Imprimir 

Comunicado del Partido Comunista de los Trabajadores de Francia (PCOF)

[Français]

Los líderes de Rusia han decidido lanzar un ataque contra las ciudades de Ucrania.  Denunciamos esta decisión y esta escalada. Estamos del lado de las fuerzas y de los pueblos que luchan por frenar esta espiral, y nos negamos a unir nuestra voz a los belicistas del "¡A la guerra!"

El contexto general de los acontecimientos actuales en Ucrania es la confrontación entre los EEUU y sus aliados de la OTAN, por un lado, y Rusia, apoyada por China, por el otro.

Rusia ha querido poner freno a la ampliación de la OTAN, cuyo objetivo es integrar a Ucrania en esta alianza militar imperialista y fortalecer la OTAN en sus fronteras. Los Estados Unidos han hecho crecer la tensión para que sus aliados europeos se alineen tras ellos en este enfrentamiento.

Durante semanas se ha llevado a cabo una intensa propaganda para preparar los ánimos ante la posibilidad de una guerra en el centro de Europa.

Las tensiones se han centrado en las regiones de Ucrania pobladas mayoritariamente por población rusa: las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Putin anunció el reconocimiento de la independencia de las dos repúblicas, con las que no ha dejado de estrechar relaciones, y que el ejército ruso se desplegaría en estas repúblicas para protegerlas de cualquier intervención de las fuerzas armadas de Ucrania y de los muy activos grupos paramilitares antirrusos, y para disuadir a Estados Unidos y la OTAN de intervenir.

Los líderes estadounidenses y los de los estados miembros de la OTAN, que han reforzado su presencia militar en Rumanía, Polonia y los países bálticos, anuncian sanciones económicas y políticas contra Rusia, pero aseguran que no quieren intervenir militarmente contra las fuerzas rusas.

Estamos entrando en una nueva fase de enfrentamientos entre potencias imperialistas en Europa, pero que afectan a todas las regiones del mundo.

Reafirmamos nuestra oposición a la política de confrontación impulsada por EEUU y seguida por los líderes de los estados miembros de la OTAN, en particular por el imperialismo francés.

Seguimos exigiendo la retirada de Francia de la OTAN y la disolución de esta agresiva alianza militar.

Nos negamos a ponernos detrás de las potencias imperialistas, incluida Rusia y, a fortiori, detrás del imperialismo francés, estadounidense...

Denunciamos la escalada militar de Rusia en Ucrania.

Trabajamos para movilizar a los trabajadores y los pueblos contra la política de guerra imperialista y en solidaridad con todos los pueblos y organizaciones, movimientos y partidos que luchan por estos objetivos.

París, 25 de febrero de 2022