El 4 de diciembre de 2020 ha fallecido el periodista y escritor Alfredo Grimaldos Feito. Nacido en Madrid en 1956, se licenció en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y trabajó en diversos medios de comunicación: Liberación, La Tarde y El Mundo, entre otros.

Grimaldos fue, por encima de todo, un periodista honesto, comprometido con los ideales de la izquierda, dedicado al periodismo de investigación con la finalidad de desvelar y poner al descubierto lo que tantos otros intentaron tapar y ocultar. Cuando tantos compañeros de profesión se dedicaban a ensalzar la figura de Juan Carlos I y calificaban los años de la Transición como un modelo de consenso y democracia, Grimaldos puso al descubierto todas las mentiras y miserias de aquellos años en un magnífico libro titulado La sombra de Franco en la Transición (editorial Oberón, 2004). Ni democrática, ni pacífica, ni modélica. La Transición fue una operación política diseñada por las clases dominantes del franquismo para salir de la dictadura fascista manteniendo intacto su poder económico y político.

Contaron para ello con la colaboración del PCE de Carrillo y del PSOE de Felipe González. Los crímenes de la dictadura quedaron impunes y sus autores se convirtieron en demócratas. Grimaldos ofrecía en este libro un panorama desolador de aquellos años: decenas de crímenes cometidos por los cuerpos policiales y grupos paramilitares, las claudicaciones y traiciones de la izquierda, el maquillaje político de los asesinos franquistas, etc. Que la sombra del franquismo era muy alargada se puso de manifiesto cuando la familia Rosón, ligada a la represión franquista en Galicia, demandó al autor por algunos de los contenidos que aparecían en el libro.

A esta obra siguieron muchas otras que desmontaban la historia oficial que nos han contado en los últimos cuarenta años: La CIA en España; Zaplana, el brazo incorrupto de la ley; La Iglesia en España; Esperanza Aguirre La Lidere S.A. y Las claves de la Transición, 1973-1986 (para adultos). Amante y conocedor del flamenco, también se acercó a este mundo y nos dejó una muestra de su profundo conocimiento del tema en Historia social del flamenco.

Grimaldos siempre a acudía a los numerosos actos a los que se le invitaba, ya fueran conferencias, mesas redondas o entrevistas en los medios de comunicación. Y lo hacía de forma desinteresada, con la finalidad de contribuir a difundir la verdad histórica y rasgar el velo de tergiversaciones y falacias que se ha construido en torno a la monarquía instaurada por Franco y el régimen del 78. Siempre que nuestro partido le invitó a algunas de nuestras actividades, estuvo allí, mostrando con sencillez y simpatía sus amplios conocimientos. Asistió a muchos actos celebrados en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense, allí donde había estudiado, y los alumnos siempre le escuchaban con inmensa atención. Era un maestro de la comunicación.    

Se nos ha ido Alfredo Grimaldos, un hombre generoso, gran conversador, un periodista de verdad, de los que dignifican la profesión. Un hombre de izquierdas, republicano, identificado con los intereses del pueblo. Nos ha dejado una gran persona. Descansa en paz, compañero.

Comité Ejecutivo del PCE (m-l)