Pedro Villa

Los días 4 y 5 de diciembre se celebró en Madrid el Congreso de la Juventud Comunista de España (marxista-leninista), un congreso al que llegamos todos los militantes con gran expectación e ilusión de, por fin, llevar a término un paso necesario para la evolución de nuestra organización.
Fue muy notable el ambiente con el que se desarrollaron los debates, un ambiente de camaradería, sin teoricismos innecesarios pero con argumentos de alto nivel, propuestas e intervenciones ligadas a la práctica y al mundo real, y en el que todos los militantes, así como los simpatizantes invitados, pudieron enriquecer y enriquecerse a través de la discusión colectiva.

Por la mañana del sábado se abrió el congreso con la intervención de un camarada miembro del Comité Coordinador saliente, y, tras la creación de la mesa y la lectura de los saludos de las organizaciones y partidos hermanos, iniciamos el trabajo y los debates sobre los documentos congresuales, que se prolongaron hasta el atardecer del domingo, tras los que se eligieron los nuevos órganos de dirección, y, posteriormente, se hizo un acto de cierre del Congreso, con un discurso del camarada Álex, camarada de la Juventud y el Partido, y de Agustín, miembro del Secretariado de nuestro Partido. Este fue un acto en el que la camaradería fue la tónica, que sirvió para reforzar los lazos entre nuestros militantes, de una forma más distendida e informal.

Al día siguiente, los jóvenes de la JCE (m-l) nos dirigimos en bloque a reforzar la convocatoria del Espacio Republicano de Madrid, que fue un gran éxito y de la que nos complace su gran afluencia de jóvenes republicanos.

En conclusión, el Congreso de la Juventud Comunista de España (marxista-leninista) fue un éxito rotundo, y lo fue gracias al trabajo colectivo, al compromiso de nuestros jóvenes, a los meses de preparación y el debate previo en todos los órganos, y, por supuesto, gracias a la contribución de los camaradas del Partido, que una vez más, fueron de gran ayuda para el avance de la organización de la juventud.

La JCE(m-l) avanza fuerte y avanza segura. Camaradas, vamos desbrozando poco a poco el camino hacia la revolución, y este ha sido un paso importante hacia ella. Hoy, más que nunca, Somos la joven guardia/ que va forjando el porvenir./Nos templó la miseria,/sabremos vencer o morir./Noble es la causa de librar/al hombre de su esclavitud./Quizá el camino hay que regar/con sangre de la juventud.

El futuro es nuestro.

¡Viva la Juventud Comunista de España (marxista-leninista)!
¡Viva el Partido Comunista de España (marxista-leninista)!
¡Por la República popular y federativa, el Socialismo y el Comunismo!