. Sólo en nuestra mano, en la de las clases populares con la clase obrera a la cabeza, convertida en único puño, está que no sea así.

_________

(1) El mismo día que aparecía la noticia en todos los rotativos podíamos leer cosas como ésta: “Los ocho altos directivos que dejaron Endesa en 2009 se embolsaron entre todos 8.7 millones en concepto de indemnización”. “Endesa… retribuyó a su consejo de administración con la cifra récord de 38.4 millones de euros, cuatro veces más que un año antes”. “La mayor compensación fue para el ex consejero delegado, Rafael Miranda…, le corresponderá una pensión de 18.3 millones”. Público, 03/03/10.

Camas: Reclaman al Ayuntamiento que solucione el conflicto de los ex trabajadores

marzo 10, 2010 por  
Publicado en: Movimiento Obrero, Noticias

Los responsables provinciales de CCOO en Sevilla han reclamado al alcalde de Camas (PSOE) que se cumplan las sentencias que declaran los despidos nulos o improcedentes de 64 trabajadores, así como el pago de las indemnizaciones correspondientes. En febrero, los ex empleados iniciaron una acampada a las puertas del Ayuntamiento, que no ha respetado la presencia del sindicato en la comisión de empleo que debía tratar el conflicto. CCOO denuncia la estrategia dilatoria seguida por el Ayuntamiento, y han advertido sobre futuras movilizaciones más contundentes. El alcalde Rafael Recio, por su parte, ha atribuido los contratos «en fraude de Ley» a «la política clientelista y el enchufismo» de IU-CA, al ser algunos de estos ex trabajadores eventuales simpatizantes de la coalición.

Página siguiente »