sahara

 

D. Ursaiz

Cuarenta y ocho años ya de aquellos infames acuerdos tripartitos de Madrid, con Franco todavía vivo. Juan Carlos de Borbón asumió la Jefatura del Estado e hizo un pacto secreto con Kissinger y Hasan II. En esos Acuerdos se cedió la soberanía del Sáhara al sátrapa de Marruecos Hassan II y a Mauritania, traicionando todas las promesas hechas a los saharauis, a las tropas españolas allí ubicadas, y contra toda legalidad internacional que exigía la descolonización del Sáhara Occidental. El heredero de Franco, vendió al pueblo saharaui para asegurarse la corona con el apoyo de EEUU. 

Se llevó a cabo la invasión con la Marcha Verde y se desencadenó una represión sangrienta contra los saharauis. Mujeres, niños y ancianos se lanzaron al desierto y el Frente Polisario, que era reconocido y asumía la dirección de ese pueblo que no estaba dispuesto a someterse, los reagrupaba en campamentos en el desierto. Esos campamentos fueron ametrallados, bombardeados por aviones marroquíes. La guerra contra la invasión estaba declarada. 

La población civil fue trasladada en camiones hacia el territorio de Tinduf, generosamente cedido por Argelia para su asentamiento, que se pensaba provisional, y de eso hace ya cuarenta y ocho años. 

En febrero de 1976 se proclama la República Árabe Saharaui Democrática. Ante la respuesta armada del ejército saharaui, Mauritania se retira en 1979 y cede el terreno al invasor marroquí. 

El Frente Polisario plantea batalla en todos los terrenos: Guerra abierta en lo militar, e intensa labor diplomática, consiguiendo resoluciones en Naciones Unidas que instaban al Gobierno de España a culminar el proceso de descolonización de su antigua colonia, de la que aún es responsable. 

En 1991, con una tregua negociada por la ONU, se declara un Cese el Fuego y, … entre los acuerdos alcanzados, la celebración de un referéndum sobre la autodeterminación del Sáhara Occidental. 

El referéndum sigue sin celebrarse. En su lugar, Marruecos ha levantado muros a lo largo de 2.700 km, rodeando el 80% del territorio del Sáhara Occidental, sembrando un campo de minas, el más grande del mundo. 

¡Mucha paciencia han tenido los saharauis!, paciencia y muchos años de protestas en los territorios ocupados del Sáhara, reprimidas brutalmente por las fuerzas marroquíes. En 2010 Marruecos desmantela brutalmente el campamento de Gdaim Izik, en las afueras del Aaiún, donde 20.000 saharauis instalaron sus jaimas para reclamar sus derechos. Encarcelamiento de activistas saharauis, violación a mujeres…, Sultana Khaya y su familia, acosadas en su casa repetidamente. 

Los campamentos en Tinduf, albergan cerca de 200.000 refugiados, la mayoría la forman niños, mujeres, mayores, que reorganizan una “vida provisional” de más de cuarenta años, en la dura hamada. Un importante papel lo tienen las mujeres en la organización de esos espacios de poder local, la distribución de alimentos de las instancias internacionales de refugio, cada vez más complicada y más escasa, iniciativas de producción de medios de subsistencia, artesanía, cultivo de tierra… Mantienen un pueblo vivo, crean escuelas, talleres, organizan la sanidad, despliegan espacios de cultura, cine, música, acogida de viajes solidarios para conocer la realidad de un pueblo

alegre, en esa desesperación por añorar y pelear por el regreso a su tierra; tierra que la mayoría de la población no la ha visto nunca, por que ha nacido en la hamada argelina. 

El 13 de noviembre de 2020 en Guerguerat (paso fronterizo entre el Sahara Occidental y Mauritania), zona desmilitarizada por acuerdos alcanzados por la ONU, en una flagrante violación del alto el fuego, las fuerzas de ocupación marroquíes atacaron a los manifestantes saharauis que protestaban de forma pacífica. En respuesta, las fuerzas del Ejército Popular de Liberación Saharaui, respondieron a este ataque. El Frente Polisario, da por roto el acuerdo de Cese el Fuego y reanuda la guerra. 

Expolio continuado de las riquezas: saltándose sentencias del TJUE de 2016, que determinaba que el Sáhara Occidental no era territorio de Marruecos y por tanto no podía disponer de sus recursos, la UE maniobró y consiguió acuerdos ilegales para expoliar de forma masiva recursos naturales saharauis, en agricultura y pesca por valor de varios cientos de millones de euros al año, que permite al ocupante financiar su guerra contra el pueblo saharaui y la colonización del territorio, marcada por una represión brutal y graves violaciones de los derechos fundamentales de los civiles en la zona ocupada. 

El Gobierno de la RASD ha alertado, en numerosas ocasiones, de los riesgos a que se exponen las empresas y personas al instalar sus negocios en el Sáhara ocupado y llevar el transporte marítimo de recursos naturales procedentes de Sáhara Occidental. Durante más de cuarenta años se ha producido un pillaje a gran escala de fosfatos, pesca del gran caladero de sus aguas territoriales, arenas y áridos que van a rellenar con blanca y fina arena playas españolas…La Ilegal comercialización y explotación de sus recursos. 

El 10 de diciembre de 2020 se produce el ACUERDO DE NORMALIZACIÓN ENTRE ISRAEL Y MARRUECOS por el que acordaron normalizar sus relaciones diplomáticas. El mismo día, Estados Unidos aprobó la venta de sofisticados aviones teledirigidos a Marruecos y el reconocimiento de la reivindicación de Marruecos del territorio en disputa del Sáhara Occidental. 

En marzo de 2022, Pedro Sánchez envía una carta a Mohamed VI en la que acepta su plan de autonomía para el Sáhara Occidental, contraviniendo la posición anterior mantenida por España, que, aunque fuera formalmente, aceptaba el mandato de la ONU sobre el referéndum de autodeterminación. Ese servilismo hacia el sátrapa marroquí, a espaldas del parlamento y de los sentimientos del pueblo español que apoya a los saharauis, comprometía los intereses de España con Argelia, proveedor principal de gas, en los momentos de grave crisis energética. El servilismo de Pedro Sánchez, va a la par con el sometimiento a los intereses y designios de los EEUU, al papel en la OTAN, incremento de presupuestos de armas e incondicional posición de apoyo a Ucrania en la guerra. 

La inclusión de Marruecos para la celebración de la copa mundial de futbol en 2030 levanta ampollas en los saharauis y en las asociaciones españolas de apoyo al Sáhara, y advierten que no toleraran que puedan incluir en el mapa de celebraciones al territorio ocupado. 

El XVI Congreso del Frente Polisario se celebró en enero de 2023, tras la vuelta a la lucha armada contra la ocupación marroquí, por la violación del acuerdo de Cese el Fuego en noviembre de 2020. El Congreso saludó la respuesta de todos los sectores del pueblo saharaui al llamado de la lucha

armada, su adhesión a la opción de intensificar la resistencia hasta conseguir la liberación y la soberanía en todo el territorio nacional. 

Nuestro apoyo incondicional a su lucha, el reconocimiento de su derecho a oponerse, por todos los medios, a la ocupación. Nuestra denuncia sin paliativos a los sucesivos gobiernos de España que no cumplen con su deber de descolonizar el Sáhara Occidental y la reprobación total al servilismo del gobierno de Pedro Sánchez. 

¡SÁHARA LIBERTAD! ¡POLISARIO VENCERÁ!