Los creadores del clima de provocación son los responsables del ataque al HDP

Este 17 de junio, una persona entrenada antes en la región de las bandas terroristas yihadistas en Siria ha atacado la oficina provincial en Ízmir (Turquía) del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), que se organiza principalmente entre el pueblo kurdo, y ha asesinado a una joven, empleada de limpieza en la oficina. Se cree que el atacante tenía como objetivo una reunión de líderes del partido, que fue cancelada en el último minuto.

Deniz Poyraz, miembro del HDP y empleada del mismo partido, ha muerto en un ataque armado contra la oficina de la Organización Provincial de İzmir del Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

Este ataque es el resultado de una provocación cobarde y lo condenamos enérgicamente.

Más que quién es el tirador, debería cuestionarse de dónde obtiene este poder y en qué clima político se apoya.

El HDP ha sido el objetivo del bloque gobernante durante meses. Cada vez que los portavoces del gobierno abren la boca, emiten una orden tras otra para cerrar el HDP. El poder judicial abre los casos de cierre en paralelo a los discursos del poder político.

El HDP ha sido objeto de un linchamiento político en los medios dominantes, pero los portavoces del HDP nunca tienen la oportunidad de defenderse públicamente.

Quienes crean este clima de odio son los responsables de las evidentes provocaciones.

Debemos recordar que se produjeron provocaciones similares en Ankara durante las audiencias del “Caso Kobane”. Estos ataques contra el HDP, que es el tercer partido más grande en la Gran Asamblea Nacional de Turquía (TBMM), son un golpe al derecho a participar en la política y a las libertades políticas.

El régimen del “hombre único” ha estado tratando de criminalizar toda la lucha social a través del HDP. Lo que el orden gobernante de la mafia-pandilla le ha hecho al país debe tenerse en cuenta junto a este grave suceso.

Las fuerzas del trabajo y la democracia deben aumentar la solidaridad frente a estos ataques y provocaciones que tienen lugar desde un único centro. Porque lo fundamental son las demandas del pueblo de trabajo, pan, libertad, democracia y justicia.

No solo se debe encontrar al tirador, sino también a quienes instigaron el ataque. Se debe sacar a la luz esta oscura trama y todos los responsables deben comparecer ante la justicia.

 

Sedat Başkavak
Vicepresidente