AVISO:

Esta es nuestra web antigua.
La hemos dejado aquí para que todo el mundo pueda consultar
los artículos escritos antes de Noviembre de 2014 que todavía
no hemos copiado a su ubicación definitiva.

Para ver todos los artículos escritos desde Diciembre de 2014 en adelante,
por favor visita nuestra nueva página web.

GALIZA: Comunicado conjunto para el 6D

diciembre 8, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

logo_p200pxRPS Galicia, PCE (m-l) y el Comité Revolucionario Benigno Álvarez, ante de esta jornada del 6 D, queremos señalar:

A) Que la Constitución del 78 ha dado un carácter aparentemente “legal” y “democrático” a la continuidad con los poderes del
franquismo. En este proceso ha colaborado un sector, digamos de izquierdas, que renunció a la lucha por la conquista del poder obrero, poniendo en evidencia el carácter oportunista de sus dirigentes, los cuales pactaban la llamada Transición en reuniones de salón a espaldas de su militancia, abandonando así el legado de lucha y coherencia por los valores republicanos y socialistas.

B) Que el marco político que avala esta Constitución no puede ser plenamente democrático cuando el Jefe de Estado no ha sido electo, sino puesto a dedo por el dictador militar Francisco Franco. Es más, cuando abdicó Juan Carlos de Borbón, no hubo referéndum que hiciese partícipe a todos los trabajadores del país y demás sectores populares, si no que, con el aval de los partidos políticos del gran
capital, esa jefatura ha sido heredada por el infame Felipe VI, dando la espalda a la nación gallega, y a las otras que conforman la realidad plurinacional de la península.

C) Los resultados de todo ello no prometen un futuro esperanzador para nuestra patria. El llamado Estado de Bienestar, la sanidad, la
educación…, no deja de ser hoy un mero formalismo; la corrupción se ha instalado en las instituciones; el Partido Popular, con la
compañía del Partido “Socialista”, nos ha llevado a una recesión económica sin precedentes; el derecho de elegir libremente nuestra
soberanía no es concedido a pesar de las presiones… Por todo ello, afirmamos que este régimen está mas que agotado.

D) Entendiendo lo arriba expuesto, hacemos público nuestro compromiso cooperativo para dinamizar a las masas y construir la REPÚBLICA FEDERALISTA, DEMOCRÁTICA, Laica, Ecologista, Feminista, POPULAR.

HOY, MÁS QUE NUNCA, ¡¡¡ABAJO LA MONARQUÍA CONTINUISTA CON LA DICTADURA!!!

¡¡¡LES GUSTE O NO, LA REPÚBLICA SERÁ DEL PUEBLO!!!

Verdad, Justicia y Reparación para los 43 de Ayotzinapa (México)

octubre 14, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

Comunicado conjunto

Para entregar a la Embajada de México |

El pasado 26 de septiembre, en la ciudad de Iguala, del Estado de Guerrero fueron asesinados siete jóvenes, otros 43 fueron desaparecidos encontrándose después sus cuerpos sin vida brutalmente torturados.

Eran muy jóvenes, hijos de familias campesinas y estudiantes de una escuela normal rural.  Defienden la educación pública, las escuelas de magisterio radicadas en el medio rural, la enseñanza al servicio del pueblo y la transformación social del país. Por eso les dispararon y les secuestraron.

Las informaciones procedentes de la zona y de medios sociales solventes de México señalan claramente como autores materiales del crimen a la policía municipal y a sicarios al servicio del cártel de narcotraficantes “Guerreros Unidos”. Apuntan también que no hay diferencia entre unos y otros: de día actúan uniformados, de noche se lo quitan. Son caras de la misma moneda.

Pero unos ejecutan y otros poderes señalan. La criminalización de la protesta de los normalistas por parte de empresarios y políticos y la represión desencadenada sobre ellos desde los poderes públicos, llevan inevitablemente a pensar que la matanza es muy probable que esté directamente relacionada con ellos.

En México, como en tantos lugares del mundo, si el crimen organizado, y el narcotráfico en especial, campean a sus anchas, es porque los poderes públicos están en connivencia con ellos, o al menos lo toleran.

Las organizaciones abajo firmantes exigimos el esclarecimiento de la desaparición y asesinato de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre, presumiblemente por parte de fuerzas de seguridad del estado y sicarios de los cárteles de la droga.

Dicha acción solo puede calificarse como crimen de Estado y de Lesa Humanidad según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Por ello, reclamamos la depuración de los responsables políticos y militares de la acción, así como la reparación a las familias.

Pero sobre todo, mostramos toda nuestra solidaridad con las familias de los jóvenes asesinados, con sus compañeras y compañeros, y en especial con las razones de su lucha, que son las de la clase obrera de todos los países.

Partido Comunista de España (marxista-leninista)

Sindicato Asambleario de Sanidad

Red Roja

Solidaridad Obrera

y otros por especificar

Informe al Pleno Ampliado del Comité Central

octubre 11, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

logonuevopño[Extractos]

Lejos de asistir al final de la crisis capitalista, ésta se agudiza: nuevas amenazas aparecen en el horizonte inmediato, apuntando a una profundización de la recesión: la denominada burbuja de la deuda, que amenaza con estallar en EEUU, se une a los datos de desaceleración de las principales economías de la zona euro (Alemania, Italia y Francia, entre ellas) y la aparición del fantasma de la deflación, que alimenta las pesadillas de especuladores y empresarios.

Este nuevo crac que asoma a las puertas de las economías capitalistas, y que afecta también a las denominadas economías emergentes, ha provocado una aceleración del proceso de reconfiguración de las áreas de influencia entre las diversas potencias imperialistas, del que venimos hablando en otros informes.

El dominio de EEUU se sustenta en el poderío militar (su presupuesto militar, superior a los 800.000 millones de dólares anuales, es superior a la suma del gasto del resto de países) y en el papel del dólar como moneda para las transacciones internacionales. Hoy, es precisamente el hecho de que sus principales rivales (China a la cabeza) son también sus mayores acreedores, lo que evita objetivamente su bancarrota (que ya alcanza a varias grandes ciudades del país), que provocaría un efecto dominó sobre el resto de economías.

Las nuevas potencias emergentes vienen reclamando su parte en el reparto del mundo, y empiezan a dar pasos decididos para “independizarse” del bloque hoy dominante. Los denominados BRICS (acrónimo formado por las iniciales de las principales “países emergentes” en el campo del imperialismo: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) han constituido el Nuevo Banco de Desarrollo, como alternativa al Banco Mundial y el FMI. En julio de este año acordaron dotar a este banco con unos fondos de 100.000 millones de dólares y otros 100.000 más para un fondo denominado Acuerdo de Reservas de Contingencia (ARC), cuya finalidad sería el evitar presiones de liquidez en el corto plazo, promover la cooperación entre los BRICS, fortalecer la red de seguridad financiera global y complementar los arreglos internacionales existentes. El hecho de que la sede de este Banco estaría en Shangai, en la costa oriental de China, es más que una anécdota y orienta a quien está llamado a ser el “primus inter pares” en este rival de las principales instituciones del imperialismo “occidental”. El País señalaba en su edición de 27 de julio pasado: «Es un hecho que los BRICS no pueden prescindir de su integración global, de sus vínculos con las principales economías occidentales. Pero están reclamando la concreción institucional de mayor poder, desde luego en las dos instituciones de Bretton Woods ahora replicadas. Parece haber llegado el momento de que Europa y Estados Unidos tomen buena nota de ello si no quieren reeditar bloques que fragmenten la integración global». La tendencia a la regionalización de las economías crece, y estas nuevas potencias intentan constituirse en polos de referencia para su región geográfica.

Las contradicciones interimperialistas se exacerban. Las potencias mueven sus peones en el tablero internacional, provocan tensiones internas en numerosos países, agitan fuerzas reaccionarias (como es el caso de EEUU en Ucrania) o atizan conflictos religiosos y tribales, azuzando y armando a siniestras fuerzas medievales (como el denominado Estado Islámico en Irak y Siria o Boko Haram en Nigeria), para intentar alterar el statu quo en la región y acorralar o debilitar a las potencias rivales. En definitiva, el imperialismo se prepara para la guerra: comercial y militar en áreas de momento localizadas, pero que, cada vez en mayor medida, se acercan a las fronteras entre las propias potencias.

Es patente en Europa el reforzamiento de las tendencias populistas y reaccionarias que, amparadas en la descomposición del social-liberalismo, (el caso de Francia, con el reaccionario F. Hollande aplicando la misma política de recortes que la derecha neoliberal y en sus cuotas más bajas de apoyo popular, es un ejemplo de ello) y recurriendo en más de una ocasión a un lenguaje ambiguamente “social”, crecen electoralmente y se envalentonan, niegan la lucha de clases, hablan de nuevos bloques interclasistas basados en el interés nacional y reniegan de “la política”.

Por otra parte, la política errática pero conciliadora y respetuosa con los límites del sistema propia del revisionismo, particularmente en Europa, ya no puede sustentarse en la ilusión de un pacto social con la burguesía, que no interesa a ésta. Y, desde hace años, pero con particular virulencia y fluidez desde el inicio de la crisis, se ha venido desarrollando un proceso de reconfiguración del campo del revisionismo que, camuflado en una batalla por la renovación, por la mejora de las formas democráticas y el método de participación, busca mantener el estado de cosas actual e impedir una radicalización en el sentido de clase de las luchas, evitar que el proletariado llegue a estar en condiciones de dirigirlas en un sentido revolucionario y atacar el concepto mismo de organización de clase, sustituyéndolo por un conglomerado virtual de corrientes interclasistas agrupadas en torno al concepto de “ciudadano”.

Por ese motivo, la CIPOML libra una batalla consecuente y durísima por profundizar en la unidad de los marxistas-leninistas a nivel internacional. La lucha de clases se libra de forma descarnada y el proletariado interviene muy debilitado en ella. La crudeza de la lucha, no obstante, está mostrando a los trabajadores el carácter de la misma, que no está por encima de los intereses en clase en juego, sino que, por el contrario, tiene su razón de ser en el carácter agónico de la crisis imperialista que enfrenta el capitalismo cuando ha adquirido un carácter global; es su propia tendencia a la anarquía productiva, la que le lleva a destruir masivamente fuerzas productivas, con las dolorosas consecuencias en términos sociales que nuestra clase sufre diariamente.

Ahora bien, tras décadas de entreguismo de la izquierda institucional mayoritaria, el proletariado tiene sus principales organizaciones controladas por elementos oportunistas de derecha, se encuentra sin instrumentos políticos, ideológicos ni organizativos frente a un enemigo poderoso que ha recuperado fuerzas para imponer su ley sin ningún tipo de trabas. Todo ello lo hace permeable a la influencia de las corrientes pequeño burguesas diluyentes.

Esto nos obliga a una lucha tenaz y firme en el terreno ideológico y, consecuentemente, en el político y organizativo, contra quienes quieren negar el carácter de clase de la batalla planteada y quienes quieren acabar con la organización de clase para imponer un engendro de idealismo y dispersión que, de consolidarse, traerá gravísimas consecuencias al campo popular, lo desarmará con cantinelas sobre el “empoderamiento” popular y la democracia pura, frente a un sistema que no conoce límites a la hora de aplicar sus leyes, un sistema capaz de anular todo carácter de humanidad a las relaciones entre las personas, un sistema que ve en los seres humanos el combustible para la guerra que libran sus empresas en el mercado imperialista. Y nos impone al mismo tiempo la tarea de buscar la unidad para hacer frente a un enemigo tan poderoso y que ha recuperado fuerzas para imponer su ley, sin trabas. 

 

Situación interna

En nuestro país, como ya preveíamos, la vida política se ha acelerado bruscamente desde enero, con el inicio de un periodo electoral que durará hasta finales de 2015. Empezó el año con el régimen monárquico en rápida descomposición: sus principales instituciones cuestionadas, sus valedores políticos en caída libre y una tendencia creciente hacia la unidad de la izquierda en torno a unos criterios de ruptura con el statu quo. Nuestro Partido ha contribuido a ese clamor unitario, estrechando lazos con diversos sectores de otras fuerzas de izquierda proclives a trabajar, de forma más o menos decidida o sincera, pero trabajar, por la unidad y la ruptura.

Era (y es) un clamor la necesidad de un cambio de raíz, no cosmético, que termine con la podredumbre del régimen. No es tan evidente para la mayoría social la ligazón práctica entre el estado de cosas actual y su causa última, que se encuentra en la transición pactada entre una parte mayoritaria de la izquierda y los franquistas. Sin embargo, la crisis ha facilitado que los trabajadores busquen con ahínco las causas políticas de su situación, a lo largo de los últimos meses.

La cuestión es que, cuando mayor era la descomposición del régimen y sus valedores, cuando se acerca el final de la legislatura y el bloque de poder afronta una crisis de legitimidad desconocida hasta ahora, tras más de tres años de un durísimo plan de recortes sociales, laborales y democráticos, surge con fuerza, fomentada sin disimulo por los medios de propaganda de una parte de la oligarquía, una fuerte corriente ideológica pequeño burguesa que fomenta el apoliticismo, coloca el método por encima de los principios y objetivos centrales y pretende hallar la solución de los agudos problemas que arrastra la mayoría trabajadora en cuestiones técnicas, de gestión.

Nuestro partido viene denunciando los desenfoques ideológicos de esta corriente burguesa del “ciudadanismo”. Una corriente que va más allá de lo que representa Podemos, aunque este partido, cuyos líderes han formado parte integrante de la izquierda institucional que ahora critican con razón, representa la forma más elaborada y políticamente más peligrosa de ella, en la medida en que ha sintetizado las desviaciones y despropósitos del revisionismo, y que infecta a una parte sustancial de la izquierda.

Tras las elecciones europeas de Mayo pasado, el miedo del régimen, que comprobaba el descalabro del bipartidismo (que había perdido, por primera vez desde el inicio de la transición, la mayoría electoral) y el crecimiento del voto de izquierda, le forzó a acelerar la maniobra de sucesión, con la abdicación del pelele y la imposición de su hijo en un plazo de quince días, para evitar la contestación popular que, con todo, fue muy importante a pesar de la represión y las amenazas.

El paso del tiempo nos permite comprobar que la aparición de Podemos ha arrastrado a una parte de la izquierda, pero, conforme esta fuerza se ve obligada a definir más sus postulados políticos y organizativos, se incrementan sus contradicciones internas y crecen las dudas sobre su carácter de clase. Una parte de la izquierda va comprendiendo que estas corrientes “ciudadanistas” buscan realmente debilitar a las organizaciones de clase y, muy en particular, a las organizaciones comunistas.

Es pronto aún, lo hemos dicho muchas veces, para saber en qué terminará todo: las dudas de los dirigentes de Podemos, la división interna entre quienes han aprovechado su aparición para promover plataformas políticamente amorfas, la evidencia que se irá abriendo paso de que con generalidades, sin un compromiso de clase, con idealismos vacíos sobre el empoderamiento popular, lo único asegurado es la derrota, son factores a tener muy en cuenta a la hora de valorar el futuro de estas corrientes.

Consciente de ello, la cúpula dirigente de Podemos ha centrado las expectativas en su apuesta por la victoria en las elecciones generales. A ello han sacrificado el programa político, rebajado a un mero «haremos lo que decida la ciudadanía»; por esa razón, y para evitar dejar al descubierto las debilidades de su proyecto, cuya característica determinante es la indefinición, y dificultar la segura avalancha de arribistas de todo tipo que ya desborda de contradicciones muchos de sus círculos, propone no participar en las próximas elecciones municipales. Todo ello está generando malestar interno aun antes de su Asamblea constituyente, lo mismo que la actitud de algunos activistas sociales de renombre que se apresuran a dar patentes de legitimidad, según su criterio, a las fuerzas y personas que quieren participar en sus plataformas ciudadanas.

Por otra parte, Podemos, que desde el punto de vista electoral funciona como una marca eficaz, debe este mes y el próximo definir su propuesta política y organizativa. Y en ese proceso, que va a aclarar muchas dudas para quienes no quieren ver las evidencias, las tensiones ya son públicas.

No podemos olvidar que es, sobre todo, el concepto de organización y los objetivos políticos que pueden dar coherencia a un programa social progresista, los que la aparición de Podemos ha puesto en cuestión, generando un ruido innecesario que ha perjudicado objetivamente la articulación de un frente popular de izquierdas que plantee la ruptura con el régimen, como quedó patente en la campaña contra la abdicación, de la que se inhibieron la mayor parte de sus líderes.

En cualquier caso, el Comité Central Ampliado considera que, si bien estamos dispuestos a mantener nuestro compromiso con la unidad de la izquierda trabajando por ella con todas las organizaciones del campo popular, incluida Podemos, y participaremos, por tanto, en cuantos debates y plataformas sean posibles con esta organización, como lo hacemos con el resto de fuerzas populares, no estamos ante un frente de masas articulado en torno a reivindicaciones concretas, sino ante una organización cerrada y centralizada, constituida además en torno a premisas ajenas a la organización de clase y con postulados de una ambigüedad política engañosa; razón por la cual, nuestra militancia mantendrá una escrupulosa independencia orgánica con su estructura.

Cuando el gobierno del PP encara el último tramo de su legislatura, todas las encuestas anticipan su derrota, pero no conviene vender la piel del oso antes de cazarlo. Contra todas las evidencias, Rajoy y su equipo sacan pecho en la UE, vendiendo el humo de una recuperación económica que no es tal (las últimas estimaciones apuntan a que no se recuperará el nivel de empleo anterior a la crisis hasta el año 2025); suavizan la brutalidad de su política con el guante de seda del “diálogo social” y buscarán para ello el apoyo de las direcciones oportunistas de los grandes sindicatos de masas, con los que van a iniciar una ronda de inútil “monólogo social”; renuncian a alguna de sus reformas estrella (es el caso de la cacicada que pretendían perpetrar con la ley del aborto, aunque mantengan el recurso ante el Tribunal Constitucional que puede permitir a la reacción eclesiástica obtener el mismo resultado sin el coste político que supondría para el partido en el Gobierno); o desvían la atención política hacia un enfrentamiento entre pueblos, oponiéndose de manera cerril a la consulta en Cataluña (resulta sangrante la desvergüenza del bloque españolista joseantoniano al justificar su rechazo a la consulta del día 9 de noviembre en el respeto a la «soberanía popular», cuando no hace tres meses impusieron la sucesión de un Borbón en otro, en apenas quince días y amparados en la falsa legitimidad de una mayoría parlamentaria que ya no es tal) .

Aunque, como decimos, debemos esperar un tiempo para ver en qué queda el brote pequeñoburgués cuando la realidad se imponga, nuestro Partido debe redoblar su actividad política y profundizar el combate ideológico, para armar a nuestra clase en unos momentos trascendentales. La batalla ideológica que empieza a librarse en el campo popular y que, con toda seguridad, se incrementará los próximos meses, nos va a permitir también cribar el grano de la paja, porque va a apartar de las organizaciones de clase a los elementos más inseguros, menos firmes; va a foguear a los trabajadores, a nuestros militantes y cuadros. Es, como señalaba Lenin, en las derrotas donde se forjan los militantes más firmes.

El Comité Central del PCE (m-l) reafirma sus prioridades para el momento actual: reforzar el Partido política, ideológica y organizativamente, profundizar los contactos con los sectores de otras organizaciones de izquierda más próximos a la unidad consecuente, impulsando en este sentido las Plataformas pro referéndum, que no tienen por objeto solo el lograr 500.000 firmas exigiendo la consulta sobre monarquía o República, sino que deben ser un instrumento para avanzar en la unidad de la izquierda por la República y por transformar las próximas elecciones en un plebiscito contra el régimen continuista; y ligarnos con los trabajadores, organizados o no.

Tenemos muchas dudas sobre cuál será finalmente la actitud política de IU, y las otras fuerzas con las que tácticamente coincidimos en la necesidad de reforzar las organizaciones populares; pero nuestro deber es ser claros en los debates, firmes en las decisiones políticas que adoptemos, que no pueden contribuir a desarmar a la clase trabajadora en una coyuntura de descarnada lucha de clases, y leales en nuestros compromisos.

En cualquier caso, esta dura batalla contiene también elementos positivos que debemos tener en cuenta: está sirviendo a nuestros militantes y cuadros para foguearse y reforzarse ideológicamente; tras una primera respuesta tímida y dubitativa, ha hecho que un sector de militantes de izquierda, que estaban perdidos en las ensoñaciones idealistas del keynesianismo y el liberalismo organizativo, empiecen a cuestionarse la necesidad de reforzar la organización de clase y trabajar más decididamente por la unidad consecuente de la izquierda.

Todas las corrientes pequeñoburguesas que están surgiendo tienen una característica común que es propia de la burguesía: su dispersión, su carácter inestable. Cuestionan las consecuencias, pero no atacan las causas últimas de los problemas. Reaccionan a impulsos, entre la hiperactividad y la abulia, sin contención, sin graduación ni objetivos claros. Quieren, particularmente los intelectuales, volver a la situación anterior a la crisis, cuando dentro de los márgenes del sistema capitalista tenían asegurado su lugar en la reproducción de sus valores ideológicos, cubriendo el campo entre la oligarquía que controla el poder efectivo del Estado y el proletariado, totalmente enajenado y alejado de él.

Aunque a veces utilice terminología “marxista”, para la pequeña burguesía no existe lucha de clases: la crisis, sus consecuencias sociales y políticas no son producto de las tendencias inherentes al modo capitalista de producción (decir eso es, para ellos, “determinismo”), sino que los problemas se circunscriben a una cuestión técnica, de ineficacia de la «casta política». La democracia, la libertad, no tienen adjetivos de clase, son términos absolutos. El concepto de clase es sustituido por el de “ciudadano” (para de ese modo, al no haber intereses propios de cada clase, negar las contradicciones en el campo popular).

Consecuentemente, aunque lógica y necesariamente deben estructurar orgánicamente sus intereses, fomentan la participación en la lucha política desde un punto de vista estrictamente individual; de ahí que no acepten límites (aunque finalmente sí los establecen, y muy rígidos) para la participación en la organización, ni entiendan la supeditación, propia de una organización de clase, de unos intereses inmediatos a otros en la lucha política, en función de los objetivos prioritarios: lo quieren todo y lo quieren ahora. No existe compromiso militante, ni traba alguna al criterio de libre acceso (formal, eso sí) a las decisiones de la organización. Conceptos tan extraños a la democracia proletaria como las asambleas decisorias no presenciales, o la militancia virtual, son en las corrientes burguesas el sostén de sus mantras sobre la democracia participativa. No existen reglas porque, finalmente, es una ínfima minoría la que controla las decisiones reales, establece los objetivos y marca las prioridades.

Si bien se ve, este concepto disperso y diletante de la lucha política viene siendo la matriz del revisionismo y de todas las nuevas teorías de moda a lo largo de los últimos años: bolivarismo, altermundismo, etc.; la pelea en orden disperso, sin objetivos de clase; la movilización entendida como mero refuerzo de la acción institucional. Este es el abono del que se ha nutrido el sistema de familias y capillas tan común en las fuerzas de la izquierda institucionalizada.

La pequeña burguesía, como decimos, está polarizando el debate en el campo popular sobre unas premisas que no atacan el fondo político de los problemas. Cuando mayores son las condiciones para la unidad de la izquierda, para acabar con el error histórico de una transición pactada sobre la renuncia a la ruptura efectiva con el franquismo, las corrientes pequeñoburguesas insisten en que lo determinante es el método: “Creemos que las cosas que estamos planteando, en términos de programa, en términos de contenidos, del tipo de ciudad que se está planteando, son de absoluto sentido común, no representan una parcialidad de la ciudad. Lo puede entender cualquiera, de izquierdas o derechas, alguien rico y alguien sin dinero, una persona con empleo y una persona en paro, porque son cuestiones que se han construido de una manera muy transversal, pero no nosotros, ha sido la propia ciudadanía […] De lo que se trata es de convencer a la ciudadanía de que la herramienta para cambiar las reglas del juego no es un programa alternativo como probablemente tenga todo el mundo, sino una manera diferente de entender la democracia. La democracia es la base para hacer las cosas”. [Declaraciones del portavoz de Ganemos Madrid. Los subrayados son nuestros].

En 1975, Santiago Carrillo, Felipe González y otros dirigentes de la izquierda que renegó de la ruptura democrática, afirmaban que la República no era el objetivo, que “los ciudadanos” querían democracia, sin “apellidos de clase”. Hoy, también se nos dice que la política no es determinante, que la clave es “una manera diferente de entender la democracia”

Ahora sabemos qué bases tenía la democracia asentada sobre el consenso interclasista, y a dónde lleva la negativa a sentar las bases políticas para aplicar el programa de clase que la mayoría trabajadora reclamaba. Las consecuencias de aquella traición las sufre en sus carnes la mayoría trabajadora.

No estamos en condiciones de determinar en qué va a concluir la batalla ideológica planteada. La experiencia histórica nos enseña que sobre la indeterminación política, el formalismo y la negación de la lucha de clases, no puede resultar más que frustración y derrotas. Y nuestro Partido está dispuesto a pelear por que la izquierda sepa remontar el ruido de la ideología burguesa para asumir su responsabilidad: derrotar a la oligarquía y su régimen.

Octubre de 2014

Resolución del Pleno Ampliado del Comité Central del PCE (m-l)

octubre 11, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

logonuevopñoUna vez aprobado el informe presentado por el Comité Ejecutivo del Partido, el Pleno Ampliado del Comité Central acuerda hacer pública la siguiente resolución en relación a la batalla interna contra las desviaciones pequeñoburguesas.

El ruido de la ideología pequeñoburguesa también ha alcanzado a nuestro Partido. Desde hace un tiempo un puñado de elementos, agazapados particularmente en la dirección de la JCE (m-l), ha asumido las premisas ideológicas del oportunismo “ciudadanista”, renegado de los principios ideológicos leninistas y abrazado la moda del formalismo pequeñoburgués.

Este desenfoque, continuado en el tiempo eso sí, no hubiera ido a más si el 22M no hubiera actuado de catalizador (ante la desidia de las fuerzas sindicales, controladas por el oportunismo de derecha) de las tendencias burguesas que separan la política de la acción, y posteriormente Podemos no las hubiera dotado de un barniz “teórico” y una fuerza electoral tan inesperada como innegable.

La suma de estos dos fenómenos ha marcado el proceso de recomposición del campo del revisionismo, en este caso auspiciado por una parte de la oligarquía (no es posible negar a estas alturas el papel jugado por las cadenas de televisión La Sexta o Cuatro, ambas controladas por el emporio de J. Manuel Lara, dueño del grupo Planeta y con fuertes intereses económicos en otros campos), que frente a la peligrosa descomposición del régimen que ha sustentado su poder estos años, ha arriesgado en una maniobra de recambio “por la izquierda” .

Que existan contradicciones internas no es algo que deba preocuparnos. El Partido es un organismo vivo y está sujeto a todo tipo de influencias de las diversas corrientes oportunistas. La discrepancia, incluso aunque en ocasiones se exprese duramente, es un síntoma de vitalidad. Sus posiciones, por erróneas que nos parezcan, no habrían supuesto nada si no hubieran dado el paso de complotar contra el Partido.

El vigoroso surgimiento de las corrientes pequeñoburguesas ha acelerado las contradicciones internas y envalentonado a nuestros oportunistas, lo que les llevó a romper la disciplina.

No queremos ocultar la responsabilidad de la dirección del Partido, que es grande: los dirigentes de la Juventud que eran miembros del Partido trabajaron sujetos a muy escaso control, y pudieron actuar como cabezas del complot fraccional. Es cierto, también, que en la promoción de cuadros se ha cuidado poco el sentido de clase, apuntando en ocasiones a militantes de “relumbrón”, de hablar fácil, “con tablas”, pero (a la vista está) incapaces de aguantar la presión ideológica cuando el viento sopla de cara. Hemos descuidado también la formación, pretendiendo que los debates sobre cuestiones livianas con la perspectiva “juvenil” de los problemas cubriesen la formación en el marxismo-leninismo.

No ha sido una derrota, pero sí un golpe, más psicológico que real por cuanto la identidad de los fraccionalistas con la ideología leninista y con la política del Partido era prácticamente inexistente desde hacía mucho (demasiado) tiempo. Desde hace meses, su actitud enredaba a la organización en debates estériles, y su práctica política ponía obstáculos a nuestro objetivo de mejorar la intervención política del Partido y su ligazón con el proletariado.

Por otra parte, nos obligará a estar más atentos y vigilantes frente al diletantismo y el liberalismo pequeñoburgués y la rutina en la dirección. Nos obligará a reforzar el fondo ideológico de nuestros cuadros y militantes en un momento histórico que reclama de nosotros la mayor firmeza en los principios ideológicos y organizativos, sin descuidar la necesaria flexibilidad táctica; el refuerzo de la vida militante y de la organización del Partido, sin abandonarnos al ensimismamiento de justificar la necesidad del Partido en su propia existencia. Queremos ser el instrumento del proletariado para dirigir la revolución y como tal seremos útiles a esa tarea solo si sabemos responder a nuestras responsabilidades para con nuestra clase.

El Comité Central Ampliado ha adoptado las medidas disciplinarias propuestas para garantizar la disciplina interna y se están dando pasos para recuperarnos plenamente de este golpe. La respuesta de la mayoría de la organización ha sido ejemplar: se han señalado críticas acertadas a la actitud poco previsora de la dirección y el ataque ha servido también para espolear el espíritu militante.

La celebración del III Congreso del Partido en diciembre próximo, cuando se cumplirán cincuenta años de la constitución del PCE (m-l), que fuera el primer baluarte del marxismo-leninismo en España, frente a la degeneración jruchovista, será una ocasión para profundizar en la fortaleza ideológica y política de nuestro partido y reforzar su organización con nuevas incorporaciones de militantes fogueados en esta batalla enriquecedora. El Pleno Ampliado aprobó los documentos, con las aportaciones de las diferentes Asambleas Congresuales, para su debate en el Congreso.

Los próximos meses van a ser duros, vamos a necesitar toda la firmeza y serenidad de juicio para orientarnos en una coyuntura muy fluida y en la que abundarán los intentos de confundir al proletariado y a su vanguardia, apartándonos de la senda de la revolución al pozo del formalismo burgués. No partimos de cero, pero este golpe nos ha enseñado también nuestras debilidades, que son muchas. Superarlas requerirá del esfuerzo de todos.

¡¡¡VIVA EL MARXISMO LENINISMO!!!

¡¡¡VIVA EL PCE (m-l)!!!

Madrid, octubre de 2014

Declaración colectiva por la absolución de Wafae Charaf y Boubker El Khamlichi

agosto 4, 2014 por  
Publicado en: Comunicados, Internacional

Wafae3En una clara violación de los derechos humanos, nuestros compañeros Wafae Charaf y Boubker Elkamlichi serán juzgados este lunes 4 de agosto en Marruecos por denunciar abusos y torturas a Wafae Charaf que aún sigue en prisión

4 de agosto de 2014.- Organizaciones de derechos humanos, ONGs y colectivos sociales de España y Marruecos nos hemos unido para solicitar al Ministerio de Justicia Marroquí la absolución de nuestros compañeros Wafae Charaf y Boubker ElKhamlichi que se celebra este lunes 4 de agosto en lo que es una clara violación de los derechos fundamentales de las personas.

Ambos fueron detenidos tras denunciar que dos agentes de policía no uniformados habían secuestrado, y agredido sexualmente a la compañera Charaf para abandonarla a 12 kilómetros de Tánger, tras la manifestación convocada por la Confederación de Obreros en la que participó el día 27 de abril en dicha ciudad. ElKhamlichi que acompañó a Wafae para poner una denuncia sobre su agresión fue detenido de forma irregular para luego ser puesto en libertad y se enfrenta a acusaciones de injuria y difamación.

Ambos son militantes de Vía Democrática, del Movimiento 20F y activistas por los derechos humanos. Wafae, compañera de Khamlichi, fue una de las principales impulsoras de la movilización del 27 de abril y es tremendamente grave que después de ser agredida tras la manifestación sea ella la que se encuentre en prisión tras presentar partes médicos de su estado físico y mental, y esté siendo sometida a duros interrogatorios para que retire su acusación, sufriendo un fuerte riesgo físico y psicológico.

Wafae2Boubker es un activista histórico, que fue preso político, torturado en las cárceles marroquíes y sindicalista, a su trayectoria, se une su labor incansable en la defensa de los derechos de los inmigrantes subsaharianos y en Europa por su trabajo en defensa de los derechos de las trabajadoras marroquíes en el sector de la confección con organizaciones internacionales como Ropa Limpia.

Es especialmente grave, que además de estar en la cárcel por denunciar una agresión, estos hechos no son aislados. Al caso de Wafae tenemos que unir el caso de Adiba Kabbali, militante de izquierdas de la Universidad de Foz y Sara Souyar, activista del Movimiento 20F. Consideramos una grave violación de los derechos humanos que se estén utilizando acciones represivas por parte del gobierno ante los movimientos sociales y especialmente contra las mujeres, deteniendo a las víctimas en vez de buscar y enjuiciar a los agresores.

Si el gobierno marroquí habla de democracia y de respecto de los derechos humanos este es un caso claro de su vulneración por eso enviamos estas cartas de petición de absolución al Ministerio del Interior y de Justicia marroquíes en las que demandamos:

– La liberación de Wafae Charaf,

– La retirada de los cargos contra Wafae Charaf y Aboubkr ElKhamilichi,

– El cumplimiento de los tratados internacionales firmados por Marruecos que prohiben las detenciones indiscriminadas y la tortura,

– La finalización de la campaña de acoso a activistas de la sociedad civil,

– La persecución y detención de los causantes de estas despreciables agresiones.

 

Wafae1Para tener más información sobre el relato de los hechos y nuestra petición entrar en:
http://boubkerabsolucion.wordpress.com/

http://boubkerabsolucion.wordpress.com/2014/07/23/carta-dirigida-a-los-ministerios-del-interior-y-de-justicia-del-reino-de-marruecos/

 

Constituida en Madrid la Asamblea Ciudadana Pro Referéndum sobre Monarquía o República

julio 28, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

referendumEn la ciudad de Madrid ayer 24 de julio de 2014 se constituyó la Asamblea Ciudadana Pro Referéndum (sobre Monarquía o República) de Madrid, siguiendo los pasos de la Asamblea Ciudadana Pro Referéndum Estatal, que había acordado el día 8 de julio constituir Asambleas Ciudadanas en todos los ámbitos territoriales del estado, incluidos los municipios y localidades.
El objetivo es contribuir a la campaña estatal con la recogida de al menos 75.000 firmas en Madrid que contribuyan a lograr las 500.000 firmas que son necesarias legalmente antes del 6 de diciembre para presentar ante la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados la solicitud de convocatoria de un Referéndum sobre el modelo de estado que abra la posibilidad de un nuevo proceso constituyente republicano en nuestro país.
En dicha reunión se distribuyó el Llamamiento para la constitución de Asambleas Ciudadanas Pro Referéndum en los diferentes barrios y localidades, se repartió el logotipo de la campaña y las primeras cajas de pliegos para la recogida de firmas a las asociaciones que integran desde hoy la Asamblea Ciudadana Pro Referéndum de Madrid
Las entidades que acudieron al llamamiento efectuado por la Asamblea Ciudadana Pro Referéndum estatal en el día de ayer y que constituyeron la Asamblea Ciudadana fueron la Junta Republicana de Madrid (así como diversas Juntas Republicanas locales: Moratalaz, Móstoles, Fuencarral, Fuenlabrada, Villaverde y otras), IU-CM, Los Verdes, EQUO, Alternativa Socialista, PCM, Izquierda Republicana, Unidad Cívica por la República (UCR), Republicanos, PCE M-L, UJCE y la Tertulia Republicana de Cienpozuelos. Asistieron como invitados algunas entidades como la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAAVV de Madrid) o Marea Verde de Madrid, que tienen que debatir internamente el tema con sus directivas o asambleas. Creemos que serán muchas más entidades las que en septiembre se unan a la causa de este Referéndum.
En la reunión las entidades debatieron sobre la hoja de ruta que se han planteado para esta campaña, que pondrá mesas para la recogida de firmas en todas las ciudades y pueblos de la Comunidad de Madrid y realizará diferentes actividades de cara a la movilización ciudadana y a la sensibilización social respecto a la importancia de este tema. Entre otras actividades se debatió la posibilidad de presentar la campaña en todas las Universidades Públicas de la Comunidad de Madrid, organizar un Festival o Concierto con artistas y cantantes que públicamente se identifiquen con los objetivos de la campaña y que sirva para el impulso de la misma, y se dejó libertad a las organizaciones para organizar actos públicos a favor de la República como modelo de estado y del derecho a decidir del pueblo español el modelo de país que quiere.
La Asamblea Ciudadana de Madrid piensa que ese derecho a decidir el modelo de estado, hoy por hoy y tras la abdicación de Juan Carlos de Borbón, le ha sido hurtado al pueblo español al habérsenos impuesto de forma acelerada una sucesión exprés en la monarquía (con el apoyo del bipartidismo del PP y del PSOE), pero sin que los ciudadanos hayan tenido la posibilidad de pronunciarse de forma democrática y plebiscitariamente. Teniendo en cuenta que el 75% de los ciudadanos españoles de 2014 no han tenido la posibilidad de votar la Constitución de 1978, no puede decirse que en nuevo rey Felipe VI haya sido aceptado por el pueblo.
Es por esto que necesitamos un referéndum, es por esto que vamos a lograr sobradamente más de 500.000 firmas para lograr un Referéndum que decida el modelo de estado futuro de este país.
ASAMBLEA CIUDADANA PRO REFERÉNDUM DE MADRID

¡Alto a la masacre en Gaza! ¡Solidaridad con el pueblo palestino!

julio 21, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

Israel_antisemitismoPor enésima vez, el estado de Israel se reafirma en su papel de gendarme del imperialismo en el Próximo Oriente, masacrando a la población palestina aprisionada en la franja de Gaza. En esta ocasión, el ataque, desarrollado con todos los medios de los que dispone la cuarta potencia militar del mundo y que ya ha sembrado más de 400 muertes, ha superado la agresión de 2012 y va camino de alcanzar el salvaje resultado de la operación “Plomo fundido” de 2008-2009, que resultó en 1401 palestinos (y trece israelíes) muertos.

Los medios de control de la opinión españoles, ridículamente empeñados en mostrar cómo afecta la agresión al otro lado de la frontera, no pueden sin embargo ocultar la atrocidad que supone el solo hecho de llevar a cabo un ataque semejante, y mucho menos el cinismo de los pretextos sionistas de «lucha contra el terrorismo». Lo cual no impide, sin embargo, que se afanen en situar la tragedia en segundo plano en los noticiarios (al imperialismo europeo le interesa más, obviamente, agitar las conciencias contra su rival ruso que contra Tel Aviv) y en esconder, desde luego, la complicidad de la UE en general, y España en particular, en la persistencia del asedio contra Gaza y de su correlato en forma de apartheid en el interior de Israel.

No es casual, por ello, que Asuntos Exteriores “recomiende” la salida de los periodistas de la franja, en un criminal acto de complicidad, para que el ejército israelí pueda llevar a cabo a sus anchas la labor genocida. Una actitud semejante pone al descubierto, una vez más, las vergüenzas de un Estado que, por su origen, no va más allá de los rasgos formales de una democracia, como se empeña en poner de relieve el Gobierno con su incesante merma de derechos sociales y políticos; un Estado que, por la misma razón, no está capacitado para dar lecciones de democracia a ningún país y que, plenamente integrado en el bloque imperialista atlántico, apoya en consecuencia sin rubor el genocidio contra el pueblo palestino.

Por su parte, el máximo representante de ese bloque, el Nóbel de la Paz Barack Obama, «se preocupa» cínicamente por las víctimas civiles en Gaza, tan sólo un día después de haber justificado la invasión con el «derecho a defenderse» de los israelíes. Y, mientras tanto, la ONU vuelve a hacer el ridículo discutiendo resoluciones sobre Ucrania mientras la tragedia palestina vuelve a recordar la cómplice pasividad de la “comunidad internacional” respecto a las ya aprobadas hace décadas contra la ocupación israelí.

El asalto a Gaza vuelve a poner de relieve que la solución impuesta a los palestinos (con una partición del territorio ejecutada en situación de dominio de Israel y que la ha afirmado), lejos de llevar a la verdadera independencia, supone establecer un estado de sitio perpetuo que los pone a merced de un Estado sionista que es profundamente segregacionista, terrorista y fundamentalista, y que está poderosamente armado gracias al sostén incondicional del imperialismo, y en especial de los EEUU. Al igual que en otras ocasiones, Tel Aviv ejecuta sus operaciones genocidas en función de su política interna, que nada tienen que ver con una supuesta «lucha contra el terrorismo».

Para promover una solución democrática y duradera para el pueblo palestino es necesario, por tanto, sostener una lucha continuada por una verdadera democratización en los propios países que hoy conforman el bloque imperialista atlantista (lo que, en el caso español, significa promover la ruptura con el régimen oligárquico del 78 y la conquista de una República de carácter popular), que conduzca a romper con el imperialismo y al establecimiento de unas relaciones exteriores basadas en la paz, la solidaridad, el respeto a los derechos de los pueblos y el rechazo a la guerra; y, junto con ello, no cesar en la exigencia de medidas contundentes contra el Estado de Israel, hasta forzarlo a asumir una salida negociada al conflicto, a partir de un amplio diálogo internacional, conducente al establecimiento de una Palestina libre, laica y democrática, que permita el retorno de los refugiados palestinos y la convivencia entre las diferentes comunidades.

En definitiva, llamamos a:

  • Intensificar la lucha contra el imperialismo y sus colaboradores, así como contra el sionismo y sus cómplices.
  • Denunciar la guerra de exterminio llevada a cabo contra el pueblo palestino y las condiciones que la hacen posible.
  • Incrementar la presión sobre el Gobierno para que tome sanciones contra Israel y las promueva en la UE.
  • Apoyar y promover iniciativas y movilizaciones exigiendo que se detenga la ofensiva militar israelí.

 

Comité Ejecutivo del PCE (m-l)

Julio de 2014

ALTO AL GENOCIDIO EN GAZA, SOLIDARIDAD CON PALESTINA

julio 15, 2014 por  
Publicado en: Comunicados, Convocatorias

MANIFESTACIÓN, DE PLAZA DE CÍBELES A PUERTA DEL SOL, JUEVES 17, 20H

ALTO AL GENOCIDIO EN GAZA, SOLIDARIDAD CON PALESTINA

#17JSOSGaza

Cartel 17J Madrid 1El pasado 12 de junio, Israel lanzó una campaña de castigos colectivos en la que mató a 15 palestinos y arrestó a más de 500, en una operación de búsqueda de 3 jóvenes israelíes que habían sido secuestrados al lado de una colonia en Cisjordania. 2 semanas más tarde, Israel anunció que su ejército había encontrado los cuerpos de los colonos. El Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu afirmó que se vengaría del Hamas al que culpó del triple crimen, a pesar de que este partido negó rotundamente desde el principio estar involucrado en el secuestro. Mientras el gobierno israelí incitaba a la represalias, los lemas racistas y ataques contra la población palestina se extendieron en los medios y en la calles de Israel, lo que resultó en el asesinato de un adolescente que fue quemado vivo en Jerusalén por unos israelíes ultras.

El martes 7 de julio, Netanyahu inició una operación militar de gran envergadura contra la Franja de Gaza, satisfaciendo así las exigencias de su Ministro de Exteriores. A lo largo de toda la semana, los bombardeos han sido constantes y han sacudido día y noche todo el territorio de la Franja de Gaza. Los blancos del Ejército israelí han sido los barrios más poblados, golpeando cientos de casas, hospitales, ambulancias, una mezquita a la hora del rezo, un hospital geriátrico, un centro destinado al cuidado de personas discapacitadas, el sistema de saneamiento y de distribución de agua, etc.

Han sido asesinadas cruelmente 175 personas, un 80 por ciento de ellas niños y niñas, mujeres y personas mayores. Hay 1250 personas heridas, con graves quemaduras, miembros seccionados y metralla en todo el cuerpo. Médicos palestinos e internacionales han denunciado que el Ejército de Israel esté utilizando armas de plomo fundido y bombas DIME, que provocan amputaciones y heridas de mucha gravedad. Más de 10.000 personas han sido desplazadas a la fuerza y alojadas en escuelas, mezquitas y edificios públicos.

Las masacres civiles se repiten cíclicamente en Gaza. Recordamos con horror la operación denominada Plomo Fundido en la que murieron más de 1400 personas o la de Pilar defensivo en la que hubo 170 víctimas mortales. A pesar de las evidencias, ninguno de los responsables israelíes por estos crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad ha sido procesado. Condenamos estos crímenes atroces contra una población indefensa, así como los ataques racistas del Ejército, policía y colonos israelíes contra las palestinas y palestinos de Cisjordania, Jerusalén Este e Israel.

Esto no es una guerra, es una operación de castigo colectivo por algo que no ha cometido la población de Gaza. Esto no es una operación defensiva contra los cohetes del Hamas, es un genocidio contra el pueblo palestino. No se puede equiparar al ocupado con el ocupante. No se puede obviar que Israel incumple decenas de resoluciones de Naciones Unidas y viola sistemáticamente el Derecho Humanitario Internacional y los Derechos Humanos del pueblo palestino, incluyendo su derecho a la autodeterminación. Israel suspendió las conversaciones de paz lideradas por Estados Unidos y no ha parado de construir colonias ilegales en Cisjordania y Jerusalén Este, utilizando a su población civil con fines de anexión territorial. Israel mantiene a más de cinco mil presos palestinos en sus cárceles, muchos de ellos sin cargo ni juicio.

Condenamos la inacción, el silencio, el doble rasero y la complicidad de los dirigentes españoles y europeos que en vez de presionar eficazmente a Israel para que ponga fin a sus crímenes y violaciones de la legalidad internacional, han convertido a Israel en un socio privilegiado en los ámbitos comercial, académico, militar y de innovación. Nuestros gobiernos no han cumplido sus obligaciones establecidas por el Dictamen del Tribunal Internacional de Justicia contra el Muro del Apartheid del 9 de Julio 2004. No han puesto fin al Muro ni a las colonias israelíes en territorio palestino. Cada arma comprada por España a Israel es un arma probada contra los niños y niñas de Gaza. Cada arma vendida a Israel es un arma que será utilizada contra población civil en clara violación del Derecho Internacional Humanitario. Basta de complicidad.

También condenamos la falsa asimetría establecida por aquellos medios de comunicación que equiparan la artillería de uno de los Ejércitos más poderosos del mundo con los cohetes artesanales fabricados por milicias y abrazan los argumentos israelíes del “derecho a defenderse contra Hamas”.

Hoy, la ciudadanía está movilizada para poner alto al genocidio del pueblo palestino y acabar con la complicidad de nuestros gobiernos en Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Girona, Granada, Pamplona, Málaga, Sevilla, Palma, Santander, y Madrid. En muestra de solidaridad con el pueblo palestino, las organizaciones convocantes y las personas aquí reunidas pedimos al gobierno español y a los gobiernos locales y autonómicos que:

  • Condenen enérgicamente a Israel por los crímenes cometidos contra la población civil de Gaza y exijan que pare de inmediato esta ofensiva militar,
  • Presionen eficazmente a Israel para que detenga los ataques racistas contra los palestinos y palestinas en Cisjordania, Jerusalén Este e Israel y cumpla con su obligación legal de acabar con la ocupación de Palestina.
  • Envíen ayuda humanitaria y exijan que Israel cumpla con el derecho internacional humanitario y que, junto con Egipto, abran los pasos para permitir los movimientos de personas y garantizar el acceso de la ayuda de emergencia y de reconstrucción a la Franja de Gaza.
  • Garanticen el levantamiento del bloqueo criminal a Gaza que constituye un castigo colectivo a un millón setecientas mil personas.
  • Pidan la suspensión del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea e Israel como medida de presión para que este Estado cumpla la legalidad internacional.
  • Suspendan la venta de armas y la colaboración en materia militar con Israel. Cada arma comprada a Israel es un arma probada contra población civil palestina.
  • Apoyen la ratificación del Estatuto de Roma por la Autoridad Palestina para que se puedan llevar a los responsables de los crímenes de guerra contra el pueblo palestino a la Corte Penal Internacional.

Vía Democrátic​a apoya las luchas populares por la III República

junio 11, 2014 por  
Publicado en: Comunicados, Internacional

Vía Democrática apoya la iniciativa de la izquierda militante hacia la instauración de la Tercera República, así como las luchas de los pueblos del Estado español y de sus fuerzas vivas para llevar a cabo un proceso de autodeterminación a través de un referéndum libre y popular.

El pasado lunes, 2 de junio de 2014, se produjo la renuncia al trono del rey Juan Carlos I en favor de su hijo, el príncipe heredero Felipe. La decisión se produce en el marco de un nuevo intento de las clases dominantes para salvar el sistema surgido de la denominada “transición democrática” que ya ejecutaron en la segunda mitad de la década de 1970.

En medio de la severa crisis económica y grave corrupción política que vive el país, se están produciendo numerosas manifestaciones populares tras la quiebra del sistema y su puesta en evidencia tras los recientes resultados en las elecciones europeas (el declive electoral de los dos “grandes” partidos, en comparación con el ascenso de la izquierda: Izquierda Unida, Podemos, Izquierda Republicana, Izquierda catalana, Izquierda Abertzale, entre otros) unido a la baja popularidad de la Casa Real tras los sucesivos escándalos en los que se han visto inmersos miembros de la familia real en casos de corrupción, los safaris del rey a África en pleno apogeo de la crisis, etc..

En respuesta a esta maniobra, las fuerzas de la izquierda política junto a los movimientos sociales han convocado manifestaciones para exigir la celebración de un referéndum sobre el modelo de estado (monarquía o república). Decenas de miles de personas salieron a la calle ondeando banderas de la Segunda República, reivindicando el establecimiento de la República y exigiendo el derecho de los pueblos a la libre determinación.

Vía Democrática en el marco de su tradición revolucionaria e internacionalista, anuncia lo siguiente:

  1. Consideramos que estas manifestaciones son la continuación de aquellas luchas populares protagonizadas en los países del centro contra la dictadura del capital y auspiciadas, en buena parte, por los procesos revolucionarios acontecidos en el 2011 en algunos países del Magreb y el mundo árabe.
  2. Apoyamos la iniciativa impulsada por la izquierda combativa para la reinstauración de la República. Asimismo, respaldamos las luchas de los pueblos del Estado español por su derecho a la autodeterminación a través de un referéndum, para elegir el sistema político que mejor se adapte a sus legítimas aspiraciones de libertad, dignidad e igualdad.
  3. Hacemos un llamamiento al gobierno español a someterse a la voluntad popular y el cumplimiento de la misma.
  4. Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas democráticas y solidarias existentes en Marruecos para que extraigan las lecciones necesarias sobre el fracaso del modelo de la “transición democrática”, tal como es concebido y promocionado por el imperialismo y que se ha instaurado ampliamente en nuestros respectivos países al objeto de servir para reprimir las luchas de los pueblos y su sometimiento, debilitando a sus movimientos sociales para garantizarse la continuación de la supremacía de las clases dominantes bajo un nuevo formato.

Via Democrática, Secretariado nacional

Rabat, a 4 de junio de 2014

Comunicado del Sector Crítico de CCOO sobre la abdicación de Juan Carlos I

junio 6, 2014 por  
Publicado en: Comunicados

Ante la noticia de la abdicación de Juan Carlos I e inicio del proceso de sucesión, el Sector Crítico de CCOO quiere hacer las siguientes consideraciones:

Resulta Inaceptable que trascurridos 39 años desde la proclamación de Juan Carlos I como rey por las cortes franquistas, se pretenda cerrar la sucesión en la persona de su hijo Felipe de Borbón, en un proceso que, al igual que la modificación del artículo 135 de la Constitución de 1978, no permite un debate democrático adecuado, ni la consulta a la ciudadanía sobre el modelo de Estado.

Tras las elecciones del pasado 25 de mayo, ha quedado constatado que el PP no dispone ya  de la mayoría parlamentaria para dirigir ese proceso, ni en solitario, ni uniendo sus fuerzas con PSOE.

Pretender resolver una cuestión de tanta trascendencia en apenas un mes y apoyándose en una representación hoy superada en las urnas y en las constantes movilizaciones, es un nuevo e inaceptable atentado antidemocrático que se suma a la imposición constante de recortes laborales, sociales y de los derechos democráticos.

No se trata solo de la figura de un Jefe de Estado no electo por el pueblo: lo que los trabajadores y la ciudadanía ha puesto en cuestión estos años con las movilizaciones masivas, es la anacronía de un modelo, de un marco político, social e institucional que no responde a sus necesidades. Los constantes casos de corrupción, los recortes sociales, la permanente    degradación de los derechos democráticos conquistados por los trabajadores (más de 147 sindicalistas de CCOO, están procesados con peticiones de cárcel, por ejercer el derecho a la Huelga), señalan la necesidad de recuperar el control democrático de las instituciones del estado.

Por todas estas razones, manifestamos nuestro apoyo:

1  A la exigencia expresada por numerosas organizaciones políticas y sociales, de convocatoria de un Referéndum vinculante y con suficientes garantías, que permita a los ciudadanos optar entre monarquía y República como forma de Estado.

2.  A la convocatoria que en tal sentido ha efectuado la Junta Estatal Republicana y que el próximo 7 de junio se concreta en la celebración de Manifestaciones en todas las capitales de España.

Animamos, a los afiliados y afiliadas de CCOO y al conjunto de la clase trabajadora a participar activamente en todas las acciones convocadas para reclamar la celebración de un Referéndum sobre el modelo de Estado con las suficientes garantías. Y llamamos, a las organizaciones sociales y políticas progresistas y de izquierda a trabajar unidas por la apertura de un proceso constituyente que permita a la mayoría social recuperar la soberanía que se le pretende hurtar.

Junio 2014

Página siguiente »