Colectivo Republicano “Antonio Machado”, Federación Republicanos y PCE (m-l)

Este lunes 14, M. Rajoy entrega en el Alcázar las cruces de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, a catorce personalidades y entidades españolas e internacionales, y de la que Felipe VI es el Gran Maestre.

Viendo la lista de galardonados, no podemos dejar de sentir vergüenza e indignación ante tal ataque a la dignidad de la verdadera cultura española. Leamos atentamente esa relación: Irina Bokova, Valentín Fuster Carulla, Rebeca Grynspan, Alicia Koplowitz Romero De Juseu, Carmen Laffón De La Escosura, Soledad Lorenzo García, Hermann Parzinger, Renzo Piano, Gil Carlos Rodríguez Iglesias, Marianne Thyssen, Gustavo Torner de la Fuente y José Joaquín de Ysasi-Ysasmendi Adaro. Como se ve, todo un elenco de personas relacionadas con el mundo de los negocios y la empresa.

Pero siendo este un grave problema no es el mayor de todos. El mayor atentado de todos es que Felipe VI representa una institución antidemocrática que nadie ha elegido, y que las élites nombraron a espaldas de la mayoría social. Siempre y especialmente desde aquel nefasto día que sucedió en el trono, tras la abdicación exprés, a su padre Juan Carlos I, las organizaciones que suscribimos este comunicado hemos luchado para que se abra un proceso constituyente que devuelva la soberanía al pueblo y una República que siente las bases de un verdadero y real cambio. Pero ello no se conquistará sin el esfuerzo y el trabajo colectivo a través del pueblo encuadrado en sus organizaciones y que agrupe a todos los sectores perjudicados por este estado corrupción y latrocinio al cual nos están sometiendo. Porque lo que verdaderamente asusta a los personajes que nos visitarán es un pueblo organizado y preparado, ese es su temor y ese debe ser nuestro trabajo inmediato, pues sin organización, no hay victoria posible, un pueblo dividido, desorganizado, sin partidos o sindicatos de referencia es presa fácil del poder.

Por eso y a pesar de todas las dificultades queremos manifestar que es posible dar la vuelta a este estado de podredumbre en el cual nos vemos inmersos, por ello manifestamos nuestro compromiso con la lucha conscientes de que nadie nos va a regalar nada, que para que nazca algo nuevo es condición indispensable que lo viejo muera.

Por ello, conscientes del momento histórico en que nos encontramos y sabiendo que el futuro seguirá siendo de lucha, las organizaciones que suscribimos este comunicado insistimos que sin unidad, organización política y social y objetivos claros no podremos conseguir los anhelos comunes que todos ansiamos, que no son otros que terminar con una monarquía heredera del fascismo y que protege y ampara a los poderes económicos y sociales (de lo que aquellos son un botón de muestra) que están ahogando a la inmensa mayoría del pueblo español.

¡Viva la República!