Entrevista al dirigente del FPL de Palestina Bassel Ismail Salem

agosto 8, 2013 por  
Publicado en: Internacional, Noticias

Bassel_FPLPEntrevista de Resumen Latinoamericano con el dirigente del Frente Popular por la Liberación de Palestina (FPLP) Bassel Ismail Salem, en la que habla sobre las nuevas negociaciones de paz y de la situación interna en la nación de Medio Oriente.

CARLOS AZNÁREZ y LEANDRO ALBANI

Resumen Latinoamericano - La situación actual de la resistencia palestina y las maniobras realizadas por Israel y Estados Unidos para regimentar unos acuerdos de paz poco creíbles, forman parte de las opiniones logradas en una entrevista realizada por Resumen Latinoamericano con el representante en Cuba del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), Bassel Ismail Salem.

A propósito de la nueva arremetida estadounidense para intentar los postergados Acuerdos de Paz, Bassel señaló que “tenemos más de veinte años de idas y vueltas con las negociaciones. ¿Qué esperanzas podemos tener los palestinos si por un lado hablan de paz y por el otro nos siguen asesinando y construyendo asentamientos para más colonos sionistas? Sin exagerar puedo decir que la mayoría del pueblo palestino y de las fuerzas políticas patrióticas palestinas, sean integrantes o no de la OLP, no estamos de acuerdo de que se inicie otro ciclo vicioso de negociaciones y volver a caer en el engaño y la mentira”.

El dirigente del FPLP puntualizó: “Esto es un sentir de la mayoría de los palestinos, incluyendo al movimiento Al Fatah. Recientemente se conocieron  declaraciones de Al Fatah diciendo: ‘no podemos ir a las negociaciones así’. Sabemos que estas iniciativas engañosas llegan en un momento en que nuestros enemigos históricos, tanto Israel por la ocupación de Palestina, como su aliado estratégico, Estados Unidos, reafirman su objetivo principal de proteger al Estado sionista”.

Esto ocurre, apuntó Bassel, precisamente cuando ellos “ven movimientos de posibles cambios, que anuncian el amanecer para el mundo árabe, a través de tantas demandas populares en varios países; cuando ellos ven que puede se empezar a recorrer el verdadero camino para lograr la independencia y la soberanía para el pueblo árabe, que somos un solo país, una sola nación y una sola patria”. Y continuó: “Cuando sucede esto, nuestros enemigos siempre optan por la represión brutal, para seguir presionando y mantener el estado de división”.

El representante palestino no dudó en criticar las continuas divisiones que se dan en la resistencia palestina: “Lamentamos mucho el papel tibio que suele jugar la dirección de la OLP, pero también ocurre lo mismo con la dirección de Hamas, a quienes nuestro pueblo había otorgado un voto de adhesión en función de su promesa de volver poner a Palestina en el carril verdadero de la revolución,  algo que en los hechos y en el terreno no ha ocurrido”.

Bassel insistió en que para enfrentar a Israel y sus aliados, “necesitamos unidad geográfica, identidad como un solo pueblo. Este pueblo está tanto en Gaza como en Cisjordania, en el exilio, entre los refugiados palestinos y en ese millón y medio de palestinos que están dentro del Estado sionista de Israel. Esta unidad pasa por un momento muy difícil y muy crítica. Ahora vivimos un nuevo intento imperialista de seguir presionando a la parte palestina para tener más concesiones, que se concentran en proteger de nuevo al Estado de Israel para de esa forma darle más vida al sistema colonial imperialista”.

“El régimen sionista israelí que ocupa Palestina es la punta de lanza principal de la hegemonía en Medio Oriente. Esta política de ir cambiando de una táctica a otra, la hacen para no perder la brújula por dónde van. Actualmente ellos están pidiendo concesiones a la parte palestina y aceptar esas presiones significaría el suicidio y la autoeliminación, por parte de los mismos palestinos”, señaló el representante del FPLP. Y enseguida se preguntó: “¿Cuáles son esas condiciones? Los palestinos deben reconocer el carácter judío del Estado israelí y esto es sumamente peligroso, porque justifica que Israel comience un genocidio y expulse más de un millón y medio de palestinos que están dentro de lo que ahora es la Palestina ocupada desde 1948. El otro punto es el tema de intercambio de terrenos. Ellos quieren mantener el estado actual, como hecho consumado en el territorio palestino, algo que han concretado robando y construyendo colonias de más de medio millón de colonos judíos, y solo estoy hablando de la parte de Jerusalén y sus alrededores. A esto se suma la construcción del muro en territorio palestino, robando tierra palestina. ¿Qué control tienen los palestinos de esas tierras? Apenas el ocho o el nueve por ciento de Cisjordania, que son centros de ciudades y algunas aldeas que son clasificadas como la Zona A en aquel acuerdo de Oslo. Ni siquiera en el nueve por ciento de esos territorios la Autoridad Nacional Palestina tiene control o soberanía porque el ejército israelí puede entrar, secuestrar, matar, hacer todo lo que le da la gana, salir y quedarse en la frontera de un centro poblacional”.

Bassel explicó que “si ellos están hablando del intercambio territorial quiere decir que buscan mantener la ocupación dentro de Cisjordania y a cambio dar a los palestinos otros territorios, pero que son nuestros también. Esta tierra que nos quieren dar es muy pobre desde el punto de vista del agua, de los recursos, pero a su vez se roban más del ochenta por ciento del agua subterránea de Palestina. Quieren mantener posiciones topográficas altas, donde hay algunas aldeas en Alsbon, en Jenin, en Tulkaren, que es la parte al lado de Jerusalén. Si la parte palestina acepta eso, ¿qué nos queda?”.

Palestina y su función universal

El representante del FPLP puntualizó que “la causa palestina necesita aferrarse y mantenerse en los principios revolucionarios, y nunca debemos olvidar los objetivos estratégicos. Por eso necesitamos la unidad política, geográfica del pueblo, de la identidad y la cultura, necesitamos esa fortaleza. Pero estamos en medio de muchas influencias regionales, arábicas e internacionales, que presionan e influyen sobre la causa palestina. No podemos decir que a los palestinos y Palestina no les interesa lo que está pasando en Siria, eso no es verdad y no es correcto. La causa palestina no pertenece sólo a los palestinos, sino que también es de los árabes como nación, de los revolucionarios, de la región, de todos los amigos nuestros como es el caso de Irán, de los turcos revolucionarios que aman de verdad a Palestina y no están de acuerdo con la política de su gobierno. Palestina pertenece a toda la humanidad, y entre ellos, a los que luchan aquí en América Latina. Defendemos la revolución cubana y la revolución bolivariana, rendimos en ese sentido un  homenaje a nuestro comandante Chávez, ya que él fue uno de los más firmes, fuertes y valientes defensores de nuestra causa. Tanto Chávez como Fidel son de una dimensión y una talla universal, por eso defienden a los pueblos del Tercer Mundo. Esto nos obliga a estar aquí firmes, por principios, porque estamos enfrentando a un enemigo común que nos obliga a unirnos”.

-¿En esta recomposición de las formaciones de la resistencia palestina, ¿con quién se siente más a gusto el FPLP a la hora de las alianzas?

-El interés y la preocupación y todo el trabajo se concentra en que tenemos que salvarnos de esta situación, y para salvarnos estamos obligados a trabajar con todas las facciones. No puedo decir que todos los que están dentro de Al Fatah apoyan la política de Mahmud Abbas y de la ANP. Hay sectores de Al Fatah que son nacionalistas y progresistas, que rechazan esa política, entonces les decimos bienvenidos para trabajar juntos. En el caso de Hamas, su dirección política se equivoca, pero no quiere decir que todos sus militantes estén de acuerdo con esa dirección. Incluso también hay que trabajar no sólo con los políticos, sino con todo el tejido nacional palestino social, de masas, sindicatos, estudiantil. La idea es ir acumulando fuerzas para llegar a una alianza. No podemos permitir que las contradicciones internas afloren por la violencia dentro de Cisjordania o en la Franja de Gaza. El diálogo democrático es lo más óptimo, junto a ejercer la presión popular a la dirección política y a los líderes palestinos, para que entiendan de que el tiempo es muy corto, como bien dice un dicho árabe: “el tiempo es como el machete, si no te cuidas te cortas”.

Rescatar el papel revolucionario de la OLP

Bassel reafirmó que “estamos obligados a no perder el tiempo en mantener esa situación de división. Hay que trabajar con todos, recordando los acuerdos firmados antes del asesinato de Arafat, el acuerdo de El Cairo, y todo lo que fue desarrollado posteriormente para encontrar una salida democrática para reconstruir la gran casa palestina, fortalecer la reconstrucción interna, con elecciones legislativas, con el objetivo de rehabilitar las instituciones y las organizaciones de la OLP. En otras palabras, rescatar el papel revolucionario y el liderazgo de la OLP. Lo más importante es que la OLP, que es un frente amplio, tenga su papel para poner un retén a todo lo que viene, eso sería como una fortaleza militar. Por eso necesitamos estar unidos internamente para después enfrentar los ataques que viene de afuera para destruir esta fortaleza palestina. Esto hay que hacerlo con todos los componentes de la causa palestina, caracterizando las realidades de Gaza, Cisjordania, y nuestros hermanos que pelean en el corazón del ocupante, y tener en cuenta a los más de seis millones de refugiados. No podemos permitir que estos refugiados estén marginados, que no tengan voz, y no puedan participar en el destino de su causa y de su pueblo”.

Fotos: Verónica Canino

Fuente: Resumen Latinoamericano

PALESTINA: Declaración de Samer al-Issawi sobre “acuerdos de deportación”

marzo 27, 2013 por  
Publicado en: Internacional

FDLPLa ocupación sionista en ocasiones ofrece ‘acuerdos de deportación’ a prisioneros políticos palestinos, ‘permitiéndoles’ aceptar un temporal o permanente destierro a cambio de su libertad. Ayer, tal oferta de acuerdo extorsivo fue aceptada -bajo violentas presiones- por el prisionero en huelga de hambre Ayman Sharawna, que fue deportado a Gaza y desterrado de su ciudad natal por un período de al menos 10 años.

El abogado de Samer al-Issawi, Fawwaz Shludy, publicó en su perfil de Facebook la siguiente declaración del resistente prisionero en huelga de hambre, en árabe, y fue traducida al inglés por la artista y activista palestina Shahd Abu Salama.

Declaración de Samer al-Issawi sobre “acuerdos de deportación”

“Respecto a la oferta de la ocupación israelí de deportarme a Gaza, afirmo que Gaza es parte inseparable de mi patria y su pueblo es mi pueblo. Y que iré a visitar Gaza cuando sea, cuando yo quiera o me dé la gana, ya que está dentro de mi patria, Palestina, por lo que tengo el derecho de recorrerla cuando quiera desde el extremo norte al extremo sur. Rechazo firmemente ser deportado a Gaza ya que esta práctica no hará más que traer amargos recuerdos del proceso de expulsión al que nuestro pueblo palestino fue sometido en 1948 y 1967.

Estamos luchando por la libertad de nuestra tierra y por el retorno de nuestros refugiados, en Palestina y en el exilio, no para agregar más deportados. Esta práctica sistemática con la que Israel pretende vaciar Palestina de palestinos y traer extranjeros para ocupar su lugar es un crimen en sí misma. Me niego a ser deportado a cualquier lugar y sólo acordaré ser liberado para ir a Jerusalén, pues la ocupación israelí está trabajando para vaciar Jerusalén de su pueblo y convertir a los árabes en un grupo minoritario de su población. El asunto de la deportación ya no es una decisión personal, es más bien un principio nacional. Si cada prisionero acepta bajo presión ser deportado fuera de Jerusalén, finalmente Jerusalén será vaciada de su pueblo.

Preferiría morir en mi cama de hospital a ser deportado de Jerusalén. Jerusalén es mi alma y mi vida. Si me arrancaran de allí, mi alma sería arrancada de mi cuerpo. Mi vida no tiene sentido fuera de Jerusalén. No hay otra tierra en la Tierra que pueda abrazarme que no sea Jerusalén. Por lo tanto, mi regreso será sólo a Jerusalén y no a otro lugar. Recomiendo a todos los palestinos que abracen su tierra y sus pueblos y jamás sucumban a los deseos de la ocupación. Yo no considero este asunto como una causa personal relacionada con Samer Issawi. Es un asunto nacional, una convicción y un principio que cada palestino que ama el suelo sagrado de su patria debería defender.

Finalmente, ¡reitero por milésima vez que continúo mi huelga de hambre hasta la libertad y el retorno a Jerusalén o el martirio!”

Samer Al-Issawi
Lunes, 18 de marzo de 2013

¡Contra la barbarie del Estado fascista de Israel! ¡Solidaridad con el pueblo palestino!

junio 3, 2010 por  
Publicado en: Comunicados


CONFERENCIA INTERNACIONAL DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES MARXISTA – LENINISTAS (CIPOML).

La brutal agresión llevada a cabo por el, ejército nazisionista contra la llamada «flota de la libertad», merece la condena y repulsa sin paliativos, la denuncia y rechazo general. El Estado de Israel que lleva a cabo un genocidio sistematizado de la población palestina, ante el silencio cómplice de las mal llamadas democracias, somete a la hambruna a la población de Gaza y evita que llegue a esa sufrida población (más de un millón y medio de habitantes en una franja de 40 kilómetros de largo por 6 de ancho)cualquier tipo de ayuda humanitaria, alimentos, medicamentos, material para reconbstruir las destruidas viviendas por los bombardeos Israelíes, material escolar, etc., etc.

La «flota de la libertad» transportaba toneladas de ayuda, mas el Estado de Israel lo ha impedido por la bestial fuerza de sus tropas. Ese Estado, no respeta ninguna de las resoluciones de la ONU, ningún convenio internacional, no tiene más razón que su fuerza bruta y el apoyo incondicional del imperialismo estadounidense y otros.

El buque «Mavi Marmara» de nacionalidad y bandera turca fue atacado por lanchas rápidas militares, por comandos especiales transportados en helicópteros que dispararon contra las personas de diferentes nacionalidades que trataban de portar ayuda al pueblo palestino. Una operación militar contra civiles desarmados, soldados entrenados para matar contra gente que lucha con la palabra y la solidaridad, por la paz y la justicia. El Gobierno de Tel Aviv con total impudicia declara que sus soldados «han actuado en legítima defensa» contra las armas de los activista civiles. Las armas confiscadas: destornilladores, alguna navaja multiuso, herramientas propias de un barco, martillos, un par de radiales,… La acción fue llevada a cabo en aguas internacionales, es decir, fue un acto de piratería pura y simple con total desprecio de las leyes internacionales. Pero la OTAN, a la que pertenece Turquía, apenas ha pronunciado unas palabras «lamentado el incidente», al igual que la ONU donde los Estados Unidos han vetado una condena explícita del Consejo de Seguridad contra Israel. Una vez más, el imperialismo estadounidense impide la condena de ese Estado fascista, del que Washington es el principal valedor y protector.

La indignación de los pueblos del mundo estalla en múltiples manifestaciones en las principales ciudades, particularmente europeas, en Francia, Italia, España, Alemania, Bélgica, Portugal…y con particular combatividad en Turquía. Frente a esta indignación popular, la tibieza hipócrita de los gobiernos, que « condenan y piden explicaciones» sin más, cuando el Estado sionista, por su actividad criminal, debería ser expulsado de los organismos internaciones, y cancelados los acuerdos preferenciales con la Unión Europea.

Aún hoy 2 de junio, no se sabe exactamente cuántos muertos (asesinados) ha habido en la operación, ni el número de heridos. Con el mayor cinismo, el embajador israelí en España, declaró antes los medios públicos, además de la cantinela sobre la legítima defensa, que sólo ha habido una decena de muertos entre las más de setecientas personas que iban a bordo, lo cual «es una proporción muy baja».

El presidente Obama, ese «demócrata» que hace sonar tambores de guerra contra Irán, Corea del Norte, que mantiene el criminal embargo contra Cuba, que continúa la agresión contra Afganistán, e Iraq, se ha limitado a lamentar lo sucedido, sin más.

La pasividad ante las continuas agresiones y crímenes del Estado de Israel ha gozado hasta ahora de total impunidad. Es hora de acabar con esa situación. Ese Estado fascista, reaccionario, racista, ha de ser condenado y combatido. El pueblo, palestino tiene derecho a construir su propio Estado, en fronteras seguras, recuperar los territorios ocupados, por los sionistas, a ser resar5cido por todas las barbaridades de todo tipo que sufren.

Hay que incrementar la solidaridad con el pueblo palestino, y al mismo tiempo, denunciar y combatir al sionismo y a todos los que le protegen. Israel cuenta con el cuarto ejército más poderoso del mundo, tiene un arsenal atómico y de armas de destrucción masiva que es un verdadero polvorín, no sólo para el Próximo Oriente.

La Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas, manifiesta su total solidaridad con el pueblo palestino y su justa lucha, que ha de manifestarse en acciones concretas. Nuestra solidaridad con las víctimas de la piratería israelí.

¡Viva la lucha del pueblo palestino! Contra el imperialismo y la reacción, lucha sin cuartel!

2 de Junio de 2006

Comunicado del Frente Popular para la Liberacion de Palestina ante el nuevo acto de pirateria criminal de la entidad sionista

junio 2, 2010 por  
Publicado en: Comunicados

El FPLP, ante el asalto de las fuerzas de ocupación israelíes sobre la “Flotilla pro Libertad para Gaza” en alta mar la madrugada de hoy que causó la muerte y diversas heridas a varios activistas solidarios internacionalistas, considera el asalto como un nuevo crimen israelí y como un acto de piratería que obedece a un organizado terrorismo de estado que desenmascara la verdadera cara racista y fascista del ocupante.

Así mismo, el FPLP, y a través de un comunicado de prensa, expresa su total solidaridad con los activistas internacionalistas e insta a las instituciones de las NNUU y a los hombres y mujeres libres de todo el mundo, a intervenir para garantizar la inmediata protección de los activistas internacionales, a condenar la ocupación y a garantizar su juicio ante los Tribunales Internacionales, instando al Secretario General de NNUU a convocar una sesión extraordinaria para debatir sobre la criminal agresión que sobrepasa el derecho internacional y la Cuarta Convención de Ginebra.

Y en este sentido, el FPLP insta a los pueblos árabes e islámicos, y a todos los libres del mundo a expresar su rechazo de este nuevo acto de piratería y su rechazo a las continuas políticas criminales contra los hijos de nuestro pueblo palestino, a rebelarse frente a la ocupación y a manifestarse frente a las embajadas israelíes para condenar sus continuos crímenes y exigir un necesario fin del bloqueo impuesto sobre la franja de Gaza, instando a la Liga de Estados Árabes a asumir sus responsabilidades ante los nuevos acontecimientos y, a convocar una sesión extraordinaria de los ministros de asuntos exteriores árabes para tomar unas serias resoluciones que pongan fin al alboroto israelí.

Así también, el FPLP, ha exigido a las facciones palestinas unificar sus criterios y agilizar sus gestiones para poner fin al estado de división actual, en aras de poder estar unidos para hacer frente a las continuas políticas agresivas.

FPLP

Traducido del árabe por Jamal Halawa.

Con TODO junto al pueblo Palestino y contra los criminales sionistas.

junio 2, 2010 por  
Publicado en: Comunicados

Expresamos nuestra solidaridad a los activistas solidarios internacionalistas ( entre los cuales hay hoy detenida en Israel una chilena), con los familiares de de quienes han sido asesinados por los criminales sionistas, con quienes hoy se encuentran detenidos en cárceles israelíes, cuyo delito ha sido llevar ayuda solidaria, tratar de romper en cerco de extermino que los israelíes con apoyo de los imperialistas yanquis tienen sobre territorio palestino y en particular sobre la Franja de Gaza.

Los comunistas, desde el Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC(AP) siempre hemos estado en la primera línea de la solidaridad verdadera, militante con la causa palestina, hoy reafirmamos esa conducta y estas disponibles para realizar acciones amplias y unitarias contra los intereses israelitas en Chile, empezando con manifestaciones frente a la embajada de Israel y por cierto llamado a boicotear todo producto y empresa de origen israelí.

A parar a los criminales sionistas!

Viva la causa y lucha del heroico pueblo palestino!

Secretariado Político del Comité Central del Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC(AP)

Solidaridad con los Internacionalistas Asesinados por el Nazi-Sionismo Israeli

mayo 31, 2010 por  
Publicado en: Comunicados

COMUNICADO
SOLIDARIDAD CON LOS INTERNACIONALISTAS ASESINADOS POR EL NAZI-SIONISMO DE ISRAEL

¡PAREMOS EL GENOCIDIO ISRAELÍ CONTRA EL PUEBLO PALESTINO!

El régimen nazi-sionista y delincuente de Israel ya cuenta con unas cuantas víctimas inocentes más en su infinita lista de crímenes. El reciente ataque militar contra una flota pacífica con ayuda humanitaria en aguas internacionales, que se dirigía por mar al territorio palestino de Gaza, donde la población asediada sufre el genocidio de los nazis israelíes, constituye una nueva muestra del terrorismo de Estado típico de Israel.

El régimen delincuente y genocida ha tratado de deformar la verdad de los hechos, presentando a los internacionalistas que se dirigían a la franja de Gaza como los agresores, y a los asesinos como víctimas pacíficas de los primeros. Tanto los vídeos como los numerosos testimonios presentes desmienten las mentiras del nazi-sionismo: las verdaderas víctimas, los valientes internacionalistas, se defendieron como pudieron y de forma totalmente legítima, con unos medios muy inferiores, de una agresión militar realizada traicioneramente. Se trata de un crimen de guerra cometido con premeditación y alevosía.

Israel ha vuelto a desafiar por enésima vez a la legalidad internacional y ha demostrado sobradamente que debe ser castigado por sus descomunales crímenes y por su actitud genocida respecto al pueblo palestino. El engendro nazi de los Estados Unidos y la OTAN en Oriente próximo, que sólo puede sobrevivir chapoteando en la sangre de otros pueblos y pisoteando los cadáveres de los miles de niños palestinos asesinados a sangre fría, no puede seguir actuando impunemente y se merece una respuesta clara y firme de los defensores de la humanidad, la democracia y la vida. Aquí no mezclamos, por supuesto, a los valientes ciudadanos israelíes y judíos progresistas y demócratas que se oponen resueltamente a un régimen sediento de sangre.

Desde el PCE (m-l), queremos ofrecer nuestras condolencias a los familiares y amigos de los heroicos internacionalistas caídos bajo las balas de los nazis israelíes.Queremos también rendir un modesto homenaje a todos aquellos que han tenido la gran valentía de participar en la flota humanitaria por la libertad y por la vida, frente al crimen y el genocidio.

Condenamos todo intento de contemporizar con el régimen criminal nazi-sionista por parte de los diferentes gobiernos imperialistas, entre ellos el gobierno español. Exigimos que se aísle al régimen sionista, que se ponga a fin a todo intercambio comercial, militar o cultural y que se rompan las relaciones diplomáticas con los nazis israelíes. Asimismo, exigimos que se depuren responsabilidades de los cómplices y agentes del Mossad que existen en nuestro país, camuflados como intelectuales y políticos pro-sionistas al servicio de una potencia extranjera. Es necesario un nuevo Juicio de Nuremberg que castigue a los jerarcas nazi-sionistas y les obligue a reconocer los legítimos derechos del pueblo palestino, así como las compensaciones económicas y territoriales que sean precisas para reparar más de medio siglo de crímenes en masa.

Por todo ello, el PCE (m-l) se suma y llama a participar en todos los actos convocados en solidaridad con los internacionalistas asesinados, con el pueblo palestino, y por la ruptura incondicional de las relaciones diplomáticas con el Estado nazi-sionista.

Madrid, 31 de mayo de 2010

El gobierno de Netanyahu continúa la política de limpieza étnica

abril 17, 2010 por  
Publicado en: Noticias

70 mil palestinos, a partir del día 14 del presente mes, están amenazados de ser desterrados fuera de Cisjordania.

  • Llamamos a la Autoridad Nacional Palestina a dirigirse al Consejo de Seguridad y a la Organización de Naciones Unidas para que decreten una solución que impida la limpieza étnica y el destierro de los palestinos.
  • Los países árabes están convocados para que se realice una reunión de la ONU con el objetivo de detener esta nueva tragedia y para sancionar a “Israel”, en virtud del artículo 7 de la Carta de este organismo internacional.

El Vocero Oficial del Frente Democrático para la Liberación de Palestina declaró lo siguiente:

Hoy, 14 de abril de 2010, el gobierno ultraderecha de Netanyahu-Lieberman comienza a ejecutar la política de limpieza étnica en Cisjordania.

70 mil palestinos están amenazados de ser expulsados fuera de Cisjordania. Esta es una expatriación de la tierra de nuestros ancestros y una política que se contradice con el derecho internacional y con la Cuarta Convención de Ginebra, que inhibe al ocupante cualquier cambio geográfico a través del colonialismo, demográfico con el destierro, la limpia étnica y la emigración forzosa.

La Autoridad Nacional Palestina está llamada a dirigirse, urgentemente, al Consejo de Seguridad y a Naciones Unidas para que estos organismos aprueben una resolución, que obligue al agresor Gobierno sionista a detener la expulsión de los palestinos de su tierra, y para que se impongan sanciones contra el estado colonialista, en virtud del artículo 7 de la Carta de Naciones Unidas.

Los países árabes están convocados a realizar una reunión extraordinaria de la ONU, bajo el lema: unidad por paz, con el fin de detener la nueva tragedia-Nakba, y para imponer sanciones a Israel.

Oficina Central de Información del Frente Democrático para la Liberación de Palestina

14 de abril del 2010

Una orden militar permitirá deportar a todo palestino de Cisjordania

abril 13, 2010 por  
Publicado en: Noticias

Una nueva orden militar israelí, que entrará mañana en vigor, permitirá la detención o la deportación de cualquier palestino residente en el territorio ocupado de Cisjordania si carece de un permiso de las autoridades sionistas. La medida ha sido calificada como «el peor paso de la política racista» que practica Israel por parte palestina, que apela a la comunidad internacional para que proteja los derechos de los palestinos.

GARA | TEL AVIV

Una nueva ordenanza militar que va a emitir Israel con el pretexto de impedir la infiltración de personas que puedan «dañar la seguridad nacional», y que entrará en vigor mañana, permitirá en la práctica la detención o deportación de decenas de miles de palestinos que viven en el territorio ocupado de Cisjordania.

La orden se dirige especialmente a los palestinos que no tengan un permiso de residencia emitido por las autoridades sionistas -aunque según varias ONG no define qué considera Israel como permiso válido- y, sobre todo, a quienes posean una tarjeta de identidad con una dirección de la Franja de Gaza, gobernada por Hamas, o que hayan nacido en ese territorio, así como a sus descendientes. También podrían verse afectadas aquellas mujeres de palestinos que hayan nacido en el extranjero. Se espera que uno de los grupos que resultará más afectado por la nueva medida es el de los palestinos que se trasladaron a Cisjordania en virtud de la reunificación familiar, en el año 2007.

Según la nueva orden, «una persona que está presente en la zona y no tiene un permiso legal» es un infiltrado que ha entrado en Cisjordania de forma irregular. Así, cuando mañana entre en vigor, decenas de miles de palestinos se convertirán automáticamente en potenciales delincuentes que pueden ser condenados a entre tres y siete años de cárcel y a 7.500 shekels (1.500 euros) de multa o deportados fuera de ese territorio.

Hasta el presente, los tribunales civiles israelíes impedían, en general, la expulsión de Cisjordania de ese tipo de personas, pero el nuevo decreto militar colocará bajo la única jurisdicción de los tribunales militares y las personas afectadas serán juzgadas como «infiltradas» y se enfrentarán a su expulsión hacia el país o la región de la que proceden «ilegalmente».

Consultado al respecto por AFP, un portavoz del Ejército israelí confirmó la publicación de la orden «destinada a impedir las infiltraciones». «El ejército se dispone a aplicar esta orden, que no concernirá a los israelíes, sino a quienes residen ilegalmente» en Cisjordania, agregó.

«Medida racista»

El jefe negociador de la Autoridad Palestina, Saeb Erekat, condenó la medida en un comunicado en el que afirmó que «estas ordenes militares pertenecen a un estado de apartheid» y suponen «un ataque a los palestinos y una afrenta a los principios más fundamentales de los derechos humanos».

Para Erekat, las órdenes «convierten a los palestinos en criminales en su propias casas y menoscaban los esfuerzos pales- tinos para gestionar sus asuntos internos», además de abrir la puerta a Israel para expulsar a cónyuges de palestinos que sean extranjeros, trabajadores extranjeros, israelíes y a aquellos que participen en manifestaciones por los derechos palestinos y contra la ocupación.

El dirigente palestino hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que «intervenga y proteja los derechos de los palestinos».

En declaraciones a Efe, Nabil Sha’ath, miembro del comité de la ANP encargado de las negociaciones con el Estado judío, calificó la orden del «peor paso de la política racista que practica Israel» desde la ocupación de los territorios palestinos en la Guerra de los Seis Días de 1967.

Sha’ath anunció que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) va a desplegar «una campaña ante la comunidad de naciones» para tratar de frenar en los foros internacionales esta medida, revelada ayer por medios de comunicación y organizaciones huma- nitarias israelíes.

marzo 28, 2010 por  
Publicado en: Artículos

Ha sido revelador seguir en los últimos días la cobertura internacional de los medios de comunicación y la actitud de determinados dirigentes políticos e intelectuales. Para aquéllos que quieran conocer el carácter y a qué intereses sirven algunos actores de la vida política y cultural, vale la pena prestar atención a las noticias reciente sobre Cuba e Israel.

La semana pasada, en función de las declaraciones de presidente Lula defendiendo la autodeterminación de la justicia cubana, se organizó una amplia campaña de denuncias contra una supuesta falta de respeto a los derechos humanos en la isla caribeña. Pero no hubo, en los medios más importantes, ni una sola noticia o discurso significativo sobre cómo Israel, nuevo destino del presidente brasileño, trata a sus presos, a sus minorías nacionales y a sus vecinos.

Vayamos a los hechos. En el caso cubano, Orlando Zapata, un supuesto “disidente” en huelga de hambre por mejores condiciones carcelarias, detenido y condenado por delitos comunes, fue atendido en un hospital público por orden del gobierno pero no resistió y falleció. Nadie ha formulado acusaciones de tortura o ejecución extra legal. A lo sumo hubo insinuaciones de opositores sobre un retardo en la atención médica, aunque es posible imaginar el escándalo que se habría armado en el caso de que el prisionero hubiese sido alimentado por la fuerza.

Aún no teniendo la menor evidencia de que la muerte del disidente, lamentada por el propio presidente Raúl Castro, hubiera sido provocada por el Estado, los principales medios y agencias de noticias se lanzaron contra Cuba con el puñal entre los dientes. Y después continuaron el Parlamento Europeo y el gobierno estadounidense amenazando al país con nuevas sanciones económicas.

La industria del martirio

Otro opositor, Guillermo Fariñas, en cuya biografía se combinan muchos actos delictivos y alguna militancia anticomunista, aprovechó el momento de conmoción para declararse también en ayuno, apareciendo demacrado en fotografías que dieron vuelta al mundo, protestando contra la situación en los presidios cubanos y exigiendo la libertad de los presos políticos. Así, rápidamente, se convirtió en el mascarón de proa de una industria del martirio que con mucha frecuencia ponen en marcha los enemigos de la revolución cubana.

El gobierno le ofreció un permiso para emigrar a España para recuperarse allí, pero Fariñas, que no está preso y hace su huelga de hambre en su casa, rechazó la oferta. Sus apoyos políticos, conscientes de que la Constitución cubana determina la absoluta libertad individual para someterse o no a un tratamiento médico, lo incitaron a intensificar su sacrificio, ya que no le atenderán por la fuerza hasta que su colapso convierta en imperativa su hospitalización. Porque, ¿de que le sirve Fariñas vivo a la oposición?

El presidente Lula hizo público, en su estilo, su rechazo al chantaje contra el gobierno cubano. Quizás su actitud habría sido diferente, aunque de manera discreta, si hubiera tenido la evidencia de que la situación de Zapata o de Fariñas habían sido el resultado de actitudes inhumanas o arbitrarias de las autoridades.

Para ir al fondo del asunto, compárese la actitud de los disidentes con una hipotética revuelta de delincuentes comunes brasileños. Después de todo no se puede considerar a nadie inocente o injustamente condenado porque así se autoproclame o porque se exponga como víctima por medio de gestos dramáticos.

El silencio de los medios

Sin pruebas categóricas de que un gobierno constitucional violó normas internacionales, es razonable que el presidente de otro país guíe sus actitudes basado en el principio de la autodeterminación de las naciones en el manejo de sus asuntos internos. El presidente brasileño actuó con la misma prudencia con respecto a Israel, país al que llegó el pasado día 14, a pesar de la abundante evidencia que compromete a los sionistas con la violación de derechos humanos.

Pero las palabras de Lula en relación con Cuba y su silencio sobre el gobierno israelí se trataron de manera notablemente diferente. En el primer caso, los apóstoles de la democracia occidental no han perdonado la negativa del presidente de Brasil a unirse a la ofensiva contra La Habana y a legitimar el uso de los derechos humanos contra un país soberano. En el segundo caso aceptaron respetuosamente el silencio presidencial.

A decir verdad, no sólo los articulistas y políticos de derecha tuvieron ese comportamiento hipócrita. Porque de la misma manera se comportaron algunos parlamentarios y blogueros considerados progresistas pero temerosos de enfrentarse al poderoso monopolio de los medios de comunicación y dispuestos a pagar el peaje de la demagogia para lograr un éxito personal, aun a costa de renunciar a cualquier reflexión crítica sobre los hechos en cuestión.

Un observador imparcial advertiría fácilmente que, al contrario de los sucesos de Cuba, en los que el resultado fatal fue consecuencia de las decisiones individuales de las propias víctimas, los que se refieren a Israel son consecuencias de una política deliberada de sus instituciones gubernamentales.

El sionismo y los derechos humanos

El Estado sionista es uno de los países con mayor número de presos políticos del mundo, con cerca de 11.000 prisioneros incluyendo a niños y, en su mayoría, sin que hayan tenido un juicio. Más de 800.000 palestinos han sido encarcelados desde 1948. Aproximadamente el 25% de los palestinos que permanecen en los territorios ocupados por el ejército israelí han estado en la cárcel en algún momento. Las detenciones han afectado asimismo a los dirigentes palestinos: 39 diputados y 9 ministros han sido secuestrados desde junio de 2006.

En ese país la tortura está legitimada por una sentencia de la Corte Suprema que autorizó el uso de “técnicas dolorosas para el interrogatorio de prisioneros bajo custodia del gobierno”. Nada de esto ni siquiera se ha insinuado contra Cuba, tampoco por parte de organizaciones que no tienen la más mínima simpatía por su régimen político.

Pero las violaciones de los derechos humanos en Israel no se limitan al tema carcelario, que sólo es una parte de la política de agresión contra el pueblo palestino. La resolución 181 de las Naciones Unidas, que creó el Estado de Israel en 1947, disponía que la nueva nación tendría un 56% de los territorios coloniales británicos sobre la ribera occidental del río Jordán, mientras que el restante 44% se destinaría a la construcción de un Estado del pueblo palestino, que antes de esa resolución ocupaba el 98% del área objeto de esa partición. El régimen sionista, violador reiterado de las leyes y acuerdos internacionales, controla hoy más del 78% del antiguo Mandato Británico si se excluye la parte ocupada por Jordania.

Más de 750.000 palestinos fueron expulsados de su país desde entonces. Israel demolió más de 20.000 casas de ciudadanos no judíos entre 1967 y 2009. Además Israel está construyendo, desde 2004, un muro de 700 Km. de longitud que aislará a 160.000 familias palestinas y controla más del 85% de los recursos hídricos de las áreas que corresponden a la actual Autoridad Palestina.

Por lo menos 600 puestos de control fueron instalados por el ejército israelí dentro de las ciudades palestinas. Las leyes aprobadas por el parlamento sionista impiden la reunificación de las familias que viven en diferentes municipios, además de incentivar los asentamientos judíos más allá de las fronteras internacionalmente reconocidas.

Doble moral

Ésas son algunas de las características que definen el sistema sionista de apartheid, en el que los derechos soberanos del pueblo palestino están limitados a verdaderos bantustanes, como en la antigua y racista Sudáfrica. El resultado de este panorama es una escalada represiva cada vez más brutal promovida como política de Estado.

Sin embargo los principales medios de comunicación guardan silencio ante estos hechos. También permanecen mudos los líderes políticos conservadores. Y tampoco se oye nada de algunas personas, presumiblemente progresistas, siempre dispuestas a apuntar con el dedo acusador a la revolución cubana.

Quizás porque los derechos humanos sólo provocan indignación a esta gente hipócrita cuando la supuesta violación de esos derechos humanos se vuelve contra las voces de la civilización judeocristiana, de la democracia liberal, del libre mercado y del anticomunismo. No le faltó razón al presidente Lula cuando reaccionó enérgicamente contra el cinismo de los ataques al gobierno de La Habana.

Breno Altman es periodista y director editorial del Sitio Web Opera Mundi (www.operamundi.com.br)

¡Salvemos a Aminetu Haidar!

diciembre 8, 2009 por  
Publicado en: Comunicados

La vida de la activista saharaui, Aminetu Haidar, corre serio peligro, tras veinte días de huelga de hambre. El pasado 14 de Noviembre, Haidar fue expulsada a España desde El Aaiún, su ciudad, por las autoridades marroquíes de ocupación que le retiraron además el pasaporte, tras regresar de EEUU, donde había acudido para recoger un premio a su actividad de defensa de los derechos del pueblo saharaui. El régimen marroquí se niega a devolverle el pasaporte salvo que “pida perdón o acepte la marroquinidad del Sáhara. Desde entonces, Haidar permanece en huelga de hambre, defendiendo dignamente su derecho y el de su pueblo, frente al atropello y la humillación constantes de los ocupantes. Haidar con gran determinación y dignidad, está haciendo frente al régimen de Mohamed VI, al negarse a aceptar sus intolerables exigencias.

No estamos solo ante un grave y urgente problema humanitario. Lo que la lucha ejemplar de Haidar ha puesto sobre la mesa, es ante todo un serio problema político que prueba a las claras el cinismo del imperialismo, principalmente EEUU y la UE; la inoperancia de la ONU; la impotencia cobarde del Gobierno de Zapatero y el cinismo cómplice del régimen continuista español, con el dolor del pueblo saharaui. Un pueblo condenado a vivir, desde hace treinta y cuatro años fuera de su tierra, en condiciones deplorables o a resistir la ocupación extranjera que reprime sus derechos más elementales.

Desde su llegada al trono, a la muerte de su padre, el tirano Hassan II, las potencias imperialistas se han esforzado en presentar el régimen de Mohamed VI como una democracia parlamentaria, cuando no es sino una satrapía, controlada por una casta mafiosa encabezada por la familia real, implicada, como han señalado infinidad de denuncias, en todo tipo de negocios ilícitos: desde el tráfico de drogas, al de personas.

Esta casta, oprime y explota de forma implacable a su propio pueblo. Por ello, miles de marroquíes siguen arriesgando sus vidas en las pateras, para huir de la miseria a la que les condena la monarquía alauita y encontrarse finalmente con la brutalidad de las leyes de extranjería de la “civilizada” Europa del capital, cuyos gobiernos, apoyan sin reservas las atrocidades del tirano, al que consideran su aliado.

En esta crisis, ni EEUU, ni la UE, han hecho nada, más allá de unas falsas protestas verbales, para presionar a Mohamed VI y obligarle a cumplir con el derecho internacional, devolviendo su ciudadanía a Haidar. Tampoco la ONU ha ido más allá de “mostrar su preocupación”, lo que en el lenguaje diplomático del imperialismo sólo tiene el significado de dar carta blanca a Marruecos para que continúe con su atropello.

De hecho, como recientemente ha denunciado el escritor, José Saramago, el régimen marroquí y el nazi sionista de Israel, han ignorado impunemente todas las resoluciones de la ONU y continúan ocupando Palestina y el Sáhara, respectivamente, sin que la llamada “comunidad internacional” haya movido un dedo para impedir sus constantes atropellos.

Pasados 34 años desde la “Marcha Verde”, la pantomima orquestada por Hassan II para llevar a cabo la ocupación del Sáhara; Marruecos sigue ocupándolo e impidiendo la celebración del referéndum de autodeterminación.

Entonces, el régimen franquista, ignorando cobardemente las obligaciones de España como potencia colonial, abandonó a su suerte al pueblo saharaui. Hoy, el Gobierno español, como los que le precedieron, sigue olvidando su responsabilidad en la terrible situación que viven miles de personas en los campos de refugiados de Tinduf y en el Sáhara ocupado.

Es intolerable que Moratinos, el Ministro de Exteriores de Zapatero, haya mostrado ante la dignidad de Haidar, una actitud amenazadora que se torna suplicante y medrosa frente al tirano de Rabat. No, el Gobierno español no puede lavarse las manos ante la suerte de Haidar. Su obligación es la de trabajar activamente para imponer a Mohamed VI el respeto del derecho internacional y la devolución de sus derechos a Aminetu Haidar. No hay otra respuesta aceptable a la actitud criminal y repugnante de las autoridades marroquíes.

Es obligado también denunciar el papel vergonzoso del rey Borbón, impuesto por el asesino Franco, en nombre de quien acudió en 1.975, semanas antes de perpetrarse la traición contra los saharaui, a visitar a las tropas de ocupación españolas. Él, que siempre ha tratado con familiaridad a la casa real de Marruecos, llegando a llamar al tirano Hassan II, su hermano mayor; él, que tuvo la torpe osadía de mandar callar al presidente electo de un Estado soberano: Chávez; guarda ahora silencio ante esta nueva y repugnante fechoría de su “sobrino” Mohamed VI.

Ha quedado claro una vez más que nada cabe esperar de los imperialistas. Únicamente la solidaridad de los pueblos podrá evitar la impunidad de los regímenes títere como el marroquí que, a cambio de defender los intereses del imperialismo, tienen vía libre para avasallar a su propio pueblo e imponer a sangre y fuego sus intereses a otros pueblos.

Nuestro Partido reitera su apoyo a la causa saharaui en su justa lucha, exige la celebración inmediata del referéndum de autodeterminación, expresa su solidaridad con Aminetu Haidar, y llama a apoyar todas las acciones encaminadas a lograr su vuelta a El Aiún y el respeto de sus derechos civiles.

Madrid, 5 de diciembre de 2009-12-06

Partido Comunista de España (Marxista-leninista)

Página siguiente »