Imprimir 

 VDlogo

 

Via Democrática

Queridas y queridos camaradas,

El asedio y las restricciones contra Vía Democrática se están intensificando a medida que se acerca la fecha de celebración de su quinto congreso nacional que tendrá lugar a finales de enero de 2022, sobre todo porque la organización tiene la intención de anunciar la constitución del partido de la clase obrera y de todos los trabajadores.

El régimen de Marruecos se prepara para poner todos los obstáculos posibles ante la celebración de nuestro Congreso, para impedir su celebración y con el fin de prohibirlo, en venganza de Vía Democrática por sus posiciones en defensa de la clase obrera, la clase de trabajadores y las distintas clases y grupos populares, así como su presencia en los distintos frentes y campos de lucha contra las políticas reaccionarias contrarias a los intereses del pueblo marroquí, contra la democracia de la fachada, contra la tiranía, la ferocidad policial, las graves violaciones de las libertades y los derechos humanos, y contra la normalización con la ente sionista.

Desde su creación, Vía Democrática (Annahj Addimocrati) ha sido objeto de restricciones y de la privación de sus derechos más básicos como partido legal.

En los últimos años, sin embargo, está restricción ha dado un salto cualitativo, ya que el partido fue amenazado con la disolución por parte del Ministerio del Interior. Las restricciones sobre la actividad de la vía democrática se intensificaron a través de:

-La privación sistemática de los espacios públicos y los medios de información pública.

-La denegación de las autoridades locales a entregar el resguardo de registro al constituir o renovar las secciones en diferentes ciudades y zonas rurales.

-La interdicción del Congreso del sector de la juventud en una sala pública.

-La persecución de sus miembros obreros poniéndoles en listas negras que forman los patronos y las autoridades en los barrios industriales y en los diferentes sectores productivos, para impedir sus contrataciones, discriminarlos y vulnerar sus derechos al trabajo.

-La privación de sus miembros del acceso a la función pública.

-La presión a algunas familias para evitar que sus hijos e hijas se adhieran a Vía Democrática.

-La detención y juicios injustos contra algunos de sus integrantes por su militancia y su lucha por las causas justas y su apoyo a las víctimas de violaciones de derechos humanos.

-La prohibición de colgar pancartas publicitarias y el rechazo de la concesión de visados a nuestros invitados (El Frente Popular para la Liberación de Palestina, el Partido Socialista de Zambia, El Partido Socialista Revolucionario de Sudáfrica).

-La represión de las campañas de boicot a las elecciones (impedimento, violencia, detenciones) y el constante acoso de muchos de sus activistas.

Se trata de violaciones flagrantes y graves de los derechos humanos y de la libertad de expresión y organización e incluso la violación de la propia Constitución que estipula la igualdad entre los ciudadanos en todos los ámbitos.

Existe una serie de organizaciones que están sujetas a restricciones y embargos, especialmente la asociación marroquí de derechos humanos porque es una organización de masas y tiene credibilidad a nivel continental e internacional debido a sus posturas sus principios y su valentía en la defensa de los derechos humanos todos los derechos humanos para todos y por qué vía democrática ha asumido un liderazgo en esta asociación gracias a la lucha y los sacrificios de nuestras compañeras y compañeros en la dirección de esta organización.

Queridas y queridos camaradas,

En Vía Democrática, estamos decididos a defender hasta el último suspiro nuestro derecho a celebrar nuestro congreso nacional de forma presencial y en su fecha prevista.

En este contexto, la solidaridad internacional es de gran importancia, sobre todo porque el régimen marroquí, en el exterior, presume de ser "Democrático" y de respetar los derechos humanos y las libertades públicas.

Vía Democrática

(Annahj Addimocrati)

Secretaria nacional

Miércoles 1 diciembre 2021

Rabat