Imprimir 

La nueva corporación municipal resultante de las elecciones municipales del 26 de mayo ha comenzado a trabajar el miércoles 19 de junio de una manera bastante vergonzosa. En un Pleno Municipal declarado extraordinario y de urgencia (y secreto, añadimos, ya que no ha sido anunciado previamente ni retransmitido en directo por primera vez en los últimos 4 años) ha aprobado una escandalosa subida del 16,75% para el salario de la alcaldesa y un 10,60% para el resto de los y las concejales.

Con ello, algunos de los nuevos salarios pasan a ser los siguientes:

Las organizaciones que secundamos esta nota recibimos esta noticia llenas de estupor, malestar y preocupación. Existen muchos problemas sin resolver en nuestro municipio por falta de presupuesto, muchos de ellos heredados de la legislatura anterior, y el sueldo de nuestros representantes públicos no es ninguno de ellos.

Demasiadas veces hemos encontrado la misma respuesta ante la mala gestión municipal: la culpa era de la falta de presupuesto. Pero el otro día nos enteramos que existe el suficiente presupuesto para subirse el sueldo a costa de las arcas públicas, las que costosamente llenamos los vecinos y vecinas de Móstoles con nuestros impuestos y que tanta falta hacen para hacer frente a las necesidades de nuestro municipio.

No deja de indignarnos el oscurantismo con el que la Corporación ha actuado, no convocando a los medios, y sin informar en la portada de la página web municipal a diferencia del resto de reuniones del Pleno, lo que demuestra la intención de ocultar ante el pueblo la decisión que iban a formalizar.

La imagen de nuestra clase política es lamentable. No nos valen explicaciones vagas y disculpas extemporáneas, solicitamos al Ayuntamiento de Móstoles que deje sin efecto este nuevo acuerdo y destine el presupuesto económico a Móstoles, a sus ciudadanos y ciudadanas.

Igualmente exigimos que la transparencia, tantas veces invocada, sea de una vez y para siempre la seña de identidad de nuestras instituciones públicas, en lugar de la opacidad y la ocultación de las decisiones que nos afectan directamente como contribuyentes a las que, lamentablemente, pretenden acostumbrarnos quienes se dicen representantes del pueblo.

Móstoles 25 de junio de 2019.


Organizaciones firmantes: