Los Gobiernos del capital, y su Estado, están sometiendo a la clase obrera y clases populares a un ataque sin precedentes, en todos los ámbitos (salario, condiciones laborales, servicios públicos, derechos y libertades políticas,…), desde el inicio de la crisis del sistema.

Lo último es el Real Decreto aprobado por el Ejecutivo, por el que se permite la implantación de Grados de 3 años (hasta ahora 4 años + 1 de Máster), que es una nueva agresión contra los hijos de las clases trabajadoras y la Universidad Pública.

Dicho Real Decreto implica que los estudiantes, una vez terminen el Grado, tendrán que hacer 2 años de Máster (3+2), si quieren tener oportunidades de trabajo, de por sí ya muy mermadas con la crisis. Siendo caros los grados (miles de estudiantes han tenido que abandonar su carrera por no poder pagar las tasas universitarias), más si cabe para unos alumnos cuyos padres tienen cada vez menos poder adquisitivo, los Máster lo son aún más.

Esto significa que se va a expulsar de los estudios universitarios a decenas de miles de alumnos, a los hijos de los obreros, a los hijos de los trabajadores y que la Universidad se configura cada vez más como un espacio reservado a los hijos de la burguesía. Es un ejemplo más del papel mojado que es la Constitución del 78, que establece el principio de igualdad en su artículo 14.

El enemigo de clase nos quiere explotados, empobrecidos, en la miseria, sin educación, sin servicios públicos y sociales, sin derechos, para seguir ganando a manos llenas. Y no va a parar. Solo nosotros, combatiéndole, le podemos parar los pies. Pero para que la lucha sea eficaz debe ser organizada, unitaria y dirigida contra su instrumento de dominación: el Régimen monárquico. ¡Adelante la Huelga General de estudiantes del 25 y 26 de febrero! Todos juntos:

¡Por una Educación pública, democrática y universal!

¡Wert dimisión! ¡Gobierno dimisión! ¡Abajo el Régimen del 78!

¡Por la III República, hacia el Socialismo!

25 de febrero de 2015