Imprimir 

Redacción

Concentración ante el Congreso de los Diputados durante la votación del acuerdo sobre la Reforma Laboral del PP.

Los militantes del PCE (m-l) estuvimos en la concentración frente al Congreso de los Diputados en Madrid, convocada por CGT y apoyada por otros sindicatos como la Intersindical y Co.Bas, contra una reforma laboral fruto del incumplimiento de las promesas de los partidos del Gobierno.

Esta reforma laboral ha sido un regalo a la patronal, los mismos empresarios lo reconocen en sus comunicados al expresar que este modelo laboral favorece la “competitividad” y contribuye a generar, según la CEOE y Cepyme crecimiento en el empleo.

Yolanda Díaz ha mantenido intactos los aspectos más lesivos de la anterior reforma laboral del PP, la de 2012: despido libre, bajos salarios, trabajo precario, poder empresarial para modificar las condiciones de trabajo, limitar la capacidad de negociación de los sindicatos y aumentar la capacidad de explotación por parte de la burguesía.

dadcb33e f2fa 4988 b635 36f3d13e1407Lamentablemente la clase trabajadora va a sufrir en sus carnes que esta "no reforma laboral" que ni termina con la precariedad laboral ni sirve para la conquista de derechos perdidos, como deja adivinar el hecho de que el Gobierno haya necesitado los apoyos de fuerzas reaccionarias como Ciudadanos, PdCat y la marca del PP en Navarra, UPN, mientras que varios de los socios de investidura de Pedro Sánchez se han negado a apoyar esta “reforma” laboral.

Ya lo decimos en nuestro órgano de expresión, Octubre, en el artículo "Yolanda Díaz, nada nuevo bajo el sol": esta reforma laboral viene a confirmar la concomitancia de este proyecto laboral con el ciudadanismo de Podemos, lo que no podía ser de otra manera pues Yolanda Díaz, Podemos y el ciudadanismo beben de la misma fuente: la vuelta de tuerca que ha sufrido el revisionismo.

La única conclusión que pudimos sacar los camaradas asistentes es que hoy el proletariado está desorganizado, disperso y falto de objetivos y dirección política como consecuencia de la degradación de la de izquierda y lo reducido de los destacamentos de vanguardia del proletariado. La política sigue en manos de la burguesía, cuyas prioridades son contrarias a las del proletariado. Estos hechos no hacen más que recordarnos, a los comunistas que debemos recuperar la iniciativa política urgentemente.

Madrid, 3 de febrero de 2022.