Comunicados CIPOML

Sabido es que, en su discurso del 20 de mayo pasado, el jefe del Estado Patrice Talon declaró (entre otras cosas): «soy consciente de que nadie puede faltar en la tarea de construir nuestro país; próximamente invitaré a toda la clase política a conversaciones sinceras, francas y constructivas para nuestro bien común, es decir Benín».

En declaraciones hechas el 21 de mayo, el Partido Comunista de Benín (PCB) declaraba a propósito de esto que «todas las medidas avanzadas en su discurso de mano tendida a la oposición para esas conversaciones "directas, francas y constructivas" no son más que iniciativas para consolidar la autocracia y presentarla menos odiosa ante la opinión internacional».

Rechazado por más del 50% de la población, después de haber disparado con balas y matado los 1y 2 de mayo de 2019, para defender su política; después de haber callado en el Consejo de Ministros el 8 de mayo sobre esas muertes; imperturbable por los destrozos materiales causados; después de haber instalado a sus diputados como funcionarios; criticado por todos los demócratas del mundo por sus crímenes contra el pueblo, Talón se ha decidido a hablar. Después de tanta canallada, convencido de haber ganado una batalla contra el pueblo, decidió hablar el lunes 20 de mayo. ¿Para qué?

A los trabajadores, la juventud y los pueblos del Ecuador, a la opinión pública:

El caso Julian Assange revela un elemento más de la naturaleza real del régimen de Lenín Moreno, de sumisión total, de acuerdos abiertos y encubiertos con los círculos imperialistas de las potencias como Gran Bretaña y los Estados Unidos, pisoteando la soberanía nacional, los derechos humanos, el derecho de asilo diplomático de los perseguidos políticos y el ejercicio de la retaliación en contra de quienes se oponen a la política del gobierno.

En efecto, el gobierno ha autorizado complaciente para que la policía inglesa penetre en la embajada ecuatoriana en Londres para detener a Julian Assange, hacker australiano que permanecía en condición de asilado político en la sede diplomática de nuestro país. Vale recordar que Assange a través de su portal informático ha publicado centenares de mensajes, comunicados y correos en los que se muestra cómo los Estados Unidos, principalmente, ejercen las presiones, tramas y chantajes diplomáticos para sostener su dominación política hegemónica a nivel mundial; por ello es que sufre persecusión y serias amenazas a su vida.

Ante una Unión Europea que crea más paro que puestos de trabajo, que elabora reformas favorables para los patronos y degradación de las condiciones y situación de los trabajadores;

una unión europea que proclama que el euro reduce la inflación mientras los pueblos sufren el aumento del coste de la vida, de los alimentos, medicinas, transporte público, petróleo, gasolina…;

una Unión Europea que pretende defender la paz, pero crea un ejército europeo ligado a la OTAN, y que lleva a cabo guerras para proteger las inversiones de las empresas europeas en el mundo;

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, J. Guaidó, se ha proclamado presidente interino de la república, en lugar del presidente elegido, Maduro. Esa proclamación tuvo lugar el 23 de enero durante una manifestación de oposición al régimen venezolano.

Esta tentativa de golpe de Estado está visiblemente preparada con el apoyo del imperialismo estadounidense: Trump y varios de sus ministros han «reconocido» inmediatamente a Guaidó y se han felicitado de ese cambio político, a lo que se han unido varios gobiernos de países latinoamericanos y Canadá. Los gobiernos de Francia, España, Alemania y la UE han considerado que la reelección de Maduro, en mayo pasado, fue «ilegítima» y exigen nuevas elecciones, lo que equivale a apoyar el golpe de Estado. Macron ha llegado a «saludar el valor de los cientos de miles de venezolanos en marcha por su libertad».

Desde México a los trabajadores y los pueblos, a los revolucionarios y comunistas.

En México y conmemorando el final de Primera Guerra Mundial que ocasionó grandes y graves daños a la humanidad y que fue también el escenario en que triunfó la primera revolución proletaria: la Gran Revolución de Octubre; cuando se celebra el bicentenario del natalicio de Carlos Marx, el gran maestro del proletariado, se cumplió exitosamente los trabajos la 24 XXIV Plenaria de la Conferencia Internacional de Organizaciones y Partidos Marxista-Leninistas CIPOML. Se valoró la situación internacional y precisó las responsabilidades y tareas del movimiento obrero, popular y revolucionario. Discutió importantes problemas del trabajo de los partidos y organizaciones de la CIPOML señalando los compromisos y tareas, afirmando las perspectivas de desarrollo.

¡Solo la Revolución Proletaria es cambio! ¡Somos las masas las hacedoras de la historia!

Hoy en México se realiza la jornada electoral más extensa de todo el periodo de la democracia burguesa en nuestro país, por el número de puestos que son electos (Presidencia de la república, Congresos de la Unión, 9 gubernaturas, 27 congresos locales, 1596 municipios) ; en medio de una creciente violencia que incluye más de 132 asesinatos vinculados al proceso electoral; por parte de los candidatos y partidos burgueses que derrocharon inimaginables cantidades de recursos del erario público, en una campaña hueca en propuestas para atender los grandes problemas que laceran a la clase obrera y los pueblos de México.

Los partidos dominantes, causantes de los principales problemas que afronta el pueblo, no pueden ser la solución

Las elecciones del 24 de junio se llevaron a cabo bajo las condiciones del estado de emergencia, la desigualdad, el monopolio de los medios y el discurso político opresivo y polarizador del gobierno. Por lo tanto, la declaración de Erdogan de una «celebración de la democracia» -que justificó por la alta participación- no refleja la realidad. No se puede afirmar que la elección fuera justa o que se realizara en condiciones de libertad y de igualdad de oportunidades para la propaganda: la 'Alianza Presidencial' utilizó temerariamente todos los recursos del gobierno y convirtió su opresión en violencia física, causando la muerte de cinco personas en una elección sangrienta, cuya legitimidad seguirá siendo discutida.

Con motivo de la cumbre de la OTAN en Bruselas (julio de 2018) y de todas las movilizaciones que se organizarán para denunciar esta alianza militar belicista, decimos:

No a la OTAN
No a la política de guerra europea
Solidaridad internacional contra la reacción y la política de guerra y de austeridad del imperialismo

Los días 11 y 12 de julio, los representantes de los 29 estados miembros de la mayor coalición militar, liderados por el imperialismo estadounidense, llevarán a cabo su reunión anual en el búnker de la OTAN, en Bruselas.
Prosiguiendo la línea de Obama, pero con su propio estilo provocador, Trump presionó a sus aliados para que elevaran su presupuesto de guerra al 2% del PNB y todos accedieron. En todos los estados miembros de la OTAN, los gobiernos aumentan en decenas de miles de millones de euros, coronas... los presupuestos dedicados a nuevas armas, a expensas de los presupuestos de educación, salud, necesidades sociales... La militarización de las economías y de los estados se está desarrollando rápidamente.

Solidaridad internacional contra la reacción y la política belicista y de austeridad del imperialismo

Los partidos y organizaciones marxista-leninistas de Europa, han celebrado con éxito su Conferencia anual en París, en junio de 2018.

El análisis colectivo de la situación actual en Europa y el intercambio de experiencias han puesto en evidencia dos tendencias principales:

En primer lugar, los estados imperialistas llevan a cabo una competencia cada vez más feroz que multiplican los centros de tensión en el mundo.

La política de guerra se acentúa acompañada por la militarización de la sociedad. Se dedica cada vez más dinero para armamento y las guerras, y cada vez menos para las necesidades sociales de las masas populares.

Urge denunciar y combatir esta política en todos los países, internacionalmente, movilizar a los trabajadores y a los pueblos contra la OTAN y la «política de defensa europea», la militarización de la sociedad y el aumento de los presupuestos de guerra, contra el desarrollo de las operaciones militares de los ejércitos en Europa, el Próximo Oriente y en África.

Es la primera vez que Macron, en tanto que Jefe de Estado, ha decidido lanzar misiles contra Siria, en estrecha colaboración con Trump y Teresa May. Se une así a la troika que se permite sembrar fuego, guerra y devastación allá donde el imperialismo de EEUU lo decide.

Fue Trump el que, el 13 de abril, dio la señal de ataque con un centenar de misiles, después de lanzar una serie de propósitos incoherentes y haber sido «corregido» por su Secretario de Defensa. Para T. May, «no hay otra alternativa»: es lo que dijo al acusar a Rusia de llevar a cabo «una acción de guerra química» envenenando a un antiguo espía ruso, agente de los británicos. En cuanto a Macron, continúa la política de guerra de Hollande, el cual decidió empeñar al ejército francés junto a la coalición estadounidense desde el 2014. Sin embargo, Macron tiene que marcar su «diferencia»: a partir del momento en que la «línea roja de los bombardeos químicos» fuera rebasada por el régimen sirio, Francia replicaría apuntándolo con una acción militar. Es una manera de desmarcarse de Hollande, que había utilizado la misma amenaza, y a la que tuvo que renunciar por la decisión de Obama de no utilizar los bombardeos contra las fuerzas sirias.

Estos ataques tienen como objetivo materializar sus intereses en Siria y Oriente Próximo y tienen como blanco a los pueblos de la región.

En el amanecer del sábado 14 de abril, aviones y misiles norteamericanos, británicos y franceses atacaron Siria. Estos ataques no tienen ninguna justificación. Las fuerzas imperialistas atacaron a otro país, una vez más, sin presentar pruebas concretas, como ocurrió en Irak. Estos agresores imperialistas dicen representar a la comunidad internacional y afirman que castigan al régimen de Assad en su nombre. De hecho, estos ataques pretenden materializar los intereses imperialistas en Siria y Oriente Próximo y tienen como blanco a los pueblos de la región.

Estos ataques, y el hecho de que Rusia, que respalda a Siria, haya manifestado que contestaría todos los ataques para después no hacer nada, prueban una vez más que cuando se lucha contra un país imperialista no se puede confiar en otro imperialista.

La Asamblea general del Frente para el Arrebato Patriota (FSP) se ha reunido el 30 de marzo de 2018 para analizar la situación nacional, cuando faltan pocos días para las jornadas simbólicas de los días 4 y 6 de abril. El 4 de abril de 2017 tuvo lugar una gran victoria, en la que la acción combinada de los trabajadores y los diputados de la minoría parlamentaria hizo fracasar el funesto proyecto de constitucionalizar el gobierno autocrático de Patrice Talon. A raíz de esa derrota histórica, Talon se mantuvo en el gobierno mediante artimañas.

El 6 de abril hará dos años que Patrice Talon se hizo con el poder. Durante estos dos años, ha puesto patas arriba el país, destruyendo sus bases institucionales. Ha sometido al Parlamento, domesticado la HAAC y marginado la Audiencia Constitucional, al no poder destruirla. Prometió al pueblo que después de esos dos años saldría del túnel, pero en estos dos años lo único que ha tenido el pueblo es hambre y desesperanza. Desde hace más de dos meses el país está bloqueado, no tiene salida alguna. La situación financiera es un desastre, con una deuda récord que no cesa de aumentar. Patrice Talon no oye, no escucha.

Piattaforma Comunista

El resultado de los votos contabilizados y la creciente abstención (27,1% del electorado, equivalente a cerca de 12,5 millones de ciudadanos) en las elecciones del 4 de marzo revelan una amplia protesta popular, antisistema y anti-UE. Decenas de millones de obreros, de trabajadores, de desempleados, de mujeres del pueblo, han negado su apoyo a los tradicionales y corrompidos partidos que han gobernado en las últimas décadas. Muchas de esas personas, sin una conciencia de clase y decepcionadas por la izquierda burguesa, se han encomendado a los partidos populistas y xenófobos, creyendo que con ellos se va a cambiar y salvaguardar sus intereses. Posiblemente sólo el desarrollo de la lucha de clases y el trabajo de los comunistas logrará cambiar esa posición.

La fraternidad entre los pueblos es bombardeada en Afrín, ¡y Turquía es arrastrada al atolladero de una guerra regional! Como Partido del Trabajo (EMEP), hacemos un llamamiento a los pueblos de Turquía y a los trabajadores de todas las nacionalidades para exigir el FIN de la operación de Afrín, que empuja al país a un círculo de fuego por los intereses del Gobierno. La Operación Afrín, que comenzó el sábado después de largos preparativos, es celebrada por el gobierno turco y sus medios de comunicación como una victoria. Afrín está gobernado democráticamente por los kurdos y otros pueblos de la región. Mientras las bombas caen sobre la ciudad, donde viven hasta un millón de civiles -entre ellos hay quienes escapan de la guerra civil siria-, los representantes del régimen de Erdoğan afirman, más bien burlonamente, que «liberarán Afrín». Por el contrario, la operación 'Rama de Olivo’ aviva las llamas de la enemistad entre kurdos y turcos, y arrastra a Turquía al centro del atolladero de la guerra en la región.

«¿Qué esperamos?» Nueva campaña de rechazo a la política de austeridad de la coalición en el poder 

El anuncio de la aplicación de medidas previstas por la ley de Finanzas, que acaba de ser aprobada por la mayoría reaccionaria del Parlamento, ha provocado una oleada de protestas por todo el país.

Ya antes de la presentación de dicha ley en el Parlamento, mientras se discutía a puerta cerrada por comisiones especializadas, el Frente Popular (FP), al que correspondía constitucionalmente la presidencia de la Comisión de Finanzas, advirtió públicamente contra las medidas antipopulares que contenía dicha ley, cuyo objetivo era descargar el peso de la crisis sobre las clases populares. Desde el mes de noviembre, los dirigentes del FP, mediante la masiva distribución de octavillas, y a través de reuniones y mítines en todo el país, alertaron a los trabajadores y a los más desfavorecidos sobre los días difíciles que se avecinaban.

Partido de los Trabajadores de Irán (Toufan), miembro de la CIPOML

La revolución es la partera de los sistemas caducos, que  tienen en su seno la futura sociedad. Las raíces del movimiento en Irán, que está entrando en su quinto día, son la expresión contra la criminal camarilla que detenta el poder; un gobierno que no representa al pueblo y que intenta oprimir a las masas empobrecidas.

Este movimiento representa la sabiduría frente a la ignorancia, contra la pobreza, el desempleo, la corrupción,  el desfalco de miles y miles de millones por los oficiales del ejército, quienes saquean los exiguos ahorros de millones de trabajadores, y contra la represión política. Es un grito de indignación de millones de personas que han esperado pacientemente durante años y quieren cambiar el régimen de la República Islámica, que se tambalea desde sus cimientos.

Declaración del Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil

Presionado por el ejército, Robert Mugabe, presidente de Zimbabue, presentó su dimisión el pasado martes 21 de noviembre. Inmediatamente, las oficinas imperialistas y pro imperialistas manifestaron su júbilo y anunciaron el fin de un dictador, insistiendo en el pretendido fracaso de Mugabe y de su ruinosa política económica.

Frente a esta repugnante campaña de falsa información, el Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil quiere restablecer la verdad sobre los hechos.

  1. Los militares y el imperialismo han perpetrado un golpe de Estado contra el poder patriótico de Mugabe.

  2. Mugabe es, y será siempre en la memoria del pueblo zimbabuense y en la historia, el héroe de la lucha contra el régimen racista de Ian Smith, y el que dio a los zimbabuenses su libertad y orgullo.

Resolución de la XXIII Plenaria de la CIPOML sobre las intervenciones militares en África del Oeste y la región subsahariana

  • Considerando las intervenciones militares de las potencias imperialistas (EEUU, Francia, Unión Europea) en la zona subsahariana y África del Oeste so pretexto de la lucha contra el terrorismo yijadista, mediante operaciones como Serval, Barkhane y del G5,
  • Considerando el incremento de bases y tropas militares de las potencias imperialistas, instrumentos de agresión y fuente de inseguridad para los pueblos, en el territorio de los países de África del Oeste y de la región subsahariana,
  • Considerando los graves atentados a la soberanía nacional, a la integridad territorial y al saqueo de los recursos mineros y agrícolas de los países de África del Oeste, por las potencias imperialistas y los monopolios,
  • Considerando la rivalidad y contradicciones entre las diversas potencias imperialistas por el control de la sub-región de áfrica del Oeste y de la región subsahariana,

La XXIII Conferencia de la CIPOML se ha celebrado con éxito en Túnez, en noviembre de 2017, con la participación de la mayor parte de sus partidos y organizaciones miembros.

La Conferencia se ha centrado en el análisis de la evolución de la situación internacional, que se caracteriza por:

  • La profundización de la crisis general del sistema capitalista e imperialista, y sus dramáticas consecuencias sobre la clase obrera y pueblos del mundo (desempleo, deterioro de las condiciones de vida y laborales, destrucción del medio ambiente).
  • Agudización de la tensión en el mundo y la multiplicación de focos de guerra.
  • Agudización de las contradicciones interimperialistas por la conquista de países (saqueo de sus recursos naturales, por la conquista de los mercados).
  • Auge de fuerzas fascistas, nacionalistas y chovinistas en países imperialistas y otros.

Plenaria de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-leninistas (CIPOML)

La reciente Reunión Plenaria de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas, ante la situación creada tras la celebración, el pasado día 1 de octubre, de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, manifestamos:

  • Es cierto que sectores de la burguesía catalana han utilizado el movimiento popular por la autodeterminación para ocultar sus casos de corrupción y su propia responsabilidad en la degradación de la situación social en Cataluña; es verdad asimismo que la pequeña burguesía catalana ha encontrado en el nacionalismo el asidero que buscaba ante la prolongada crisis económica, para exigir una renegociación de su estatus frente a la oligarquía española, logrando arrastrar a importantes sectores populares a un camino político cuyas consecuencias eran previsibles, dado el carácter reaccionario del Gobierno español.

CIPOML: Rechazamos la intervención imperialista en Venezuela y condenamos la violencia reaccionaria

Los acontecimientos que se desarrollan actualmente en Venezuela expresan la injerencia del imperialismo norteamericano, de los países imperialistas de la Unión Europea, la intervención de la OEA y los gobiernos reaccionarios de América Latina, muestran la utilización de la violencia reaccionaria por parte de la oligarquía y la reacción que pretenden restaurar sus privilegios y terminar con las realizaciones sociales producidas en una primera etapapor la llamada “Revolución Bolivariana”.

El imperialismo yanqui no tolera las medidas de recuperación de la explotación petrolera adoptadas por el gobierno venezolano y la injerencia de China en la economía y recrudece sus acciones para reconquistar y ampliar sus intereses en la explotación del petróleo, los demás recursos naturales y el aprovechamiento del mercado venezolano.