Comité Regional de Madrid del PCE (m-l)

La crisis política e institucional en la que está sumido nuestro país ha facilitado que, debido a luchas entre distintas facciones de la burguesía, se hayan desatado distintos movimientos en varias comunidades autónomas. En Madrid nos encontramos con un adelanto electoral, con cita para el 4 de mayo, en pleno nuevo auge de la pandemia.

Esta maniobra por parte del Partido Popular nada tiene que ver con buscar lo mejor para el pueblo madrileño; responde únicamente a intereses de la clase dominante, en la cual se aprecia la tendencia a recurrir a opciones parlamentarias cada vez más cercanas al fascismo, del cual nunca nos hemos deshecho en España. Esto, en nuestra comunidad, se refleja en cómo el PP pretende darle la patada a su hasta ahora socio de gobierno, el neoliberal Ciudadanos, para buscar apoyos en una opción directamente ultraderechista como lo es VOX.

El despropósito de gobierno de Díaz Ayuso ha sido fatal para las clases trabajadoras de Madrid, y se ha visto reflejado durante su gestión: privatizaciones por doquier, chanchullos con hospitales nuevos en lugar de dotar de personal a los centros sanitarios públicos, un índice altísimo de contagiados por COVID, retrasos en el plan de vacunación, ninguna ayuda a sectores económicos clave, desprecio al derecho a la vivienda, y medidas territoriales contradictorias mediante las cuales Madrid se ha vuelto una cárcel para los madrileños y al mismo tiempo el bar de Europa… Estamos ante una evidente ofensiva del capitalismo contra las masas trabajadoras de nuestra comunidad, y, con el neofascismo cobrando más relevancia, el panorama sólo se vuelve peor. Se trata de una posibilidad espeluznante para la clase obrera y el resto de capas populares, y ante la cual urge movilizarse. El primer paso de esta movilización debe ser el 4M.

Nosotros, los marxista-leninistas, nos caracterizamos porque nunca ignoramos ni menospreciamos cualquier batalla política, incluso si es únicamente una lucha entre las distintas facciones burguesas. Al igual que defendimos en las últimas elecciones generales, desde el PCE(m-l) consideramos que ante el avance del fascismo, es vital tratar de evitar lo máximo posible que el enemigo más directo para nuestra clase acceda al gobierno, consiguiendo así un tiempo que debemos emplear en organizarnos, tratar de crear unidad popular y antifascista. Por ello, desde nuestro Partido llamamos a votar en contra de las derechas para alejarlas lo máximo posible del gobierno en Madrid.

Sabemos que la solución a los problemas de la clase trabajadora madrileña no está en las opciones parlamentarias; éstas no dejan de defender los intereses del capital y el Régimen del 78, pero la abstención sólo beneficia a los barrios y sectores más alineados con estos últimos, como demuestra la participación de los últimos procesos electorales, en los cuales la clase obrera ha ido cediendo protagonismo frente a las capas más ricas y reaccionarias de la burguesía. La clase obrera madrileña necesita ir a votar el 4 de mayo no porque considere que estas opciones sean capaces de solucionar sus problemas, sino porque la organización popular a nivel de calle será mucho más propicia mientras el neofascismo y sus más potenciales aliados estén lo más alejados posibles del gobierno autonómico de la Comunidad de Madrid.

Las masas trabajadoras de Madrid, al igual que las de toda España, necesitan urgentemente organizarse: en nuestros barrios y municipios, en nuestros trabajos y sindicatos, en nuestros centros educativos y de salud, defendiendo y reforzando los servicios públicos, exigiendo unas medidas sanitarias responsables, luchando contra la especulación de nuestras viviendas y el auge de las casas de apuestas que tanto perjudican a nuestra juventud, entre otros muchos problemas. Sin organización constante, estos problemas seguirán ahí, por lo que el tiempo que ganemos, hemos de aprovecharlo a fondo para crear tejido popular.

Todo el tiempo del que dispongamos para movilizarnos es clave; por ello, la cita del 4M es de vital importancia para las masas trabajadoras de Madrid.

¡No pasarán! ¡Acude a votar el 4M contras las derechas!
¡Organízate para plantar cara al fascismo y al sistema que lo alimenta!