Rechazamos el bloqueo económico y la injerencia imperialista en Cuba, respaldamos el derecho del pueblo a su autodeterminación

Las manifestaciones sociales que han tenido lugar en días recientes en varias ciudades de Cuba y en otros países son una continuidad de los esfuerzos del imperialismo yanqui por desestabilizar políticamente ese país e imponer un régimen que corresponda de manera estricta a sus intereses monopolistas.

A la misma hora y con las mismas consignas, destacando la ciudad de Miami, como con un guion planificado y dirigido, manifestantes tomaron plazas y calles para expresar protestas contra el gobierno cubano.

Esas protestas han sido alentadas por agentes imperialistas, y se han apoyado en situaciones materiales objetivas, como el desabastecimiento de alimentos y medicinas y los cortes prolongados de la energía eléctrica, que se han agravado en los últimos meses en medio de la pandemia de Covid-19 y que afectan de manera muy sensible a amplios sectores del pueblo.

Pero, en lo fundamental, esas carencias objetivas tienen relación directa con el bloqueo económico que se le ha impuesto a Cuba, que no le permite desarrollar un intercambio económico y comercial justo con otros países, mediante el cual pueda vender y adquirir bienes y servicios que dinamicen su economía. Esas necesidades insatisfechas, que se expresan en la inconformidad de apreciables sectores de las masas, son también resultado de las concepciones y políticas del gobierno.

Los partidos y organizaciones marxista-leninistas tenemos claro que el régimen económico y político cubano expresa la vigencia del capitalismo y la dependencia; que la revolución y el socialismo son una necesidad y una respuesta verdadera a los anhelos emancipadores de los trabajadores y el pueblo de Cuba.

La Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas (CIPOML) reitera su firme rechazo al bloqueo económico que por sesenta años ha mantenido el imperialismo norteamericano contra Cuba, así como las políticas de embargo; al tiempo que apoya de manera categórica el derecho que tiene su pueblo a la protesta social, a la lucha por sus intereses y derechos, así como a la autodeterminación, a decidir su propio régimen político y social sin presiones ni imposiciones extranjeras de ningún tipo.

Para la CIPOML es claro que, desde el triunfo de la revolución en 1959, el imperialismo yanqui decidió hacerle pagar con creces ese gesto de dignidad, y comenzó una sistemática y continua agresión bajo las más variadas y absurdas formas de guerra sucia.

Desde el triunfo de la revolución, el imperialismo yanqui ha desarrollado una serie de medidas que han ido desde el sabotaje al asesinato, boicot, embargos, bloqueos, campañas difamatorias, que no han cumplido su propósito; por el contrario, han afirmado el sentimiento patriótico del pueblo cubano y la solidaridad internacional de los pueblos con Cuba, y ha inflamado la indignación del pueblo contra el intervencionismo capitalista-imperialista.

Así, hasta que ahora, como se ha dicho, aprovechando las dificultades provocadas y agravadas por el endurecimiento del bloqueo, las consecuencias de la pandemia y viejos y nuevos problemas económicos, han pretendido hacer un nuevo intento sedicioso.

Tropezaron nuevamente y seguirán tropezando. El de Cuba es un pueblo educado en el patriotismo por más veneno que destilen sus enemigos, ese pueblo es heredero de una larga tradición de lucha frente a la sedición, y ya se ha visto su actitud de rechazo a las citadas manifestaciones. Los imperialistas y los gobiernos títeres de América Latina califican la respuesta del gobierno cubano como una feroz represión y anuncian su decisión de intervenir directamente en Cuba, en contraste con el silencio y virtual apoyo al baño de sangre provocado por Iván Duque en Colombia ante las justas protestas del pueblo colombiano de semanas atrás, o el asesinato -en estos días- de más de setenta personas en Sudáfrica que protestaban porque sufren hambre.

Estamos convencidos de que los trabajadores y el pueblo de Cuba encontrarán el camino y los recursos para la luchar por la emancipación social, por la revolución y el socialismo.

Comité de Coordinación de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas leninistas (CIPOML)

16 de julio de 2021