Artículos

Editorial Octubre nº103

La proclamación de la II República el 14 de abril de 1931 fue un acontecimiento trascendental en la historia contemporánea española. La inmensa alegría popular manifestada eses día en las calles y plazas de toda España reflejaba el anhelo de profundos cambios políticos, económicos y sociales por parte de los sectores populares.

El triunfo electoral en las elecciones municipales del 12 de abril fue la expresión política de una alianza de clases sociales que englobaba a sectores amplios del proletariado, clases medias, pequeña y mediana burguesía, configurándose un nuevo bloque de poder frente al tradicional bloque oligárquico agrario y financiero que había ostentado la hegemonía política desde 1833.

Por Sofía Ruiz

A partir de los años 80 en amplias zonas del litoral español se implanto una agricultura intensiva y especializada en la producción de productos hortofrutícolas para la exportación, que reforzó la posición periférica de la agricultura española en la división territorial e internacional del trabajo. Las economías centrales, a través de las grandes multinacionales ejercen el control de las fases estratégicas de la cadena agroalimentaria, es decir, la investigación (biogenética, biotecnología para conseguir semillas cada vez más resistentes y productivas…), la comercialización y la distribución del producto.

Los grandes beneficios y por tanto la acumulación de capital se han concentrado en las fases de investigación y, comercialización-distribución del producto mientras que la fase de producción ha ido progresivamente reduciendo beneficios como consecuencia de sus altos costos (la compra a las economías centrales de semillas, productos químicos para regenerar la tierra, fitosanitarios para acabar con las enfermedades producidas por el adelanto de la cosecha, nuevas tecnologías, etc.), y el precio de la venta del producto acabado, en manos de las grandes corporaciones multinacionales de las “Metrópolis”, que además de fijar los pedidos imponen los precios de venta .

Por Agustín Bagauda

El pasado 9 de marzo eran convocados a la huelga, por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública (CEAPA, organizaciones de estudiantes y los sindicatos CCOO, UGT, STEs y CGT), todos los sectores de la comunidad educativa: familias, estudiantes y profesores.

Había razones para dicha convocatoria y para secundar y participar masivamente en la Huelga General de Enseñanza: la privatizadora, antidemocrática, segregadora y competitiva LOMCE y el 3 + 2 universitario continúan su camino, los recortes se mantienen (y se espera otro tijeretazo de 1.000 millones de euros), empeoran las condiciones laborales de los trabajadores de la enseñanza, el papel de la religión cobra fuerza, se convierte a los alumnos en cuasi esclavos con la FP dual, etc. Y era importante porque podría ser un hito en la reactivación de la movilización social y política, después de casi tres años de reflujo movilizador a causa del largo ciclo electoral y, muy especialmente, de la errónea y peligrosa idea sostenida y extendida por los “ciudadanistas” de que los problemas del país y del pueblo (para que esté quietecito en casa, sin protestar) se resuelven en la vetusta y angosta institución monárquica.

Por Carlos Hermida

Afirma el refranero español: “dime con quién andas y te diré quién eres”. Y esto viene a propósito de un libro, publicado recientemente, que lleva por título 1936. Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular, cuyos autores son dos profesores de la Universidad Rey Juan Carlos. Y es que impartir la docencia en la URJC lleva consigo el riesgo de que adquieras hábitos poco saludables.

La tesis de la citada obra es que a partir del 19 de febrero de 1936, momento en que Portela Valladares entrega el gobierno a Manuel Azaña, se producen una serie de irregularidades en el recuento de votos que, según los autores, pone en entredicho el triunfo de la candidatura frentepopulista. Bajo el manto de una pretendida objetividad académica, esta tesis intenta proporcionar munición a una derecha fascistizada que lleva años difundiendo mentiras en torno a la II República y la Guerra Civil.

Por Julio Calafat

La baronesa «pobre de pedir», Esperanza Aguirre, no se enteraba, ni quiere enterarse, de los sabrosos chanchullos que sus colaboradores llevaban a cabo cuando era ella la que mandaba por estos pagos. Con un descaro y chulería aristocrática, afirma que ella no se ocupaba de las cuestiones económicas (millones arramplados por sus colegas), pues tenía mucho que hacer construyendo hospitales…Al igual que la pobrecita Infanta, se hace «la tonta, ciega, sorda y muda»

forges

 

Por J. Romero

En varios de sus escritos recuerda Marx este aforismo de una sátira de Horacio: “Mutato nómine de te fábula narratur” (Bajo otro nombre, a ti se refiere la fábula). Este título viene a cuento de un escrito publicado por Diario.es, el 1 de febrero, en el que un grupo de dirigentes de CCOO anuncian la presentación de un proyecto alternativo para el XI Congreso de la Unión de Madrid de este sindicato

“Hoy, como hicimos hace cincuenta años, necesitamos comprender mejor y conectarnos más con una sociedad que sufre el debilitamiento de los instrumentos de protección y de equilibrio distributivo”, señalan los firmantes en las primeras líneas de su escrito. Suena bonito, es verdad, pero no es más que la envoltura de un nuevo producto del viejo aparato oportunista de CCOO, con el que se quiere colar de estraperlo una lectura del proceso “repensar el sindicato” contraria a lo que han expresado los que participaron en él.

emigracion

 

Por Sofía Ruiz

Los procesos migratorios contemporáneos en los países subdesarrollados están marcados por los efectos de la aplicación de las políticas neoliberales. El incremento de los niveles de desempleo y los índices de pobreza, la precarización y desregulación laboral, convirtieron a la migración en una maniobra de supervivencia para un importante número de mujeres. Sin embargo, como dice Waquant, el desarrollo de las lógicas neoliberales ha reproducido un nuevo régimen de desigualdades y marginalidades urbanas a escala planetaria.


El mercado laboral español con la llegada del modelo de acumulación basado en la flexibilidad ha presenciado una rápida precarización del empleo, por medio de la proliferación de contratos de trabajo a tiempo determinado, de la facilitación de los despidos y de la extensión de la economía informal.

congresopanruso

 

Por Santiago Baranga

La primavera de 1917 contempló importantes giros en la situación revolucionaria rusa. A la altura del verano, tales cambios desembocarían en una indiscutible preeminencia de los bolcheviques entre las masas obreras.


La VII Conferencia del Partido bolchevique, la llamada Conferencia de Abril, que representaba a 80.000 militantes, había lanzado al Partido a la preparación de la revolución socialista, bajo la consigna de “¡Todo el poder a los soviets!” Se trataba de romper con el Gobierno provisional, acabando con una dualidad de poderes que, en la práctica, hacía el juego a la dominación burguesa.


Para ello, los bolcheviques desplegaron una intensa labor agitativa, especialmente en el ejército, para el que se editaba incluso un periódico específico, el Okopnaia Pravda (La verdad de las trincheras).

justicia

 

Editorial de Octubre nº 102

“Semejante condescendencia ha llamado justamente la atención pública. Hasta se asegura que la audiencia en vez de agravar la pena la suavizará más. Dícese que han mediado presentes a los cuales la integridad del juez ha resistido con nobleza y con honor; pero que después han intervenido ciertos recados imperiosos de Palacio, a cuyos fulminantes amenazas no ha podido sostenerse el magistrado, haciéndole blandear desgraciadamente en su fallo” (B. Pérez Galdós, “Episodios Nacionales. El Grande Oriente”).

Escrito en junio de 1876, sobre los acontecimientos del trienio liberal (1820-1823), pareciera que no ha pasado el tiempo y nos recuerda lo acaecido recientemente con la sentencia del juicio del Caso Nóos.

vuelapluma

 

Por Julio Calafat

Decía Epicteto: «La verdad triunfa por sí misma; la mentira necesita siempre complicidad. “
Y Platón afirmaba: «Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte.»
La sentencia en el caso aplicada a la, (iba a decir fámula, pero no), consorte del truhan Urdargarín, es un claro ejemplo de las dos citas que encabezan esta nota. La absuelven de todas las acusaciones, pero se contradicen al condenarla a una multa (ridícula, pero multa, al fin y al cabo). La esposa del truhan, firmaba como dirigente del tinglado mafioso montado por su marido y sus socios, firmaba los documentos, etc., incluso incluía en la nómina del tinglado, a sus sirvientes.
Pero ella, la pobre, no sabía lo que firmaba; hacía lo que la mandaba el truhan, no leía lo escrito, ni se le ocurría preguntar. La excusa utilizada por sus abogados, es que lo hacía por amor. La han hecho pasar por ignorante. Pero su currículum, muestra todo lo contrario a la ignorancia: Licenciada en Ciencias Políticas (Madrid); máster en relaciones internacionales por la Universidad de Nueva York; prácticas en la sede de la UNESCO (París); diez años de ejecutiva en la Caixa; colaboradora de la fundación Aga Khan (Ginebra), domina, dicen, varios idiomas.

Por Carlos Hermida

Cuando este tiempo aciago sea solo una página en los libros de Historia, y la miseria, la opresión y el miedo formen parte de los viejos recuerdos; cuando el socialismo ilumine nuestro país, otros jóvenes leerán con asombro y admiración el relato de vuestra lucha, de vuestro sacrificio, de vuestra generosidad inmensa.
Jóvenes comunistas, militantes de la JCE (m-l), en los momentos en que os alcancen el desaliento y el cansancio, en los instantes de incertidumbre y pesimismo, pensad que la militancia comunista es un timbre de gloria, es un orgullo. Sois un ejemplo y el referente para millones de jóvenes. La semilla que hoy sembráis será la espléndida realidad del mañana socialista.

tradeunismo

 

Por J.P. Galindo

El economicismo o tradeunismo fue una corriente dentro del marxismo teórico de finales del siglo XIX y principios del XX, cuando aún la revolución socialista parecía una utopía irrealizable, que se basaba en orientar el activismo hacia las condiciones económicas de la clase obrera. Así, sus principales luchas se dirigían al nivel de sueldos, jornadas de trabajo, condiciones laborales y de vida… Aquella corriente fue rápidamente atajada por Lenin, entre otros, reorientando la militancia hacia posiciones revolucionarias que incluían las condiciones materiales, pero las vinculaban a la conquista del estado por la clase trabajadora.

Tras la Revolución Socialista el tradeunismo quedó como tarea exclusivamente sindical, totalmente separada del trabajo de los partidos políticos, durante todo el siglo XX. Sin embargo, la degradación del sindicalismo, el abandono de posiciones revolucionarias en el campo de la izquierda, y la desaparición de referentes históricos ha logrado retrotraer la actualidad política hasta las viejas trincheras del tradeunismo a través de las nuevas olas que agitan el activismo político del siglo XXI.

stalin

 

Por Efrén H.

Thomas Mann, el alemán  premio Nobel de literatura, se enfrentó  abiertamente a los que pretendían colocar en el mismo plano a la  Alemania de Hitler con la URSS de Stalin: «Colocar en el mismo plano moral el comunismo ruso y el nazifascismo, en la medida en que ambos serían totalitarios, en el mejor de los casos es  una superficialidad; en el peor es fascismo. Quien insiste en esta  equiparación puede considerarse un demócrata, pero en verdad y en el fondo de su corazón es en realidad ya un fascista, y desde luego sólo combatirá el fascismo de manera aparente e hipócrita, mientras deja todo su odio para el comunismo.»

El 6 de marzo de 1953, al día siguiente de su muerte, la radio soviética emitió este comunicado del Partido: “A todos los miembros del Partido. A todos los trabajadores de la Unión soviética. El corazón de Iosif Visariónovich Stalin, compañero de armas de Lenin y genial continuador de su obra, guía sagaz y educador del Partido Comunista y del pueblo soviético, ha cesado de latir”.

proletario

 

Por J.P. Galindo

Cuando se cumplen cien años del evento histórico que cambió el mundo y definió el siglo XX, la Revolución Socialista en el Imperio Ruso, vale la pena preguntarse algunas cosas y aclarar ciertos conceptos que el tiempo y, sobre todo, la propaganda han desdibujado, tergiversado o directamente deformado hasta el absurdo.

Uno de los recursos más utilizados por quienes desean buscar obstáculos innecesarios a la difusión de las ideas que produjeron el paso del feudalismo a la modernidad en gran parte del mundo, es argumentar que el sujeto revolucionario actual ya no es el mismo que el que el del siglo XIX o XX. “El proletariado, tal y como lo describían Marx y Engels, ya no existe. Ya no hay grandes fábricas con cientos de obreros explotados” Se suele decir como excusa para justificar el abandono de las ideas revolucionarias.

iglesiaespia

 

Por P. Recife

El reconocimiento facial se ha convertido en los últimos años en un área de investigación activa que abarca diversas disciplinas, como procesado de imágenes, reconocimiento de patrones, visión por ordenador y redes neuronales. El objetivo de un sistema de reconocimiento facial es, generalmente, el siguiente: dada una imagen de una cara “desconocida”, o imagen de test, encontrar una imagen de la misma cara en un conjunto de imágenes “conocidas”, o imágenes de entrenamiento.

Se utiliza principalmente en sistemas de seguridad para el reconocimiento de usuarios. En estos sistemas se utiliza un lector que define las características del rostro, y cuando este solicita el acceso, se verifica comparando los datos obtenidos con la base de datos.


Algunas iglesias han pasado a incorporar esa tecnología de reconocimiento facial. ¿Es que la omnipresencia de su Dios, ese que todo lo ve y está en todas partes, ya no es suficiente y tienen que utilizar estas nuevas tecnologías? Por lo que ha saltado en diversos medios especializados, los funcionarios de Dios (léase curas y monjas) deben pensar que éste tiene mucho trabajo y para hacerle las cosas más sencillas, han instalado redes de cámaras con programas de reconocimiento facial en iglesias de Estados Unidos, Portugal, India, Indonesia y en África para controlar la asistencia de sus feligreses.

popdemos

 

Por Agustín Bagauda

En Vistalegre I decían querer “asaltar los cielos”. En Vistalegre II, pasando por diciembre de 2015 y junio de 2016, lo que quieren asaltar son los sillones parlamentarios y ministeriales.

Hemos asistido en los meses previos a esta su II Asamblea Ciudadana a toda una serie de ataques y contraataques entre sus principales dirigentes, que se iniciaron en las redes sociales (jugando como niños con los tuits) y saltaron a la televisión, y que han llevado a algunos medios de comunicación a aventurar la posibilidad de fractura del partido.

Nacho Álvarez y C. Bescansa han presentado una iniciativa para que la asamblea “no aboque a un choque de trenes, innecesariamente desgarrador, sin que esto signifique fundar una nueva familia” y hacen un llamamiento a un “ejercicio de cordura colectiva”. No creemos que la sangre llegue al río. Forma parte de la pelea interna por objetivos, en gran medida, personales y espurios. Y en esa pelea utilizan al “conjunto” para alcanzarlos: “Podemos ha acusado a las élites españolas de hablar en nombre del conjunto (la tierra, la gente), para servir a los intereses de pequeños grupos. De modo análogo, en el debate interno los dos sectores principales del partido han tendido a presentarse como los garantes de la totalidad del proyecto de Podemos, vertiendo sobre la otra parte la imagen de quien habla en nombre del conjunto para servir a los intereses de su parte” (“Podemos y el <<desafío al mundo>>”, de Loris Caruso, en El Viejo Topo).

Este día, después de seis meses de furiosos e ininterrumpidos combates, rendían las armas los restos de los 330.000 hombres del ejército hitleriano de Stalingrado, cercado en noviembre de 1942 en el frente de la inmortal ciudad. En Stalingrado se hundió el loco delirio de los imperialistas alemanes que aspiraban a imponer al mundo el yugo de su cruel dominación. En Stalingrado se hundió también la vana esperanza de los imperialistas angloamericanos, que retrasaban conscientemente la apertura del segundo frente de guerra en Europa en espera de que el Ejército Soviético se desangrara, para con el mínimo esfuerzo decidir la guerra e imponer su «paz», paz imperialista a los pueblos, y entre ellos al soviético, que forjaba con su sangre la victoria.

El eco victorioso de la gran batalla inflamó a los pueblos sojuzgados de Europa, que se lanzaron a la lucha con redoblado entusiasmo, y la humanidad, con los triunfos de las armas soviéticas, veía disiparse la terrible amenaza de la esclavitud fascista que la amenazaba. Stalingrado marcó el viraje decisivo en el curso de la guerra. La batalla de Stalingrado fue una de las más sangrientas de toda la guerra. Baste decir que, después de la capitulación, de entre los escombros y ruinas de sus casas fueron retirados 147.200 cadáveres de soldados y oficiales alemanes y 46.700 de los heroicos defensores soviéticos de la ciudad.

Por Javier P. Galindo

El economicismo o tradeunionismo fue una corriente dentro del marxismo teórico de finales del siglo XIX y principios del XX, cuando aún la revolución socialista parecía una utopía irrealizable, que se basaba en orientar el activismo hacia las condiciones económicas de la clase obrera. Así, sus principales luchas se dirigían al nivel de sueldos, jornadas de trabajo, condiciones laborales y de vida… Aquella corriente fue rápidamente atajada por Lenin, entre otros, reorientando la militancia hacia posiciones revolucionarias que incluían las condiciones materiales, pero las vinculaban a la conquista del estado por la clase trabajadora.

Tras la Revolución Socialista el tradeunionismo quedó como tarea exclusivamente sindical, totalmente separada del trabajo de los partidos políticos, durante todo el siglo XX. Sin embargo, la degradación del sindicalismo, el abandono de posiciones revolucionarias en el campo de la izquierda, y la desaparición de referentes históricos ha logrado retrotraer la actualidad política hasta las viejas trincheras del tradeunionismo a través de las nuevas olas que agitan el activismo político del siglo XXI.

Por J. Romero

Artículo publicado en enero de 2007

Si el eco de su voz se debilita, pereceremos1

El 24 de enero se cumplen treinta años de los asesinatos de los abogados de Atocha. Aquel brutal crimen no fue un hecho aislado: el mismo día, a las 16:20 horas, moría María Luz Nájera alcanzada por un bote de la policía disparado a corta distancia, cuando participaba en una manifestación de repulsa por el asesinato el día anterior, de Arturo Ruiz, por disparos de elementos ultraderechistas2.

Un año antes, el 3 de marzo de 1976, la policía disparaba contra trabajadores de Forjas Alavesas, encerrados en una iglesia de Vitoria, asesinando a cinco de ellos e hiriendo a unos cien; unos meses después, dos manifestantes más caerían en Montejurra y así, en un largo goteo, cerca de cien ciudadanos, la mayoría trabajadores y estudiantes, fueron asesinados por bandas fascistas que campaban a sus anchas o a manos de la policía, a lo largo de los cuatro años que transcurren entre la muerte del dictador Franco, en 1975 y la promulgación de la Constitución Monárquica en 1979.

Por Fabio Giovannini, Breve historia del anticomunismo

Indonesia, cuarto país más extenso del mundo, con cerca de 200 millones de habitantes e importantísimos yacimientos petrolíferos, fue escenario desde la segunda mitad de los años sesenta de un auténtico exterminio de los comunistas. La matanza fue de tal calibre que marca un sangriento hito en la memoria del anticomunismo y en la guerra de contrainsurgencia.

El PKI (Partido Comunista de Indonesia) era de tendencia claramente independentista y, tras una intensa oleada de huelgas, en 1927 lo disolvieron los holandeses, que eran quienes por entonces controlaban el archipiélago. Los comunistas eran quienes lideraban las luchas de liberación nacional, razón por la que se les reprimía y perseguía con dureza. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Indonesia proclamó la independencia y, al poco tiempo, fue nombrado presidente Achmed Sukarno, gran líder nacionalista y artífice de la independencia.

juguete

 

Por P. Recife

Cuando salga este artículo aun estará caliente la fiebre consumista de los regalos navideños en especial los regalos de juguetes a los niños. Ya ha habido bastante polémica sobre los anuncios de juguetes enfocándolos al género o al rol que deben jugar niñas y niños1.  En este artículo, sin embargo, lo que vamos a tratar es otro aspecto, el de los juguetes “inteligentes” (o conectados) que representan una amenaza potencial a la seguridad y privacidad de los niños y sus familias.

Podemos decir que los juguetes inteligentes son aquellos que entablan conversaciones, reconocen voz e imágenes, identifican movimientos e incorporan información como el clima a través de tecnología de geolocalización. En definitiva, aquellos que utilizan las nuevas tecnologías y/o, cada vez más, se conectan a Internet a una nube2 determinada. Esta industria de los juguetes inteligentes se ha convertido en un próspero negocio que generó alrededor de 2.8 mil millones de dólares en ventas a nivel mundial en el 2015 y esperan llegar a los 11.3 mil millones de dólares en el 2020, de acuerdo a datos de Juniper Research. El capital internacional ha visto un filón y quienes obtienen datos (legal o ilegalmente), también. Así, las multinacionales del ramo, como Mattel, ha dado un nuevo enfoque a sus juguetes clásicos.

mujerstalin

 

Por Sofía Ruiz

“La «liberación» es un acto histórico y no mental, y conducirán a ella las relaciones históricas, el estado de la industria, del comercio, de la agricultura…” (Karl Marx y Friedrich Engels, La ideología alemana.)

La figura de Stalin y de su etapa al frente de la URSS ha sido objeto de una deformación sistemática, la mayor parte de las publicaciones occidentales han estado y están al servicio del combate de la burguesía contra el socialismo. En este combate contra el socialismo, la burguesía y sus aliados no han dudado en recrear la historia de la revolución de Octubre y de los bolcheviques cambiando el rigor histórico por una serie de tergiversaciones, mentiras y falsificaciones.
En la actualidad, el capitalismo está utilizando el feminismo como recurso para dividir a la clase obrera. Desde las poderosas Instituciones capitalistas se diseñan campañas por la igualdad. Las burguesías de los distintos países incorporan a su legislación leyes contra el maltrato, declaran en sus Constituciones la igualdad y la no discriminación por razón de sexo…pero la igualdad real no llega ni puede llegar bajo el capitalismo.

Subcategorías