AVISO:

Esta es nuestra web antigua.
La hemos dejado aquí para que todo el mundo pueda consultar
los artículos escritos antes de Noviembre de 2014 que todavía
no hemos copiado a su ubicación definitiva.

Para ver todos los artículos escritos desde Diciembre de 2014 en adelante,
por favor visita nuestra nueva página web.

El gobierno de Netanyahu continúa la política de limpieza étnica

abril 17, 2010 por  
Publicado en: Noticias

70 mil palestinos, a partir del día 14 del presente mes, están amenazados de ser desterrados fuera de Cisjordania.

  • Llamamos a la Autoridad Nacional Palestina a dirigirse al Consejo de Seguridad y a la Organización de Naciones Unidas para que decreten una solución que impida la limpieza étnica y el destierro de los palestinos.
  • Los países árabes están convocados para que se realice una reunión de la ONU con el objetivo de detener esta nueva tragedia y para sancionar a “Israel”, en virtud del artículo 7 de la Carta de este organismo internacional.

El Vocero Oficial del Frente Democrático para la Liberación de Palestina declaró lo siguiente:

Hoy, 14 de abril de 2010, el gobierno ultraderecha de Netanyahu-Lieberman comienza a ejecutar la política de limpieza étnica en Cisjordania.

70 mil palestinos están amenazados de ser expulsados fuera de Cisjordania. Esta es una expatriación de la tierra de nuestros ancestros y una política que se contradice con el derecho internacional y con la Cuarta Convención de Ginebra, que inhibe al ocupante cualquier cambio geográfico a través del colonialismo, demográfico con el destierro, la limpia étnica y la emigración forzosa.

La Autoridad Nacional Palestina está llamada a dirigirse, urgentemente, al Consejo de Seguridad y a Naciones Unidas para que estos organismos aprueben una resolución, que obligue al agresor Gobierno sionista a detener la expulsión de los palestinos de su tierra, y para que se impongan sanciones contra el estado colonialista, en virtud del artículo 7 de la Carta de Naciones Unidas.

Los países árabes están convocados a realizar una reunión extraordinaria de la ONU, bajo el lema: unidad por paz, con el fin de detener la nueva tragedia-Nakba, y para imponer sanciones a Israel.

Oficina Central de Información del Frente Democrático para la Liberación de Palestina

14 de abril del 2010

Una orden militar permitirá deportar a todo palestino de Cisjordania

abril 13, 2010 por  
Publicado en: Noticias

Una nueva orden militar israelí, que entrará mañana en vigor, permitirá la detención o la deportación de cualquier palestino residente en el territorio ocupado de Cisjordania si carece de un permiso de las autoridades sionistas. La medida ha sido calificada como «el peor paso de la política racista» que practica Israel por parte palestina, que apela a la comunidad internacional para que proteja los derechos de los palestinos.

GARA | TEL AVIV

Una nueva ordenanza militar que va a emitir Israel con el pretexto de impedir la infiltración de personas que puedan «dañar la seguridad nacional», y que entrará en vigor mañana, permitirá en la práctica la detención o deportación de decenas de miles de palestinos que viven en el territorio ocupado de Cisjordania.

La orden se dirige especialmente a los palestinos que no tengan un permiso de residencia emitido por las autoridades sionistas -aunque según varias ONG no define qué considera Israel como permiso válido- y, sobre todo, a quienes posean una tarjeta de identidad con una dirección de la Franja de Gaza, gobernada por Hamas, o que hayan nacido en ese territorio, así como a sus descendientes. También podrían verse afectadas aquellas mujeres de palestinos que hayan nacido en el extranjero. Se espera que uno de los grupos que resultará más afectado por la nueva medida es el de los palestinos que se trasladaron a Cisjordania en virtud de la reunificación familiar, en el año 2007.

Según la nueva orden, «una persona que está presente en la zona y no tiene un permiso legal» es un infiltrado que ha entrado en Cisjordania de forma irregular. Así, cuando mañana entre en vigor, decenas de miles de palestinos se convertirán automáticamente en potenciales delincuentes que pueden ser condenados a entre tres y siete años de cárcel y a 7.500 shekels (1.500 euros) de multa o deportados fuera de ese territorio.

Hasta el presente, los tribunales civiles israelíes impedían, en general, la expulsión de Cisjordania de ese tipo de personas, pero el nuevo decreto militar colocará bajo la única jurisdicción de los tribunales militares y las personas afectadas serán juzgadas como «infiltradas» y se enfrentarán a su expulsión hacia el país o la región de la que proceden «ilegalmente».

Consultado al respecto por AFP, un portavoz del Ejército israelí confirmó la publicación de la orden «destinada a impedir las infiltraciones». «El ejército se dispone a aplicar esta orden, que no concernirá a los israelíes, sino a quienes residen ilegalmente» en Cisjordania, agregó.

«Medida racista»

El jefe negociador de la Autoridad Palestina, Saeb Erekat, condenó la medida en un comunicado en el que afirmó que «estas ordenes militares pertenecen a un estado de apartheid» y suponen «un ataque a los palestinos y una afrenta a los principios más fundamentales de los derechos humanos».

Para Erekat, las órdenes «convierten a los palestinos en criminales en su propias casas y menoscaban los esfuerzos pales- tinos para gestionar sus asuntos internos», además de abrir la puerta a Israel para expulsar a cónyuges de palestinos que sean extranjeros, trabajadores extranjeros, israelíes y a aquellos que participen en manifestaciones por los derechos palestinos y contra la ocupación.

El dirigente palestino hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que «intervenga y proteja los derechos de los palestinos».

En declaraciones a Efe, Nabil Sha’ath, miembro del comité de la ANP encargado de las negociaciones con el Estado judío, calificó la orden del «peor paso de la política racista que practica Israel» desde la ocupación de los territorios palestinos en la Guerra de los Seis Días de 1967.

Sha’ath anunció que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) va a desplegar «una campaña ante la comunidad de naciones» para tratar de frenar en los foros internacionales esta medida, revelada ayer por medios de comunicación y organizaciones huma- nitarias israelíes.