AVISO:

Esta es nuestra web antigua.
La hemos dejado aquí para que todo el mundo pueda consultar
los artículos escritos antes de Noviembre de 2014 que todavía
no hemos copiado a su ubicación definitiva.

Para ver todos los artículos escritos desde Diciembre de 2014 en adelante,
por favor visita nuestra nueva página web.

Sobre el genocidio en Gaza

enero 14, 2009 por  
Publicado en: Comunicados, Documentos

Resolución del Comité Central del PCE (m-l)

 

Sobre el genocidio en Gaza

El 27 de diciembre el ejército israelí comenzaba los bombardeos indiscriminados contra la Franja de Gaza, después de año y medio de férreo bloqueo, para después iniciar la invasión terrestre a sangre y fuego, dejando un rastro de muerte y destrucción. Más de 1300 muertos y 5.500 heridos, la mayoría civiles. Casas, mercados, mezquitas, escuelas, hospitales y universidades, incluidos centros de la ONU, han sido objetivo de las bombas, lo que evidencia que la agresión no iba dirigida sólo contra Hamás sino sobre el pueblo palestino y su resistencia. El genocidio perpetrado por el Estado de Israel ha mostrado su naturaleza nazisionista.Ha sido tan manifiesta la acción criminal que la propia ONU, a través de su relator especial sobre la situación de derechos humanos en Gaza, Richard Falk, se ha visto obligada a acusar a Israel de comisión de “crímenes de guerra”.

Pero estos crímenes no hubiesen sido posibles sin el apoyo y sustento del imperialismo, cómplice de quien es en esa región su punta de lanza. EEUU ha sido y es su principal valedor, que ha apoyado explícitamente la agresión sionista alegando que actuaba en “legítima defensa”. La UE, al tiempo que responsabilizaba a Hamas, confirmaba el “acuerdo de cooperación” preferente con Israel días después de iniciada la matanza. Triste ha sido el papel del Gobierno español, cuyas declaraciones no han ido más allá de calificar la agresión militar de “desproporcionada”, al tiempo que defiende ese acuerdo y sigue vendiendo armas a Israel.

Ahora ese imperialismo pretende lavarse la cara prometiendo la reconstrucción de las zonas devastadas por el ejército nazisionista. Los comunistas consideramos que debe exigirse que sea el propio Estado de Israel quien pague los ingentes daños materiales causados por las bombas sionistas y debe exigirse la apertura incondicional de los pasos fronterizos y el levantamiento del criminal bloqueo, permitiendo la libre circulación de personas y mercancías.

Asimismo, el CC del PCE (m-l), frente a la palabrería huera del Ejecutivo de Zapatero, exige la ruptura de relaciones comerciales y diplomáticas del Estado español con el Estado de Israel, así como la suspensión del citado “acuerdo de cooperación” preferente y el establecimiento de sanciones comerciales hasta que el Estado de Israel no cese en su política terrorista contra el pueblo palestino y otros pueblos de la zona y se respeten las fronteras del 67.

Queremos manifestar nuestra solidaridad fraternal con el pueblo palestino y nuestro firme apoyo a su legítima lucha por la libertad y por un estado palestino independiente. Saludamos, por último, la respuesta popular contra la agresión, y la digna respuesta que han dado los gobiernos de Venezuela y Bolivia. Asimismo saludamos, también, las manifestaciones que han sacado a la calle a decenas de miles de israelíes con el mismo objetivo.

Frente a la crisis capitalista

Respecto a la crisis capitalista que está sacudiendo la economía internacional, nuestro Partido ha constatado cómo el colapso ha afectado de manera más profunda y acelerada a la economía española, tal y como habíamos estado advirtiendo desde hace más de un año. En efecto, el carácter especulativo que ha predominado en este período, al amparo de un régimen político diseñado para blindar los intereses oligárquicos, ha servido para ir desmantelando el tejido productivo español, en paralelo a una progresiva depauperación de millones de trabajadores.

Ante esta situación, el Gobierno y la oposición conservadora han cerrado filas para proteger los intereses del capital, con cuantiosas aportaciones públicas, privatizaciones y regalos fiscales.

Sin embargo, el movimiento obrero no ha tardado en empezar a responder con la movilización, si bien centrando aún sus luchas en las reivindicaciones concretas: desde la negociación por los convenios, hasta la oposición a los ERE, pasando por la defensa de los servicios públicos, la clase obrera está logrando forzar a las cúpulas sindicales a dar pasos en la movilización frente a la crisis.

Se abren, por tanto, amplias perspectivas de trabajo de masas para los comunistas, con el objetivo de convertir la lucha social en lucha política.

En ese sentido, y tal como hemos venido señalando en la documentación y prensa del Partido, el Comité Central hace un llamamiento a todos los camaradas, y al resto de comunistas, a priorizar e intensificar el trabajo de masas y la propaganda contra la crisis y la carestía, a reforzar el sindicalismo de clase como medio de fortalecer la organización del movimiento obrero y a convertir el conflicto económico en una lucha política que sirva a los pueblos de España para avanzar hacia la superación del régimen monárquico de la oligarquía y la implantación de la III República Democrática, Popular y Federativa en la perspectiva del Socialismo.

Sobre la represión contra la izquierda independentista vasca

Las recientes detenciones de destacados dirigentes y militantes de la izquierda independentista vasca son una nueva muestra de la actitud antidemocrática y represiva del régimen monárquico español, y de la imposibilidad de resolver la cuestión nacional dentro del marco político actual. Las detenciones están vinculadas al antidemocrática y dictatorial Ley de Partidos, que niega, entre otros, los derechos políticos a decenas de miles de ciudadanos vascos y criminaliza a un amplio sector de la sociedad vasca, pero también a otros movimientos: frente al agravamiento de la crisis, la oligarquía española se ha dotado de un instrumento que le permite reprimir indiscriminadamente a todo aquel ciudadano u organización que intente luchar por la superación del orden político actual.

Por otra parte, la izquierda abertzale se encuentra prisionera de las actividades de la organización armada ETA, que se ha convertido en una fuente inagotable de argumentos para los organismos represivos del Estado español, que le permite justificar la represión permanente sobre el movimiento independentista de masas. No será con bombas indiscriminadas como el pueblo vasco logrará el legítimo derecho de autodeterminación, sino con su lucha organizada, junto a los restantes pueblos del Estado, por una alternativa democrática y popular a la monarquía española. La experiencia ha demostrado sobradamente que el enquistamiento del conflicto en el País Vasco no tiene salida en el marco político actual, y tampoco tiene salida en el reducido ámbito del País Vasco.

Desde el Comité Central del PCE (m-l) manifestamos nuestro rechazo a las nuevas medidas represivas del Estado español contra los dirigentes y militantes de la izquierda abertzale y nuestra solidaridad con los representantes populares reprimidos por el Estado monárquico, e insistimos una vez más en la necesidad de unificar las luchas del conjunto del Estado por la transformación del marco político actual a favor de una República democrática, única garantía del reconocimiento del derecho de autodeterminación de los pueblos del Estado frente al régimen monárquico represivo actual.

Comité Central del PCE (m-l)                                                       Madrid, Enero de 2009

counter on tumblr