AVISO:

Esta es nuestra web antigua.
La hemos dejado aquí para que todo el mundo pueda consultar
los artículos escritos antes de Noviembre de 2014 que todavía
no hemos copiado a su ubicación definitiva.

Para ver todos los artículos escritos desde Diciembre de 2014 en adelante,
por favor visita nuestra nueva página web.

ECUADOR: Nace Unidad Popular para agrupar a quienes aspiran a transformar el país

octubre 25, 2014 por  
Publicado en: Internacional

UPEcuadorUnidad Popular se cimienta en los principios ideológicos y políticos que inspiraron el accionar el MPD durante su existencia, en la tradición de lucha de su militancia que ha sabido dar todo por el objetivo de conquistar la Patria Nueva y el Socialismo

Construir una nueva organización de izquierda revolucionaria, que se convierta en una opción de poder es la principal resolución de la XVIII Convención Nacional del MPD realizada el pasado 27 de septiembre en Cuenca.

De esa forma la militancia emepedista dio respuesta a la decisión gubernamental de retirar el registro electoral que esa organización política mantuvo desde hace 36 años. En adelante, el MPD asume la denominación de Unidad Popular.

No se trata únicamente de un cambio de nombre se escuchó en varias intervenciones durante el debate abierto en la convención para decidir el futuro del partido de las listas 15. “Es el MPD en las nuevas condiciones en las que se desarrolla el país, que abre las puertas a los jóvenes, mujeres, nacionalidades y pueblos del Ecuador para que militen en una organización de izquierda que luche por transformar el Ecuador” manifiesta Giovani Atarihuana, electo director nacional de la naciente organización.

Unidad Popular se cimienta en los principios ideológicos y políticos que inspiraron el accionar el MPD durante su existencia, en la tradición de lucha de su militancia que ha sabido dar todo por el objetivo de conquistar la Patria Nueva y el Socialismo. Justamente por eso, durante la convención se destacó mucho la figura de Jaime Hurtado, uno de los principales líderes del MPD, asesinado durante el gobierno democristiano de Jamil Mahuad, y la de otros militantes que ahora enfrentan procesos judiciales impuestos por el correísmo, e inclusive prisión como los tres de Cotopaxi, o como Marcelo Rivera que debió pasar tres años encarcelado por voluntad expresa del presidente Rafael Correa.

Esta convención denotó la alegría, combatividad y compromiso político que ha caracterizado a eventos similares del MPD, pero la particularidad, y por qué no hablar de su trascendencia histórica, es la difícil decisión de dejar de lado su nombre, siglas y bandera históricas, para revestirse con una propuesta y elementos de identificación nuevos, aunque no distintos en su esencia.

“No es fácil tomar esta decisión porque muchos de nosotros nacimos a la vida política con este nombre que forma parte de nuestra identidad, pero es una resolución obligada por las circunstancias. No dejamos atrás al MPD, lo reconstituimos y lo proyectamos con otro nombre,” se escuchó reiteradamente en conversaciones entabladas entre los delegados, dispersos en grupos, mientras se realiza un receso para retomar el trabajo en la tarde.

No obstante, esa decisión fue unánime, pues los delegados llegaron a Cuenca tras un debate abierto al interior del MPD desde hace varias semanas, en aplicación de un ejercicio democrático que ha caracterizado a esa organización política desde su nacimiento.

Detalles de la convención

La Convención se instaló cerca de las nueve de la mañana; asistieron más de 3 mil delegados de todo el país, e inclusive un representante de los emepedistas migrantes en Estados Unidos y Canadá.

La mesa directiva fue presidida por Sebastián Cevallos, director provincial del Azuay. En ella estuvieron además: Lenin Hurtado, Luis Villacís (ex director nacional), Antonio Arízaga (representante de los migrantes), José Proscopio Sánchez (primer director nacional del MPD, elegido en 1978).

Paúl Carrasco, prefecto del Azuay, efectuó un cálido saludo en el que resaltó el trascendente papel y la consecuencia política mantenida por el MPD durante su existencia.

En representación de Pachakutik estuvo presente Lourdes Tibán, y por el Movimiento Montecristi Vive asistió Juan Cuvi.

Giovanni Atarihuana, subdirector nacional del MPD, presentó un informe que resumió el debate desarrollado en las 24 provincias del país, en el que planteó la constitución de Unidad Popular.

Delegados de varias provincias intervinieron en la discusión condenando la decisión del CNE de eliminar el registro electoral del MPD y respaldando la propuesta de conformar la nueva organización.

Los asistentes aclamaron y expresaron su solidaridad con la lucha que los estudiantes secundarios desarrollan en estos días y condenaron la prisión de los estudiantes del colegio Mejía.

Debido a la masiva concurrencia, muchos delegados siguieron el debate en otros salones a través de pantallas de TV expuestas para el efecto.

No faltó la provocación gubernamental. Cerca del medio día circuló la noticia que en donde se desarrollaba el evento habrían puesto una bomba, por lo cual se movilizaron equipos especiales de la Policía. El propósito gubernamental era desalojar el recinto para impedir que la convención finalice como se tenía previsto.

Constitución de Unidad Popular

La tarde fue destinada para discutir los aspectos relacionados ya con la estructuración de Unidad Popular. La convenció resolvió iniciar la recolección de firmas para lograr la legalización en el Consejo Nacional Electoral; no obstante ello, el MPD no abandonará la demanda internacional por la ilegal eliminación de su registro electoral.

La directiva nacional electa está encabezada por: Giovanni Atarihuana (director nacional), Mery Zamora y Sebastián Cevallos (Subdirectores).
Con el canto generalizado de “El pueblo unido jamás será vencido”, los delegados pusieron fin a este evento, con el compromiso de llevar adelante sus resoluciones, y de manera principal la recolección de firmas.

counter on tumblr