Imprimir 

Con las banderas del marxismo leninismo, por la revolución y el socialismo

Partido Comunista Marxista-Leninista del Ecuador 

Arribamos a un nuevo año de vida. Desde aquel 1 de agosto de 1964, en el que nuestro Partido surgió a la vida política del país, trabajamos junto a la clase obrera y el pueblo para organizar y llevar al triunfo la revolución y el socialismo; al cabo de estas cinco décadas tenemos la certeza de que avanzamos, que nuestra lucha será victoriosa.

Este aniversario se produce en condiciones particulares, estamos a puertas de un proceso electoral que definirá el relevo del gobierno correísta y las distintas fuerzas políticas preparan su participación: la derecha que gobierna baraja nombres en medio de pugnas internas que llegan inclusive al nivel de ponerse zancadillas entre los partidarios de Jorge Glas y Lenín Moreno; la derecha tradicional se mantiene dispersa y los intentos por unificarse tras una sola candidatura han sido infructuosos debido a los particulares intereses de las distintas facciones burguesas; los sectores democráticos y de izquierda avanzan en la conformación de un frente político electoral, el Acuerdo Nacional por el Cambio, nacido tras el llamado efectuado por las organizaciones populares, particularmente las integrantes del FUT y el Frente Popular.

Nuestro Partido expresa su apoyo a este esfuerzo unitario. Las condiciones actuales del país, la correlación de fuerzas políticas y sociales existentes plantean la necesidad de estructurar un frente en el que confluyan organizaciones populares, fuerzas progresistas y de izquierda. Para enfrentar y salir victoriosos de la ofensiva represiva desatada por el régimen en contra del movimiento popular organizado, los trabajadores necesitan ampliar sus esfuerzos de unidad con esos sectores para, desde posiciones avanzadas y democráticas, derrotar a Correa. Eso representa el Acuerdo Nacional por el Cambio, para ese propósito existe.

El correísmo enfrenta su peor momento. Los índices de credibilidad al Presidente y de apoyo a su gestión se encuentran en los niveles más bajos de todos estos años; es el resultado del despertar popular frente a una acción gubernamental en la que la abrumadora publicidad ya no es suficiente para esconder el fracaso de la denominada revolución ciudadana. Del milagro ecuatoriano ya no habla ni el mismo Rafael Correa, el país enfrenta una aguda crisis económica, provocada no solo por factores externos sino, fundamentalmente, por responsabilidad del mismo Gobierno. Ahora –como en el pasado- los trabajadores, los sectores populares sufren las consecuencias de la crisis y de las medidas que el régimen adopta supuestamente para resolverla.

Al cabo de nueve años de la denominada revolución ciudadana las cadenas de la dominación imperialista se han fortalecido, los niveles de explotación capitalista se han elevado y las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo se deterioran. A pocos meses de que Correa termine su período presidencial el Ecuador lleva el peso de una abultada deuda externa (superior al 40% del PIB), el número de desocupados y sub ocupados ha crecido, los jóvenes impedidos de estudiar en las universidades se cuentan por cientos de miles, la capacidad adquisitiva de las familias ha disminuido, mientras los banqueros y empresarios han visto crecer sus ganancias y nuevos ricos han surgido atracando los recursos del Estado.

No obstante el debilitamiento gubernamental, su agresividad no disminuye. El movimiento popular organizado y los sectores críticos son blancos de ataque; su más reciente acción represiva es la intención de disolver a la Unión Nacional de Educadores por evidentes motivaciones de retaliación política. Por ese tipo de conductas en estos días fue llamado la atención por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Pero esos ataques no son expresión de fortaleza, sino de debilidad. Hace rato el movimiento popular recuperó su capacidad de movilización, que estuvo afectada por la acción ideológico-política del correísmo. Los trabajadores, la juventud, los pueblos y las nacionalidades indígenas continúan desarrollando un proceso unitario que debate cómo continuar la lucha contra el autoritarismo del corrsímo, contra los nuevos ataques a la legislación laboral, en oposición a la crimininalización de la lucha social; estan desenmascarando la demagogia y las mentiras del presidente y anuncian nuevas movilizaciones que se expraran en las plazas y calles con la consigna de “Fuera Correa, fuera”. Ese es el medio para frenar la política antipopular del régimen, para recuperar los derechos conculcados, para echar abajo las maniobras políticas del régimen, como el llamado a consulta popular que en realidad busca pescar a río revuelto el apoyo para sus candidatos en las elecciones de febrero de 2017.

En este escenario político conflictivo nuestro Partido continúa su lucha, su accionar por organizar a los trabajadores, a la juventud, a los sectores populares para luchar por sus derechos, por sus necesidades urgentes, por el triunfo de la revolución y el socialismo. Tarea esta que requiere el contingente de miles de hombres y mujeres del pueblo que dediquen sus mejores capacidades y energías a organizar la revolución. A todos ellos invitamos a formar parte de nuestra organización.

A propósito de este aniversario, expresamos nuestra solidaridad con los trabajadores y los pueblos que luchan en sus respectivos países por sus reivindicaciones, por alcanzar la libertad, por conquistar su emancipación. Nos reafirmamos en el compromiso que tenemos con el movimiento comunista internacional marxista leninista organizado en la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas, que también este 1 de agosto cumple 22 de años de organización y lucha, enarbolando las banderas del marxismo leninismo, del internacionales proletario. Junto a ellas marchamos los comunistas marxista leninistas ecuatorianos.

¡Viva el 52 aniversario de fundación del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador!

¡Viva la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas CIPOML! 

Por la revolución y el socialismo

 

Buró Político del Comité Central del PCMLE

1 de agosto de 2016