Comunicado del Comité de Madrid del PCE (Marxista-Leninista)

LEY OMNIBUS: modernizar la administración como excusa para avanzar en la privatización de lo público

En el lenguaje de Ayuso (continuidad del lenguaje del PP en la Comunidad de Madrid desde hace más de 25 años), modernizar, impulsar, emprender… significa utilizar los fondos públicos para darlos a la empresa privada, es decir, el expolio de servicios y bienes comunes.

El 23 de diciembre, en plena Navidad, el gobierno de la CAM, presentó el Anteproyecto de Ley de medidas urgentes para el impulso de la actividad económica y la modernización de la administración de la Comunidad de Madrid, conocida como “Ley Ómnibus”, que afecta a la práctica totalidad de las áreas de gobierno, dejando solo 10 días, con varios festivos incluidos, para presentar alegaciones.

Este anteproyecto modifica 33 leyes, 5 decretos e incluye 15 nuevas disposiciones. Afecta a ámbitos de hacienda pública, ordenación territorial y urbanismo, medio ambiente, protección de la naturaleza, transportes urbanos y por carretera, juego, deporte, prevención y extinción de incendios y salvamento, agentes forestales, policía local, centros de menores, tribunal administrativo de contratación pública, sanidad…

Entre las medidas que presenta esta Ley, y centrándonos solo en la cuestión sanitaria, siempre esencial pero especialmente en nuestro contexto de pandemia, el artículo 44, da lugar a la creación de la Agencia de Contratación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, un nuevo ente público, con plena capacidad jurídica y de obrar, y que actuará con sometimiento al Derecho Privado.

Con esta medida, el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid crea un organismo independiente que podrá constituir o participar en cualquier entidad que adopte la forma de sociedad mercantil.

También podrá contratar de forma centralizada cualquier suministro, bien o servicio que la Comunidad de Madrid considere que debe ser centralizado, y para ello se refiere en todo momento a “la Consejería competente en materia de sanidad” y al “Servicio Madrileño de Salud, u organismo para la gestión de la asistencia sanitaria que le sustituya”. Es decir, crear un órgano sin control parlamentario, cuya dirección será nombrada por el Gobierno, que se financiará a cargo de los presupuestos, pero también, por donaciones, subvenciones, etc.

Esta ley llega para dar amparo legal a privatizaciones de la asistencia sanitaria que culminen el proceso de acoso y derribo contra la sanidad madrileña que vienen perpetrando desde hace décadas los sucesivos Gobiernos del PP.

Conforme se va conociendo la profundidad de la acometida, el oscurantismo en la forma y momento de plantearla, saltándose los mínimos cauces y procedimientos democráticos, las organizaciones políticas, sindicales, sociales están reaccionando hacia una posición pública de rechazo.

En 2012/2013, cuando las movilizaciones de sanitarios y usuarios fueron muy fuertes, se logró tumbar el proceso privatizador de siete hospitales y del 10% de los Centros de Salud vía sociedades cooperativas. Las movilizaciones hicieron retroceder en ese momento al gobierno de la CAM, pero los planes siguieron en su agenda.

Sabemos que la movilización, unitaria, masiva y sostenida de los trabajadores, sanitarios o usuarios, con sus organizaciones sindicales, políticas y sociales, puede echar atrás algunos de sus planes, pero hay que avanzar en la comprensión de las causas más profundas, el neoliberalismo, la forma que tiene en la actualidad el sistema capitalista. Es preciso combatirlo en lo concreto, prepararse, unirse y organizarse para hacerle frente en toda su extensión. Por eso seguimos llamando a la organización de las clases populares en general y del proletariado en particular a implicarse en la lucha sindical y política, dentro y fuera de los centros de trabajo y de las instituciones; seguimos llamando a la movilización organizada y estable, y seguimos trabajando en ese sentido. Nos va la vida en ello.

Comité de Madrid del Partido Comunista de España (marxista- leninista)

6 de enero de 2022